spot_img
spot_img
viernes, 14 de mayo del 2021

BCR: la inversión vendrá con grandes obras y personal capacitado

Carlos FedericoParedes, presidente del Banco, sostiene que las cuentas que sirven para medir y estudiar a la economí­a deben actualizarse cada cinco años.

spot_imgspot_img

El crecimiento de la economí­a salvadoreña se ha mantenido en un relativo estancamiento durante décadas, sin encontrar la fórmula ni las circunstancias para salir de esa inercia y acelerar el ritmo.

Carlos Federico Paredes, presidente del Banco Central de Reserva (BCR), considera que las megaobras de infraestructura, junto a la preparación de profesionales de alto nivel, puede atraer más inversiones. En esa medida, esos recursos colocados en obras pueden encaminar a El Salvador hacia una economí­a con tasas más altas de crecimiento.

Durante un perí­odo de alrededor de 50 años, después de las dictaduras, la guerra civil y los tiempos de paz, El Salvador se ha mantenido en un rango de tasas de crecimiento que se han movido entre 1 % y 3 % al año. Las contadas excepciones en que se ha superado esta frontera ha sido por un perí­odo favorable para exportaciones, por comenzar a salir de la guerra civil o por la internacionalización de la banca.

“No hemos tenido esa capacidad de formular proyectos con capacidad de absorción que permitan tener un impacto en la formación de capital fijo y que eso pueda incidir en el crecimiento”, dijo Paredes. 

La formación de capital fijo es el indicador que muestra cuánta inversión está recibiendo la economí­a. Puede ser desde el sector público, o desde el privado. 

“No hemos hecho la tarea en formar una masa crí­tica de recurso humano altamente especializado. El Salvador requiere hacer un esfuerzo de negociación de programas de desarrollo cientí­fico y tecnológico; por lo menos, dos o tres de ellos. Que (esos programas) nos permitan contar en un plazo de 10 o 15 años con 1,000 doctores formados en diferentes disciplinas, que vengan a impactar la productividad y competitividad del paí­s”, agregó Paredes.

“La formación de capital fijo, una; y la otra, la formación de cerebros que vengan a apuntalar la productividad y competitividad”, señaló después.

Hay empresas, como los centros de llamadas, que tienen problemas para encontrar la cantidad que necesitan de empleados que hablen un determinado nivel de inglés. También los representantes de Aeroman, la empresa salvadoreña con la más sólida reputación en América Latina, han comentado en ocasiones anteriores que es difí­cil llenar los cupos con la rapidez que necesitan. La capacitación de trabajadores ha sido, por años, una necesidad insatisfecha entre estudiantes y jóvenes graduados.

En este cuadro del BCR, se puede observar cómo ha sido el desempeño de la producción interna, una de las maneras de estudiar la economí­a en su conjunto.

En cuanto a estimular la inversión, Paredes detalló que en el Plan Cuscatlán, que contiene las propuestas del presidente Nayib Bukele para su mandato, hay proyectos que podrí­an tener esa capacidad de absorber recursos: el aeropuerto en el Oriente, conectar 10 playas con un circuito llamado Surf City, desarrollo en la zona norte, entre otros. “(Hay) al menos nueve proyectos que pueden ser objeto de Asocios Público Privados”, insistió Paredes.

¿Cuál es el papel que puede tener el banco en esto? Paredes mencionó que el BCR “siempre será una herramienta técnica para el Gobierno, para asesorar en la formulación de polí­tica pública, en el acompañamiento y en desentrampar las razones del lento crecimiento de la economí­a; pero desde una perspectiva de independencia en la parte técnica”, sostuvo. La máxima autoridad del Banco es el Consejo Directivo,  no una figura del Ejecutivo.

“El tema fundamental es la confianza. Es la que va a despertar el apetito por la inversión”, destacó Paredes. 

Acciones a ejecutar

Paredes habló sobre los planes que tiene para el BCR. Por ejemplo, “seguir con algunas cosas positivas” como la actualización de las cuentas nacionales, que son el conjunto de datos que permiten estudiar las caracterí­sticas y los cambios de la economí­a salvadoreña. Uno de esos datos es el Producto Interno Bruto (PIB), que al mismo tiempo, se observa con diferentes métodos en la búsqueda de precisión. El PIB es el aporte de todos los agentes económicos, en un perí­odo especí­fico, dentro del territorio. 

El actual sistema para medir el tamaño del PIB inicia la cuenta desde 2005. Es como el escenario inicial. Antes era 1990. Paredes mencionó que en esos 15 años hubo muchos cambios en las actividades económicas, frente a lo que se pensaba. Primero, el PIB era de menor tamaño a lo que se pensaba, pero además, “se consolidó la economí­a de servicios. Muy lejos de lo que fue la producción agropecuaria, de la diversificación de exportaciones”, comentó.

El presidente del Banco adelantó que buscarán apoyo de organismos multilaterales como el FMI para que la actualización de las cuentas nacionales sea más frecuente. “Hay algo que hay que seguir haciendo cada cinco años”, dijo Paredes.

Economí­a “de servicios” significa que las actividades que entran dentro de esta categorí­a son las protagonistas del PIB, en cuanto a la generación de riqueza. Desde luego hay otras más conocidas, como la producción de café o la elaboración de prendas de vestir, pero el aporte de los servicios es mayor, en proporción.  

En este gráfico se puede observar mejor.

Fuente: BCR

Otros proyectos que prepara Paredes para su gestión incluyen una mejor coordinación con la Superintendencia del Sistema Financiero. El objetivo es ajustar la regulación y la tareas de supervisión a las particularidades de cada uno de los seis mercados que corresponde al BCR y la superintendencia: Bancos, aseguradoras, bolsas de valores, pensiones, cooperativas y el dinero electrónico. 

También mencionó que, a partir de enero 2020, los cheques que son de diferentes bancos se podrán hacer efectivos en 24 horas, y no 72 horas, como es hasta la fecha. “Eso significa que va a tener mayor liquidez en la microempresa, pero la mediana y la grande también”, dijo Paredes.

El funcionario se mantiene optimista sobre los próximos años. “Consideramos que se va por un buen camino, que hay un diálogo positivo”, manifestó.

spot_imgspot_img

También te puede interesar

spot_img

Últimas noticias