spot_img
spot_img
jueves, 06 de mayo del 2021

Buscan reducir vulnerabilidad de niñez y adolescencia

Al menos la mitad de las Municipalidades (51%) han creado una partida presupuestaria para atender las necesidades de este sector

spot_imgspot_img

La niñez y adolescencia salvadoreña es uno de los sectores poblacionales más vulnerables a la violencia e inseguridad, fenómenos azota a El Salvador. Ante este panorama y pese a las limitantes económicas, los Gobiernos Municipales aseguran avances sustanciales en materia de cumplimiento a la Ley de Protección Integral de la Niñez y Adolescencia (LEPINA).

Según el "Diagnóstico sobre la Situación de los Municipios de El Salvador para responder a la Niñez y Adolescencia y otros Sectores Vulnerables y Alternativas de Financiamiento LEPINA",  la mitad de las Municipalidades (51%) han creado una partida presupuestaria para atender las necesidades de este sector vulnerable.

Entre los datos,  se estima que el 9% del presupuesto de las Municipalidades son orientados a la atención integral de la niñez, adolescencia y juventud.

 “Tenemos que cambiar radicalmente la forma como vemos a los niños persisten a algunos sectores que ven como objeto de derecho. Cuando entendamos que son sujetos de derechos será más contundentes las acciones en función de la plenitud de sus garantí­as”, expresó Marí­a Teresa de Mejí­a, Especialista del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), ante los resultados.

El estudio fue elaborado por UNICEF y Corporación de Municipalidades de la República de El Salvador (COMURES), entre 2014 y 2015, a través de encuestas y entrevistas personales en los 262 municipios del paí­s.

 “Debemos estar más cerca de este sector vulnerables,  nos interesa la protección de la niñez sobre todo en materia de explotación y trata de personas. No solo es problema de las municipales, sino también instituciones y el Estado en general”, dijo la presidenta de COMURES, Milagro Navas. 

Además explicó que los presupuestos suelen ser escasos lo que representan un obstáculo.  “Nos dan las Leyes pero no nos dan los fondos”, replicó. Un 53% de las Municipalidades encuestadas aseguran conocer e implementar  la LEPINA, acompañando acciones a favor de este sector de la población, uno de los más vulnerables a la violación de Derechos Humanos.

Además, el diagnóstico revela que las municipalidades invierten en programas orientados a la población entre los 15 y 29 años, grupo que coincide con la población más vulnerable a la violencia e inseguridad que azota a El Salvador.

Los esfuerzos también van orientados al empoderamiento de las mujeres, especí­ficamente al combate de violencia de género, discriminación, desigualdad y autonomí­a económica.   El 62% de los Gobiernos cuenta con una partida presupuestaria para apoyar esta labor.

La representante de UNICEF, indicó que pese a la escasez de recursos en muchas municipalidades, ya se ejecutan acciones para cumplir con lo que mandata la LEPINA. “Pese a las escasez y limitantes crean sistemas locales de protección, comités locales de derechos, servicios municipales para atención, apoyo a la educación a través de  becas, inserción educativa, alfabetización y aspectos de salud”, explicó.

No obstante los avances, la especialista asegura que sin un cambio de mentalidad en el colectivo salvadoreño será complejo avanzar a pasos agigantados.  Entre las grandes preocupaciones destacan la reducción de embarazos en adolescentes, garantizar oportunidades de desarrollo pleno e í­ntegro y evitar que más jóvenes salvadoreños sean ví­ctimas de violencia. 

spot_imgspot_img

También te puede interesar

spot_img

Últimas noticias