spot_img
spot_img

$460 millones hacen a El Salvador miembro oficial del CAF

¡Sigue nuestras redes sociales!

Préstamo de $460 millones hace de El Salvador miembro del CAF. Busca darle liquidez a la deuda y programas sociales, ante el incremento del riesgo país en las finanzas públicas.

Por Alessia Genoves


$460 millones de dólares debe saldar El Salvador al Banco de Desarrollo de América Latina (CAF). El monto responde a la compra de 32,397 acciones para su incorporación a la multilateral, en un plazo de 7 años. La iniciativa busca darle liquidez al financiamiento de la deuda externa, y la cobertura de nuevos proyectos sociales.

Confianza para los socios de desarrollo”, así es como calificó la suscripción con la multilateral, el titular del Ministerio de Hacienda, Alejandro Zelaya. La financiación sería una nueva oportunidad de desarrollo a las política públicas que está impulsando el gobierno”, pese a que las altas calificaciones de riesgo de El Salvador, limitarían el acceso a crédito “al mercado internacional”, según lo admitió.

Crédito

La ratificación con la CAF responde a la suscripción de 32,397 acciones normativas de la Serie “B”, de capital ordinario. Cada uno de éstos títulos tienen un valor de $5 mil dólares; y valor global de $14,500 millones de dólares, según así lo establece el artículo 5, numeral 2 del Acuerdo Constitutivo 2022. Ésta es una categoría de crédito dedicada para los más de 21 países socios y 13 entidades bancarias extranjeras, integrantes del CAF.

$460 millones de dólares definen la participación social de El Salvador, con la banca multilateral. Según lo explica el titular de Hacienda, el monto debe saldarse con una contribución de “$65 millones cada año, para ir pagando las cuotas, que son en 7 años como tal”; es decir, a partir del 30 de septiembre de 2022 hasta el año 2028. Ésta declaración la compartió en el programa de entrevista Frente a Frente, en los últimos 5 meses.

Un costo marginal” es cómo definió Zelaya al pago anual de las contribuciones, en relación con el Producto Interno Bruto (PIB), relativo a $37,900 millones. También valoró que la suscripción es fácil incorporar”. Sin embargo, el titular admitió que el país requiere de la disponibilidad del crédito de la multilateral, al considerar que “nuestros ingresos tributarios no son suficientes para dar el impulso económico que nuestro país necesita”.

Además del convenio actual, en diciembre de 2021, El Salvador también se suscribió el convenio para la adquisición de 7,200 acciones de capital de garantía del CAF, pagando un monto de $36 millones de dólares.

Beneficios

El Salvador se convierte en el vigésimo segundo país accionista del CAF, tras la CLXXII sesión de su Directorio. Y, a su vez, la decisión del contribuyente ahora constituye un “hito histórico”, al ser la primera vez, en 61 años, en que participa en la integración de organismos internacionales de tipo financiero.

Reducir la pobreza y mejorar la calidad de vida” de los salvadoreños son dos de las principales metas por las que se El Salvador ratificó su incorporación al CAF. Los proyectos de cooperación pretenden buscar la formalización, incorporación financiera y promover la competitividad de la población salvadoreña.

La institución se caracteriza por contribuir en el “acceso a servicios básicos para promover la calidad de vida de poblaciones vulnerables”; así como “impulsar la infraestructura de calidada y el aumento de la productividad”; la sostenibilidad social, económica y ambiental; así como el apoyo en la “integración física, comercial y financiera”.

El consorcio entre CAF y El Salvador., por tanto, hace posible su participación en las acciones de tipo ordinaria, con ayuda económica y social como:

Datos: CAF, 2021

Confianza

La suscripción de El Salvador con la multilateral constituye una oportunidad de desarrollo a las política públicas que está impulsando el gobierno”, según lo explicó Zelaya, en la ceremonia inicial con el CAF. Nos estamos convirtiendo en el país que no sólo apuesta por la digitalización e innovación de su economía, sino también en el país que confía y sigue generando confianza en su socios para el desarrollo”, añadió.

Sin embargo, El Salvador afronta las calificaciones internacionales de riesgo más altas, desde las últimas décadas, principalmente asociadas por la adquisición del Bitcóin como moneda de curso legal; las denuncias de la comunidad internacional por la presunta “acumulación de poder”, en el órgano judicial; y presuntas denuncias por vulneraciones a los derechos humanos.

Desde julio de 2021, agencias calificadoras de riesgo reducen las perspectivas de negociación económica. De modo que Moody`s establece un rating de Caa1 (negativo); Standard & Poor 500 establece una calificación de B- (negativo); y Fitch Ratings evalúa a El Salvador con la categoría CCC, todas cuanto provenían de calificaciones más estables.

En última instancia, fue la agencia JP Morgan Chase la que incrementó a un 18.79% el Índice de Bonos de Mercados Emergentes (EMBI). Éste dato representa un incremento del 3.1% respecto a la calificación obtenida en 2021 (14.91%).

Por su parte, el titular de Hacienda declaró que las calificaciones de riesgo podría impactar sobre la demanda de préstamos internacionales: “si tú quieres ir al mercado internacional, sí. Si tu quieres vas con las multi-laterales, no”, respondió en la entrevista. Y es, por tanto, que la suscripción con el CAF, como a la de otras multilaterales, se convertiría en una alternativa para la cobertura del gasto nacional.

¡Hola! Nos gustaría seguirle informando

Regístrese para recibir lo último en noticias, a través de su correo electrónico.

Puedes cancelar tu suscripción en cualquier momento.

spot_img

También te puede interesar

Participe con su comentario

Alessia Genoves
Alessia Genoves
Periodista, redactora de ContraPunto. Especialista en temas sociales, económicos y de género. Editora de cultura.
spot_img

Últimas noticias