- Publicidad -spot_img
spot_img
spot_img

Bukele oficializa compra de deuda. Bonos suben al 50% y 90%

¡Sigue nuestras redes sociales!

Bukele anuncia compra oficial de deuda a corto plazo. Bonos NotaSV2025 aumentan al 90%; y los EuroSv2023 a un 50%. Pese a ello, el BCR registra un EMBI de 2543

Por Alessia Genoves


Compra de deuda externa es anunciada por el presidente salvadoreño, Nayib Bukele. Las ofertas corresponden a los euro-bonos, por deuda a corto plazo, identificados bajo la denominación “NotaSV2025” y “EuroSv2023”, con periodos de vencimiento para los años 2025 y 2023. La venta de los títulos valores será confirmada desde el portal oficial de la Bolsa de Valores Luxemburgo.

Hoy hemos lanzado oficialmente la oferta de compra de toda nuestra deuda externa con vencimiento del 2023 al 2025. Todos los poseedores de bonos de la República de El Salvador pueden acceder a esta recompra pública y voluntaria”, anunció el presidente Bukele.

Incrementos desde el 50% al 90% se registran en la capitalización bursátil en el precio de los euro-bonos 2025 y 2023, propiamente. El dato es confirmado por el portal oficial de la Bolsa de Valores de Luxemburgo (bourse.lu), con vigencia hasta el lunes 12 de septiembre de 2022. De acuerdo con el Banco Central de Reserva (BCR), la tenencia al alza responde a la emisión de $475 millones de dólares, el pasado 16 de julio, con origen de préstamos del Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE).

Aumentan Bonos

90% es el porcentaje al que los euro bonos salvadoreños aumentan la cotización en el mercado bursátil. Ésta condición es exclusiva a la inversión de un préstamo de $800,000,000 dólares, adquiridos en 2012 desde el Fondo Monetario Internacional (FMI). De acuerdo con las estimaciones de Bloomberg, hasta el mes de agosto, la taza sería consistente en un incremento de $0.16 centavos de dólar, totalizando un valor de $0.52 centavos de dólar,

La adquisición de éste préstamo tiene un plazo de vencimiento de hasta el 30 de enero del año 2025. El bono suscrito se titula bajo la denominación NotaSV2025, bajo el código ISIN “US283875AR37”, de acuerdo con el “Registro Estadístico de las Emisiones de Valores”, de la Superintendencia del Sistema Financiero (SSF).

50.83% es el porcentaje al que incrementan los bonos salvadoreños, adquiridos en 2003; por préstamos de $543,627,000 dólares. Según Bloomberg, hasta el mes de agosto, el alza representa un incremento en su valor por $0.16 centavos de dólar, por lo que el precio nominal de cada unidad de títulos valores aumentaría a los $0.86 centavos de dólar, “el nivel más alto, desde mediados de abril”, añadió.

El préstamo tiene una fecha de vencimiento de hasta el 24 de enero de 2023; y responden a la denominación EuroSv2023, suscritas el pasado 24 de enero de 2003, de acuerdo a la base de datos del SSF. Particularmente, los préstamos del financiamiento llegaron a adquirirse en desembolso de $348.5 millones de dólares, hasta los $451.5 millones de dólares, bajo la administración del Ministerio de Hacienda. Ambos prospecto definían código ISIN de sus bonos en “USP01012AJ55”.

Ventas

$540,0 dólares estadounidenses, por otra parte, es precio unitario por los títulos valores, que estarán disponibles en el mercado de acciones, para los NotaSV2025, según lo detalla la agencia Cision dentro de la tabla de cotización, que expone en una nota titulada “La República de El Salvador anuncia convocatoria a licitación de ofertas en efectivo para sus bonos 2023 y 2025”. Mientras tanto, los bonos con denominación EuroSV2023 tienen un precio unitario de $910 dólares.

El gobierno salvadoreño, a través de Cision, también detalla que la fecha de liquidación de los pagarés está programada para el 22 de septiembre de 2022. Pero también añade que “La República se reserva el derecho, a su sola discreción, de retrasar la Fecha de liquidación sin extender el Tiempo de vencimiento”.

La aceptación de las ofertas de Bonos puede estar sujeta a prorrateo si el monto para comprar el monto principal de los Bonos ofrecidos y pagar el Interés Devengado y cualquier prima con respecto a dichos Bonos es mayor que el Monto Máximo de Oferta Agregado”, advierte el gobierno, en dicho portal.

Liquidez

La emisión de los $475 millones de dólares representaría “una clara señal de la solidez y de la liquidez de las finanzas públicas salvadoreñas”, según opinó el titular del Ministerio de Hacienda, Alejandro Zelaya, tras la presentación de 2 piezas de correspondencia.

La primera respondería a la emisión de $275 millones de dólares. Con ello “se va a emitir un bono, por parte del Ministerio de Hacienda”, indicó Zelaya. La emisión del bono responde a la cobertura del “Uso de los derechos asignados de giro, por el Fondo Monetario Internacional (FMI), en el año 2020”, con el cual, el Fondo Monetario Internacional (FMI) entregó $267 millones de dólares a El Salvador, para el pago de necesidades implicadas a la “crisis del covid19”.

