spot_img
spot_img
martes, 28 de septiembre del 2021

Tony Saca insinuó que peligra su integridad personal por revelar sobresueldos en su administración

Tony Saca afirmó que sus funcionarios recibían $10,000 aproximadamente en sobresueldos mensuales.

spot_img

El expresidente de la República, Elías Antonio Saca, insinuó que peligra su integridad física por revelar los nombres de las personas que recibieron sobresueldos e “incentivos” económicos, durante su administración registrada desde 2004 a 2009.  

En la comisión legislativa que investiga los sobresueldos, Saca brindó detalles de cómo se realizaba este proceso, que le fue entregado por su antecesor Francisco Flores.

En la sesión, el exmandatario repitió que le llegaron varias advertencias (sin definir sectores ni nombres), de que se abstuviera de sacar a la luz esta información, a esto agregó que: “me siento amenazado, este día he recibido amenazas, por solo el hecho de estar en esta comisión”.

“Cuando me refiero a amenazas, he recibido mensajes por parte de mi abogado que hay personas que están preocupadas, en el penal no hay llamadas telefónicas, no recibimos visitas profesionales ni de familiares. La información me la transmitió mi abogado de amenazas sobre mi persona por hacer público los sobresueldos y destinatarios”, indicó.

aclaró que en el penal donde guardó prisión no tengo comunicación de ningún tipo, la información me la transmitió mi abogado de amenazas sobre mi persona por hacer público los sobresueldos y destinatarios “, expresó el ex presidente Saca.

En este sentido, solicitó que la seguridad se reforzará a su favor en el centro penal “La Esperanza”, para poder evitar un atentado contra su vida.

Este panorama lo presentó, adjuntado a una extensa explicación de las condiciones de como recibió las riendas del país y los instrumentos que se utilizaban en las diferentes áreas gubernamentales, incluyendo el tema de sobresueldos.

“Los gastos reservados eran legales y los utilice, por lo que me definieron en que se podían utilizar”, reiteró el exmandatario.

Por lo tanto, Saca quien incentivado por los diputados de Nuevas Ideas se atrevió a revelar los nombres de los beneficiados con el efectivo del Estado, los cuales fueron entregados de la partida secreta de la Presidencia.

Previo a revelar los nombres, advirtió que no podía revelar las identidades de “un grupo de poderosos” que se vieron beneficiados con este mecanismo, para “evitar problemas”.

Sin embargo, entre los políticos mencionados, surgió la vicepresidenta de la República, Ana Vilma de Escobar, recibía US$10,000 mensuales en sobresueldos durante los cinco años de gestión.

“Quiero confirmarle diputada que efectivamente existían sobresueldos”, afirmó Saca durante el interrogatorio, donde además aprovechó a revelar algunos nombres de funcionarios que se vieron beneficiados al recibir compensaciones económicas extraoficiales.

Tras un receso, Antonio Saca regresó a la comisión especial que investiga los sobresueldos y continuó dando nombres de funcionarios que habrían recibido estos fondos. Entre los nombres mencionados se encuentran: Evelyn Jacir de Lovo, Mario Acosta, Gloria Salguero Gross y Roberto Rubio, quienes eran parte de la Comisión de Desarrollo.

La diputada de ARENA, Rosa Romero, cuestionó a Saca sobre otros miembros que habría recibido sobresueldos. El exmandatario expresó que sí le fue entregado a César Funes, quien fue secretario de juventud en su gestión, así como a Andrés Rovira, quien fue presidente del FISDL y presidió el partido GANA.

Al mismo tiempo, Saca negó haber entregado dinero a Gustavo Villatoro, quien fue director de Aduanas en su gestión y ocupó otros cargos en la administración de Nayib Bukele y actualmente es  su ministro de Seguridad. También dijo que no entregó sobresueldos a Mario Tenorio y Juan Miguel Bolaños.

Al ser cuestionado sobre cheques a nombre de Herbert Saca, el exmandatario solo se limitó a decir que eran pagos por compras de respuestos.

