spot_img
spot_img
lunes, 17 de mayo del 2021

UNES: minerí­a no es grata en El Salvador

IUDOP: el 79.5 por ciento de la población considera que la minerí­a es potencialmente una amenaza

spot_imgspot_img

La Unidad Ecológica Salvadoreña (UNES) aseguró este martes que las empresas mineras en El Salvador no son gratas y que su labor es una amenaza para no solo para medio ambiente, sino también para la vida de la población.

En especí­fico los dirigentes de la UNES se refirieron a la empresa minera  Pacific Rim/Oceana Gold, entidad que hace siete años demandó a El Salvador ante el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias relativas a Inversiones (CIADI) por más de 250 millones de dólares por la negación de explotación en San Isidro, Cabañas.

La resolución de la demanda fue revelada el 14 de octubre y fue a favor de El Salvador. El CIADI determinó que la minera debe pagarle al Estado 0cho millones de dólares por los costos procesales, por lo que la UNES le exige a Pacific Rim/Oceana Gold que pague el monto total y que además abandone el paí­s.

“Sin duda esto es una victoria para las comunidades y para el pueblo salvadoreño en general, pues sin duda la lucha constante de las comunidades, organizaciones y ambientalistas son las que han permitido este triunfo”, cita el comunicado de la UNES al referirse a la victoria salvadoreña ante el CIADI.

La UNES al igual que otras entidades ambientalistas, así­ como la iglesia católica, ven la resolución como una oportunidad para que en El Salvador se apruebe de una vez una ley que prohí­ba la labor minera. “Como iglesia elevamos la voz una vez más para exigir que la asamblea legislativa prohí­ba de una vez la minerí­a a cielo abierto y mediante cianuro”, fueron las palabras, el pasado domingo, del arzobispo de San Salvador, monseñor José Luis Escobar Alas.

La UNES también hizo referencia a como la empresa minera radicada en San Isidro Utilizó estrategias para dividir a la población y como sus acciones contribuyeron a generar un ambiente de violencia en ese territorio que terminó con el asesinato de cinco activistas que se oponí­an a la minerí­a en el sector.  

Tres de ellos fueron asesinado en 2009: Gustavo Marcelo Rivera y Ramiro Rivera, y la defensora Dora Alicia Sorto Recinos quien tení­a ocho meses de embarazo, los crí­menes se cometieron entre junio y diciembre de ese año.  La UNES ha solicitado que parte del dinero que pague la minera sea utilizado para compensar a las familias de los ambientalistas asesinados.

En 2015 una encuesta realizada por el Instituto Universitario de Opinión Pública (IUDOP) de la UCA reveló que el 77 por ciento de los encuestados creen que el gobierno debe prohibir la minerí­a metálica en El Salvador.

La encuesta, llamada “Opiniones y Percepciones hacia la Minerí­a Metálica en El Salvador”, también dejó ver que el 79.5 por ciento de la población considera que la  minerí­a es potencialmente una amenaza y que el paí­s no es apropiado para esta industria. Además que el 89.9 por ciento de los entrevistados opina que la contaminación del agua serí­a la consecuencia más grave de la minerí­a metálica.

spot_imgspot_img

También te puede interesar

spot_img

Últimas noticias