domingo, 19 mayo 2024

Científicos chinos brindan análisis de respuesta a terremotos de Turquía a la ONU

¡Sigue nuestras redes sociales!

"Los datos pueden ayudar a los formuladores de políticas a analizar las situaciones de desastre en diferentes áreas y asignar mejor los recursos de ayuda"

Agencia Xinhua

Un equipo de investigación de la Universidad de Wuhan ha proporcionado datos de teledetección de las áreas de Turquía afectadas por los terremotos de la semana pasada al Centro de Satélites de las Naciones Unidas (UNOSAT) para ayudar en los esfuerzos de socorro.

Luego del primer sismo, UNOSAT anunció la activación de su servicio de cartografía de emergencia en las zonas afectadas.

Un equipo de investigación del Laboratorio Estatal Clave de Ingeniería de la Información en Topografía, Cartografía y Teledetección de la Universidad de Wuhan fue invitado a participar en el programa para mapear las luces nocturnas en dichas áreas a través de datos de sensores remotos.

“En el pasado generalmente se creía que cuanto más cerca estaba un área del epicentro, mayor era la pérdida. De hecho, esto no tenía en cuenta las diferentes capacidades de resistencia a desastres de diferentes áreas”, explica Li Xi, líder del equipo.

Los cambios en las luces pueden reflejar directamente la escala del daño en diferentes ciudades y pueden usarse para evaluar las capacidades de resistencia a desastres. En el caso de escasez de recursos, pueden desempeñar un papel importante en la formulación de estrategias de rescate más específicas, según Li.

El equipo ha analizado datos satelitales, que se actualizan todos los días, combinando las observaciones macro y micro. Los expertos utilizan los satélites de alta resolución de China para llevar a cabo el monitoreo de alta precisión de las luces en las áreas afectadas.

El satélite de ciencias terrestres SDGSAT-1, desarrollado por la Academia de Ciencias de China, proporcionó datos previos al temblor para que los investigadores los compararan con las condiciones posteriores.

También se han empleado el telescopio espacial comercial Yangwang-1, desarrollado por Origin Space Technology Co., Ltd., y el micro-nano satélite QMX-1, desarrollado por la Universidad de Wuhan.

Mientras observaba con precisión las luces a través de satélites de alta resolución, el equipo también utilizó datos de Suomi-NPP, un satélite meteorológico estadounidense, para obtener datos de un período de tiempo más largo y en un rango más amplio, así como para analizar las tendencias de la luz.

El equipo ha informado los resultados de su análisis a UNOSAT, el Programa Mundial de Alimentos y otras agencias. Los resultados podrían usarse para ayudar a formular políticas de socorro y monitorear el progreso de la reconstrucción posterior al desastre.

“Los datos pueden ayudar a los formuladores de políticas a analizar las situaciones de desastre en diferentes áreas y asignar mejor los recursos de ayuda”, considera Li.

“Hemos estado involucrados desde el día después de los terremotos, y estaremos rastreando y observando el área durante los próximos meses o incluso años”, dijo.

Actualmente, el equipo de Li y UNOSAT están colaborando bajo la iniciativa piloto “Detección remota de luz nocturna para los objetivos de desarrollo sostenible” del Grupo de Observaciones de la Tierra. La iniciativa tiene como objetivo cuantificar el progreso de varios índices relacionados con los Objetivos de Desarrollo Sostenible 2030 utilizando datos de luz nocturna.

¡Hola! Nos gustaría seguirle informando

Regístrese para recibir lo último en noticias, a través de su correo electrónico.

Puedes cancelar tu suscripción en cualquier momento.

spot_img

También te puede interesar

Agencia Xinhua
Agencia Xinhua
agencia de prensa China
spot_img

Últimas noticias