La segunda respondería a la emisión de unos “$200 millones de dólares”, para ejecutar una “operación de reembolso de gasto de inversión”. EL monto de la inversión tendría cobertura a través del Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE), y suscripción daría pie a una “ libre disponibilidad de los fondos” adquiridos.

Ya, en términos macro-económicos, las reservas de liquidez representarían un saldo de $20,973.6 millones de dólares, hasta el primer semestre del año, de acuerdo con el BCR. La cifra sería mayor en un 2.9% respecto a los $20,383 millones de dólares del mismo período en 2021. Ambos datos serían mayores, a su vez, que los de 2020 y 2019, que representaron un acumulación, respectivamente, de $19.276.5 millones de dólares y de $16,577.4 millones de dólares.

$16 millones de dólares es el saldo aproximado en “deuda de corto plazo”, adquirida por el Estado salvadoreño, desde el año 2012. Parte de éstos fondos responden a la estimación de las calificaciones de riesgo establecidas por las agencias anteriormente referidas. Sin embargo, para el caso de los bonos salvadoreños de las denominaciones “NotaSV2025” y “EuroSv2023”, hasta 12 de septiembre, incrementaron a porcentajes respectios del 50% y del 90,049i%.

Banca y Riesgos

Inflación” es el escenario global en el que se desarrolla el impacto de pandemia del covid19, y las sanciones económicas impuestas en contra de Rusia. En consecuencia, decenas de bancos estadounidenses han reducido sus beneficios durante el primer semestre.

Bancos como el de JP Morgan habría reportado un decrecimiento del 35,49% en el valor de sus activos, al término del primer semestre de 2022, y contraste con el primer trimestre del 2021. Ésta misma institución bancaria, con representación de la analítica de riesgos JP Morgan Chase, habría elevado la calificación del EMBI a un porcentaje del 27.04% desde el 1 de julio; y la llevó hasta el 34.75%. La agencia justifica que El Salvador no contaría con una “estrategia pública creíble para financiar los pagos”, es decir, la de la deuda externa mayor a la de $1,800 millones de dólares, por préstamos adquiridos desde el 2012, por le Fondo Monetarios Internacional (FMI).

En términos prácticos, “el EMBI proporciona a los inversores una definición del mercado de deuda en moneda externa de los mercados emergentes”. Esto es así, ya que “rastrea los rendimientos totales de los instrumentos de deuda externa negociados (fijada en dólar estadounidense) en los mercados emergentes”, según lo define la JP Morgan.

No obstante, éstos últimos harían noticia de resultados por rendimiento más favorables. Es decir, hata el pasado 26 de agosto de 2022, el valor de los bonos habría incrementado “EuroSv2023”, de forma trimestral, con valor de $89.84 dólares por precio unitario; mientras que, en el mismo tiempo, los de la denominación “EuroSv2023” habrían incrementado a $41.40 dólares por precio unitario.

Sin embargo, el impacto del EMBI en el país todavía sería palpable. Hasta el 26 de agosto de 2022, el valor del Embi ya era de 2543 puntos; mientras que la tendencia general en Latinoamérica era de 472 puntos. El BCR hace notar que el incremento abrupto ha tenido lugar en 2022, pero con remanentes del año 2021. Mientras que el ministro Zelaya cuestiona dichas calificaciones, al reconocer que las métricas del país tienen mejor rendimiento que otros países de Centroa América.

Por si no fuera poco, las agencias calificadoras de riesgo han reducido las perspectivas de negociación económica. De modo que Moody`s establece un rating de Caa3 (negativo); Standard & Poor 500 establece una calificación de B- (negativo); y Fitch Ratings evalúa a El Salvador con la categoría CCC, todas cuanto provenían de calificaciones más estables.

Más Deudas

$23,903.4 millones de dólares representarían el saldo de la Deuda Pública. El dato corresponde a la relación entre el Superávit Fiscal del Pago de Pensiones ($17,969.1 millones de dólares) más el Superávit Fiscal del Pago sin Pensiones ($5,934.3 millones de dólares), que registra el BCR, al término del primer semestre de 2022. El porcentaje respecto al Producto Interno Bruto (PIB) representaría un 76.4%.

En consecuencia, el país reportaría un superávit de $85.9 millones de dólares, en omisión del pago de pensiones. Pero, con el pago de pensiones, el déficit es de $61 millones de dólares, Desde luego, las métricas superan a las de los años 2021 (-$383.3 millones de dólares, -$515.6 millones de dólares) y 2020 (-$968.9 millones de dólares, -$1,107.8 millones de dólares). Además, serían superiores a las del año 2019 ($73 millones de dólares, -90.6 millones de dóalres).

¡Hola! Nos gustaría seguirle informando

Regístrese para recibir lo último en noticias, a través de su correo electrónico.

Puedes cancelar tu suscripción en cualquier momento.

Comparte este contenido en:
spot_img

También te puede interesar

Participe con su comentario

Alessia Genoves
Alessia Genoves
Periodista, redactora de ContraPunto. Especialista en temas sociales, económicos y de género. Editora de cultura.
spot_img

Últimas noticias