spot_img
spot_img
lunes, 20 de septiembre del 2021

Buscar solución a los principales problemas del paí­s

En esta hora oscura de la polí­tica salvadoreña, es fácil distraerse y dedicar tiempo a cuestiones que no son las que realmente importan. Cuando en lo que va de octubre las cifras de muertos diarios oscila entre los 10 y 29, no hay duda, es obvio, uno de los principales problemas del paí­s es la delincuencia, la inseguridad.

El Salvador no podrá tener seguridad sin desarrollo y no podrá tener desarrollo sin seguridad. Hay que hacer un esfuerzo nacional para resolver el problema de la seguridad, con la claridad que la crisis actual no tiene una solución inmediata, el principio de salida supone un esfuerzo en que participen todos los sectores, la seguridad no tiene ideologí­a, más allá de la pertenencia polí­tica a uno u otro sector, el objetivo final tiene que ser la defensa de la vida, de los salvadoreños. La solución es de largo plazo y seguramente habrá que hacer mucho más esfuerzos antes de ver los resultados que todos anhelamos. 

La economí­a es otra gran preocupación, hay que hacer propuestas para  sacar a la economí­a de la trampa de bajo crecimiento en la que se encuentra desde hace dos décadas, El Salvador tiene 10 años de ser el paí­s que menos crece en Centroamérica. Es cierto hay que hacer crecer la economí­a pero este crecimiento si no es inclusivo y equitativo, no sirve, conviene mejor hablar de Desarrollo Económico Social.

Un mayor crecimiento es una condición necesaria pero no suficiente. Desarrollo significa crear riqueza y repetirla equitativamente a fin de conseguir el bienestar económico y social de la población. Ya es tiempo de transformar la realidad económica del paí­s generado las capacidades de la economí­a real: hay que avanzar en la recuperación de la agricultura y establecer cuál será la ruta crí­tica para insertar a la industria salvadoreña en las cadenas internacionales de valor en el marco de la cuarta revolución industrial.

La pobreza, la exclusión social y la desigualdad económica son los problemas estructurales del paí­s. El martes recién pasado, se celebró Dí­a Internacional para la Erradicación de la Pobreza, definitivamente hay que poner fin a las carencias que tienen las personas en todas sus formas, los ingresos y salarios reales de los salvadoreños deben aumentar pero hay que tomar en cuenta que la pobreza no es solamente la falta de ingresos. Se trata de un fenómeno multidimensional que comprende, además de bajos ingresos, la falta de otras capacidades básicas para vivir con dignidad.

El paí­s vive un perí­odo electoral, es el momento adecuado para trabajar, en promover un debate serio, responsable, sobre las alternativas para sacar adelante a El Salvador por el sendero del Desarrollo Económico Social. Toca hoy, a las organizaciones de la sociedad civil, organizar Foros de Discusión para trazar estrategias de paí­s. Pues hoy no se dispone de espacios plurales en donde de forma ordenada y sistemática se convoque, elabore y proyecten ejes estratégicos sobre los cuales buscar un acuerdo nacional para El Salvador.

spot_img

Últimas entradas