spot_img
spot_img
martes, 21 de septiembre del 2021

Toby Jr. enfrenta a la justicia por acusación calumniosa

Tras finalizar la audiencia, programada este miércoles, se informó sobre la llegada a un acuerdo; sin embargo, el caso fue declarado bajo reserva.

spot_img

El presidente y predicador de la Misión Bautista Internacional de El Salvador, Edgar López Berdtrand hijo, conocido como Toby Jr., fue citado esta mañana en el Juzgado Primero de Instrucción de San Salvador para enfrentar una audiencia preliminar por dos delitos.

Según la parte fiscal, a Berdtrand se le acusa de los delitos de simulación de delitos y denuncia o acusación calumniosa, ambos regulados en los Art. 303 y 304 del Código Penal.

Según manifestó el fiscal de este caso, los delitos por los que se está procesando al líder religioso son simulación de delitos y denuncia o acusación calumniosa, los cuales están tipificados en el artículo 303 y 304 del Código Penal.

“La víctima, en este caso, es la administración de justicia”, manifestó el fiscal, quien agregó también que otra víctima es una mujer.

Asimismo, el fiscal del caso expresó que las víctimas de estos delitos son la Administración de Justicia y una persona más, cuya identidad no puede ser revelada debido a que el caso tiene reserva.

Por su parte, el abogado Waldo Feusier, querellante en el caso, afirmó que los hechos, ocurridos en 2018, consistieron en una denuncia “sin fundamentos”, que el pastor hizo sobre un presunto robo de un vehículo de la Misión Bautista Internacional, misma que casi termina con la detención de la persona considerada víctima de las calumnias.

El posible origen de la denuncia interpuesta por López Bertrand hijo tendría que ver con un bien que su padre, Edgar López Bertrand padre, quien falleció en ese año, le cedió a su exesposa, la querellante en el caso.

La denuncia fue interpuesta por la organización religiosa en enero de 2018, y según lo establecido en los artículos citados por el fiscal, Toby Jr. podría enfrentarse a una pena de 1 a 3 años de prisión de ser encontrado responsable del delito de acusación calumniosa.

Mientras que por el segundo delito del cual es acusado, el predicador podría enfrentarse a una pena de entre 1 y 4 años de prisión por presunta simulación de delitos.

Tras finalizar la audiencia, el fiscal del caso dijo que se llegó a un acuerdo entre las dos partes y el caso fue declarado bajo reserva.

spot_img

También te puede interesar

Redacción ContraPunto
Nota de la Redacción de Diario Digital ContraPunto
spot_img

Últimas noticias