jueves, 12 de mayo del 2022
spot_img

Whitney y las dolidas

¡Sigue nuestras redes sociales!

Talento natural, tesitura y timbre de mesosoprano, Whitney Houston era dueña de una voz potente que las voraces compañías discográficas aprovecharon para que las adolescentes ochenteras se proyectaran de inmediato

spot_img

Por Gabriel Otero

El New York Times le llamaba “La Voz”, artículo y sustantivo femenino escritos en mayúsculas para resaltar las propiedades únicas de ese instrumento musical versátil que es materia prima del canto. El periódico no exageraba, ella alcanzaba octavas altísimas, sin esforzarse, con una paleta en la boca.

Talento natural, tesitura y timbre de mesosoprano, Whitney Houston era dueña de una voz potente que las voraces compañías discográficas aprovecharon para que las adolescentes ochenteras se proyectaran de inmediato.

La fórmula era infalible: soft pop y cursilería, eufemismo de mal gusto, letras que hablaban del amor rosita que suda en las manos y reprime calenturas, mensajes de uniones idealizadas para seguir soñando con príncipes azules asexuados; ellas bailaban en fiestas y discotecas con alguien que las amara (1) porque estaban guardando todo su amor (2) para ellos.

Amor expectante, virginal y sin espinas, si las niñas oían y adoptaban a Whitney de cabecera papá y mamá no tenían motivos para preocuparse de garañones acechantes y otras alimañas chupadoras de pasiones.

Whitney representaba la música desdentada, melódica y correcta, fue cosechando seguidoras y adeptos con sacarina en las venas hasta vender más de 170 millones de discos.

La sensiblería fue más allá de sí con la aparición de I Will Always Love You, canción que se convirtió en el himno de las dolidas, recapitulación de clisés originando catarsis, estímulo inaudito de las glándulas lacrimales, porque ellas siguieron su camino resignadas, pero se quedaron recordándolos para amarlos por siempre.

Ay, dolor, quémalas eternamente mientras se atiborran de helado y extrañan sus brazos, su boca, su cuello y su todo, que no quepa la menor duda que ellas nacieron para juntarse con ellos y más si son guaruras o guachimanes.

Whitney Houston “La Voz” falleció el 11 de febrero de 2012, ahora hay otra generación de dolidas porque lo kitch es dolorosamente atemporal.

__________________

(1) “I Wanna Dance With Somebody” de Whitney Houston

(2) “Saving All My Love For You” de Whitney Houston

Comparte este contenido en:
Gabriel Otero
Escritor, editor y gestor cultural salvadoreño-mexicano, columnista y analista de ContraPunto, con amplia experiencia en administración cultural.

El contenido de este artículo no refleja necesariamente la postura de ContraPunto. Es la opinión exclusiva de su autor.

spot_img

También te puede interesar

spot_img

Últimas noticias