spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
martes, 30 de noviembre del 2021

A Roque Dalton los violincitos le valí­an riata

"Ya está bien de querer explicar los complejos procesos del cambio literario acudiendo únicamente al mecanismo de los relevos generacionales"

spot_img

Me sorprenden esos poetas jóvenes metidos a crí­ticos que confunden la filosofí­a de la historia con la historia de la literatura. Uno de ellos cuenta por enésima vez en un artí­culo que la importancia de Roque Dalton comenzó a disminuir en los años 90 gracias a la aparición de nuevas generaciones de poetas y a que el distanciamiento con Dalton lo terminaron consumando los jóvenes creadores del siglo XXI. Contada así­, la historia de la influencia crepuscular de Roque en los años 90 es parcial, es sesgada e incluso falsa.

No podremos comprender la historia de nuestra interpretación de Dalton en la posguerra sin tomar en cuenta los cambios que se dieron en la relación entre la polí­tica y la cultura al terminar la guerra. Ese nuevo contexto abrió la posibilidad de acercamientos distintos a la palabra del poeta. Tampoco podremos comprender el rechazo a ciertas ideas y aspectos de su obra sin tomar en cuenta el proceso de desmitologización de la cultura de la izquierda que promovió el posmodernismo. De mucha importancia para el cambio en la valoración literaria de Dalton fue también el retorno de los novelistas, poetas y académicos exiliados (léanse los artí­culos que Castellanos Moya, Menjí­var Ochoa, Roque Baldovinos, Lara Martí­nez escribieron a lo largo de esa década).

Incluso antes de que la guerra terminara, en el 91, Castellanos Moya habló de la necesidad de liberar a la creación literaria de las peores servidumbres polí­ticas y, no solo eso, lanzó la consigna de la necesidad de una nueva literatura. En pocas palabras, ya está bien de querer explicar los complejos procesos del cambio literario acudiendo únicamente al mecanismo de los relevos generacionales. A ver si nuestros jóvenes poetas metidos a crí­ticos se valen de modelos explicativos más elaborados y sutiles.

La ignorancia crí­tica de nuestro joven poeta lo lleva a pontificar sobre una zona de la obra de Dalton que él considera descuidada, sin más. Como si del descuido literario se pudiese hablar sin establecer cuáles son las coordenadas del rigor poético que utilizamos para juzgar. Asunto delicado en el universo de la lí­rica moderna en el que hay maneras distintas y enfrentadas de concebir el cuidado de la palabra. Nuestro joven crí­tico, sin embargo, da por sentada la valí­a de su criterio sin someterlo a discusión. Forma de proceder dogmática, sin duda

No podemos juzgar la desigual calidad en la obra de Roque, sin una previa reflexión sobre su estética, sobre su manera de concebir el arte de la palabra y sus ví­nculos con el mundo a lo largo de su obra. Y no podremos juzgar dicha desigualdad si no analizamos los ví­nculos de su poética vanguardista con la retórica y cómo estos afectaron su noción del estilo y de las voces de la poesí­a. El descuido en los Poemas Clandestinos no es tal si los enmarcamos dentro del género de la poesí­a didáctica y si los juzgamos desde la perspectiva del “decoro ciceroniano”.

spot_img

También te puede interesar

Álvaro Rivera Larios
Escritor, crítico literario y académico salvadoreño residente en Madrid. Columnista y analista de ContraPunto
spot_img

Últimas noticias