El exmandatario aseguró que entre otros funcionarios que recibían sobresueldos se encontraban Francisco Laínez, excanciller; David Gutiérrez y Jorge Nieto, ambos exministros de Obras Públicas; René Figueroa, exministro de Seguridad, luego de Gobernación; Ana Vilma de Escobar, exvicepresidenta; Mario Salaverría, exministro de Agricultura, así como viceministros, entre otros funcionarios.

También dijo que se entregó fondos a los secretarios del Partido de Conciliación Nacional (PCN), Ciro Cruz Zepeda y a Rodolfo Parker, del Partido Demócrata Cristiano (PDC), pero “nunca” al FMLN.

Otros nombres que mencionó Saca que recibieron fueron: William Jacobo Handal, exviceministro de Hacienda; Yolanda Mayora de Gavidia, exministra de Economía; Eduardo Ayala Grimaldi, exviceministro de Economía; la exministra de Educación, Darlyn Xiomara Meza; José Roberto Espinal, exministro de Trabajo; Carmen Sosa de Callejas; Hugo Barrera, exministro de Medio Ambiente; Rodrigo Ávila, exdirector de la PNC; Margarita Escobar, exviceministra de Relaciones Exteriores; Ástor Escalante, exvice ministro de Seguridad; Federico Hernández y Luis Mario Rodríguez, exsecretario jurídico; Luis Cardenal, exministro de Turismo, así como exfiscales, exmagistrados de la Corte Suprema de Justicia y miembros de Sala de lo Constitucional, entre otros.

Saca aseguró en su comparecencia ante la comisión especial que la Fiscalía General de la República, dirigida en ese momento por Douglas Meléndez, no le permitió revelar la lista de destinatarios de sobresueldos, en el proceso y condena por los delitos de enriquecimiento ilícito y lo calificó de ser una confesión obligada.

Por lo tanto, tildó de “bendición de Dios” al proceso iniciado por la actual administración legislativa, ya que consideró que tuvo un “juicio injusto” y sin igualdad de condiciones.

Por otra parte, confesó que el expresidente de la República, Mauricio Funes, estuvo enterado sobre la entrega de sobresueldos.

“Tuvimos una reunión con el expresidente Funes… el expresidente Funes estuvo enterado en su momento de los sobresueldos”, señaló el expresidente Saca.

Además, Antonio Saca manifestó que durante el periodo de transición de su gobierno con el primer mandato del FMLN, sus funcionarios explicaron el mecanismo de la entrega de sobresueldos. En las reuniones estuvo presente el exministro de Hacienda, Carlos Cáceres y Hato Hasbún.

Las revelaciones salpicaron a comunicadores salvadoreños, ya que el exjefe de gobierno dijo que Narciso Castillo (entonces entrevistador en Canal 33), Álvaro Cruz Rojas(Diario El Mundo) , Lafitte Fernández (El Diario de Hoy), y Jorge Hernández(entonces de Telecorporación Salvadoreña) serían los periodistas que recibieron pagos mensuales durante la gestión de Saca. Hernández tendría $10,000 según manifestó el exmandatario.

El mecanismo era orquestado por el entonces secretario de Comunicaciones, Julio Rank, quien era el enlace directo con los comunicadores en mención. El objetivo de esta artimaña era para que hablaran bien del gobierno y proyectaran una buena imagen en los medios de comunicación en que laboraban.

“Él (Julio Rank) era quien se encargaba de hablar con los periodistas (mencionados), tenía buenas relaciones. y se buscaba que destacarán al gobierno”, explicó.

Mientras tanto, el presidente salvadoreño, Nayib Bukele, mostró su postura al publicarse “la verdadera lista” de personajes que, durante el último Gobierno de ARENA, recibieron sobresueldos.

“Se abrió la caja de Pandora”, escribió en su cuenta de Twitter, usando el hashtag popularizado por él mismo: #LaVerdaderaLista.

Agregó que “el Órgano Legislativo, el Órgano Judicial, la Fiscalía General de la República, los partidos políticos, todos controlados con dinero robado del pueblo salvadoreño ¿Y así tienen el descaro de exigir que volvamos a sus tiempos de independencia entre los poderes del Estado?”.

spot_img

También te puede interesar

Carlos Francisco Hernández
Periodista y redactor de ContraPunto. Especialista en temas políticos, sociales y judiciales
spot_img

Últimas noticias