spot_imgspot_img
spot_imgspot_img
martes, 27 de julio del 2021

UCA: Solidaridad ante el Coronavirus

Es imperativo, según autoridades universitarias, “distinguir entre las medidas implementadas y la gestión de estas”, para evitar la violación a los derechos humanos

spot_img

En momentos en que la vida está en juego, suele brotar espontáneamente en el ser humano el instinto de sobrevivencia, que es siempre egoísta y antisocial, pero es en este tipo de crisis donde se tiene la oportunidad real de adoptar el protocolo más afectivo que es el de la solidaridad, cita el editorial que la Universidad Centroamericana (UCA) publicó este viernes en el marco de la emergencia nacional por la llegada del Coronavirus  a El Salvador.

De acuerdo con la universidad jesuita, tanto el gobierno como la sociedad en general deben estar atentos “a no perder el sentido y la búsqueda del bien común, actuando aun contra naturaleza, para dar lo mejor de cada persona, de cada familia y de cada colectivo, a fin de que nadie se quede fuera en esta lucha por el bienestar general”.

En ese sentido, la UCA hizo un llamado a la responsabilidad ciudadana para cumplir todas las medidas preventivas emanadas de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y de las autoridades nacionales, pues “cada salvadoreño y salvadoreña debe constituirse en protagonista activo, evitando la propagación del virus”, señaló.

Hasta el momento, autoridades gubernamentales solo han confirmado un caso de Coronavirus en El Salvador, que se trata de una persona que ingresó a territorio salvadoreño por un punto ciego en la zona occidental del país, proveniente de Italia, donde, presuntamente, fue contagiado.

“En medio de esta delicada situación, a pesar de la zozobra y la incertidumbre, debemos mantener la tranquilidad, para nuestro bien, el de nuestras familias y el de la sociedad. Solo la tranquilidad nos permitirá tomar decisiones acertadas y realistas para hacer frente con racionalidad y sabiduría a la situación de emergencia”, agregó el comunicado

A juicio de la institución universitaria, las medidas de prevención que el gobierno ha tomado para la prevención del contagio del virus “son difíciles, pero acertadas ante la vulnerabilidad de la población y de los sistemas de salud nacionales”.

No obstante, el editorial recalca que es imperativo “distinguir entre las medidas implementadas y la gestión de estas” a fin de que no caigan en la normalización de la violación de los derechos humanos.

De hecho, la posición de las autoridades universitarias recalca que “la suspensión de un derecho fundamental solo puede justificarse si ello tiene como único fin garantizar el pleno cumplimiento del derecho a la vida y a la salud”.

Es de recalcar que la Sala de lo Constitucional, de la Corte Suprema de Justicia rechazó ayer cinco demandas que habían sido presentadas contra el recién aprobado régimen de Excepción, ya que, a juicio de los demandantes dicha ley está violando derechos constitucionales de libertad de tránsito y de expresión.

Sin embargo, la Sala consideró que no hay “argumentos objetivos para establecer que la Ley de Restricción temporal de Derechos Constitucionales propuesta por Nayib Bukele y aprobada por el Legislativo genere graves menoscabos a los derechos y garantías de la población.

La UCA, sin embargo, señaló que en el marco de toda esta emergencia es imprescindible que “todas las acciones que se implementen deban tener una base científica y la certeza de que contribuirá a evitar la propagación del virus, sin ir más allá de lo estrictamente necesario”.

“Se deben hacer todos los esfuerzos necesarios para garantizar en los centros de cuarentena condiciones adecuadas de alimentación, vestuario, higiene y espacio personal, que permitan el mayor bienestar posible. Igualmente es perentorio que la cuarentena se cumpla a cabalidad”, acotó el documento de la universidad.

Al respecto, autoridades de la UCA sostienen que, de acuerdo con organismos como la OMS y el Centro de Prevención de Enfermedades de Atlanta, el periodo de cuarentena debería ser de 14 días y no de 30, como lo ha establecido el gobierno salvadoreño.

“Una cuarentena tan larga dificulta la atención a las personas recluidas, pudiendo ocasionarles otro tipo de padecimientos físicos y psicológicos, que complejizan la situación”, señalaron.

Asimismo, en la búsqueda de garantizar el cumplimiento de los derechos humanos, la UCA también propuso al gobierno realizar pruebas de manera generalizada para detectar tempranamente las infecciones del COVID-19.

Hasta la fecha, el Ejecutivo confirmó que se han realizado más de 200 pruebas de Covid-19 que resultaron negativas y han habilitado 39 centros de contención donde permanecen cerca de 2 mil personas cumpliendo el periodo de cuarentena obligatorio.

Por otra parte, la UCA también necesario valorar la posibilidad de implementar la cuarentena domiciliar para personas que están bajo observación o confirmadas con el virus, pero “que no requieren atención médica urgente”.

“La cuarentena domiciliar para algunos casos sería una alternativa que permitiría liberar espacios para otros, ahorraría recursos y daría mayor tranquilidad a las personas recluidas y a sus familiares”, explicaron.

Para finalizar, la entidad universitaria recalcó la necesidad de revisar las medidas que están aplicándose en los recintos penitenciarios, así como las medidas para proveer mayor cantidad y mejor calidad de agua en comunidades afectadas por la falta de este recurso, y la cooperación hacia los sectores económica y físicamente más afectados por esta pandemia.

“En este sentido, también invitamos al presidente a revisar su estrategia de comunicación, para que, a la vez que llama al cumplimiento de las medidas gubernamentales, inspire tranquilidad y calma en la población, sin generar pánico. Para evitar la incertidumbre y la especulación, es necesaria una información clara y oportuna, y la total transparencia de todas las autoridades”, enfatizó el editorial.  

spot_img

También te puede interesar

Redacción ContraPunto
Nota de la Redacción de Diario Digital ContraPunto
spot_img

Últimas noticias