spot_img
spot_img
miércoles, 12 de mayo del 2021

Antes era conectividad ahora es movilidad

Durante los gobiernos de ARENA se manejó el término de conectividad en las ciudades, principalmente en el área metropolitana de San Salvados (AMSS) con el fin de regular el tráfico y descongestionar las principales ví­as de la ciudad. En la gestión de Cristiani, siendo Calderón Sol alcalde se inauguró el Bulevar Constitución que conectó la calle  San Antonio Abad con la prolongación de la Alameda Juan Pablo II. Durante la gestión de Francisco Flores se construyó una carretera que prácticamente  cruzó todo el Volcán de San Salvador, conectaba a Santa Tecla desde la colonia Santa Teresa, pasando por el boquerón, hasta Quezaltepeque,  esta carretera fue usada como ruta alterna durante la contingencia de los terremotos del años 2002, una verdadera obra de ingenierí­a por la dificultad e inclinación del terreno, en su totalidad es de concreto hidráulico. 

Otro proyecto ambicioso fue el anillo periférico, la carretera de Oro que comunica municipios dormitorio como Apopa, Tonacatepeque, Soyapango, Ciudad Delgado e Ilopango, llegando hasta el redondel de la Integración  y conectándose con el Bulevar Constitución, este anillo periférico tuvo como visión fortalecer rutas y la logí­stica de muchas industrias, uniendo el Oriente con el Occidente del Paí­s desde la carretera Panamericana sin tener que desviarse por San Salvador, un menú muy apetecido por los inversionistas internacionales  e industriales que potenciaron al instalarse en la zona industrial de Nejapa, así­ como el fortalecimiento de la industria Azucarera uno de los principales rubros de exportación de nuestro paí­s en épocas de la zafra. 

La historia de la interconexión y conectividad tuvo páginas oscuras como el famoso Bulevar Diego de Holguí­n (hoy Monseñor Romero) durante la gestión de Elí­as Antonio Saca cuyos montos iniciales, administración y ejecución fueron turbulentos plagados de corrupción y anomalí­as, al retomar la izquierda el poder en el 2009  terminaron instrumentalizando el proyecto y dándole el tinte populista, llegándolo a culminar ellos dicho proyecto y siendo inaugurado en un convertible rojo clásico, personajes que ahora también son  buscados por la justicia acusados de enriquecimiento ilí­cito, a excepción del hermano de monseñor Romero, Gaspar.

Más de un millón de vehí­culos circulan el írea Metropolitana de San Salvador, la conectividad e interconexión es historia, la gente pasa buena parte de su tiempo en congestionamientos vehiculares en pocos años los salvadoreños no podremos ni salir de nuestras casas, ahora lo que interesa es la movilidad, innovar, implementar como lo hacen las ciudades modernas, dándole calidad de vida a los ciudadanos mediante opciones baratas y beneficiosas que los haga llegar a sus destinos en el menor tiempo posible y con seguridad, ejemplos: El tren, el metro, los buses articulados, los teleféricos, las bicicletas eléctricas, etc.

El gran gasto  que conlleva la construcción de más pasos a desnivel, bypases, túneles, etc. El parque vehicular creciente los hace inviables, la población necesita soluciones a la movilidad, no es posible que la ciudad se adapte al parque vehicular y no el parque vehicular a la ciudad.

Avatar
Carlos F. Imendia
Columnista Contrapunto

Últimas entradas