spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
viernes, 03 de diciembre del 2021

Texas le pagaría $37 si se lleva un barril de petróleo

El crudo americano de entrega en mayo cotiza en negativo por primera vez en su historia. Se hunde un 300%, su mayor desplome. Los inversores pagan para no tener que almacenar el crudo.

spot_img

Nadie quiere gasolina. Especialmente en un país que nada en petróleo y donde la demanda se ha volatilizado. La prueba es que los inversores pagaron por primera vez en la historia para deshacerse de la entrega en mayo de petróleo americano porque Estados Unidos no tiene ya donde almacenar tanto crudo. La paralización del país y de la economía mundial ha hecho que el West Texas caiga a su menor precio de la historia en las entregas en el corto plazo. Tan bajo que es negativo: -37 dólares el barril, en lo que es ya su mayor desplome diario de la historia, más del 300%.

El WTI afrontó lo que se denomina como efecto «contango», que se produce cuando el precio futuro en productos no perecederos cotiza a un precio más elevado que el actual como consecuencia de los costes previstos de transporte y almacenamiento ante una caída de demanda puntual. Por este efecto, el crudo americano de entrega en junio se paga a 22 dólares. La demanda es nula y los tanques no tienen ya dónde meter tanto crudo por lo que el barril se ha depreciado casi 56 dólares en una sola sesión. A principios de año, el barril de WTI cotizaba a 60 dólares.

La caída tan pronunciada se explica porque hoy expira el plazo para deshacerse de los contratos para entrega en mayo del WTI. Los inversores que no quieran entrega física necesitan vender antes de ese plazo. Como no hay compradores, los inversores están pagando para quitárselo de en medio y no tener que afrontar los costes añadidos a su almacenamiento y transporte.

La consultora energética Rystad Energy apuntó en una nota recogida por Efe que el mercado sabe que las existencias de crudo en el país estadounidense se llenarán muy rápido a medida que las refinerías continúan reduciendo «enormemente» su actividad debido a la falta de posibilidades de almacenamiento, especialmente para gasolina sin vender. «Creemos que las existencias comerciales de crudo de Estados Unidos estarán en niveles sin precedentes a fines de abril», subrayó Rystad Energy.

Aunque la OPEP y sus aliados productores de petróleo llegaron a un pacto histórico a principios de este mes para reducir la producción en 9,7 millones de barriles por día a partir del 1 de mayo, muchos expertos argumentan que aún no será suficiente para contrarrestar la caída de la demanda. Se espera que la vuelta a la normalidad, por lo menos en términos de actividad económica, ayude a los precios del crudo en todo el mundo, especialmente si coinciden en el tiempo con los recortes de cerca de 10 millones de barriles por día (bpd) acordados por la OPEP y sus socios. Siempre, claro que los países que no forman parte del cártel petrolero también contribuyan al ajuste en la producción de crudo.

En el caso del petróleo de referencia en el Viejo Continente, el precio del Brent se situaba e torno a los 25,58 dólares, un 8,9% inferior al del cierre del pasado viernes. En lo que va de año, el barril de Brent ha caído más de un 60%. El crudo del mar del Norte, de referencia en Europa, concluyó la jornada en el International Exchange Futures con un descenso de 2,50 dólares respecto a la última negociación, cuando cerró en 28,08 dólares. El descenso más moderado del Brent hizo que la brecha entre el precio de ambos barriles superara la diferencia de 13 dólares que había marcado a principios de 2015.

La volatilidad en el mercado petrolero es extrema por la paralización de los transportes y la actividad. La semana pasada, la Agencia Internacional de la Energía (AIE) calificó 2020 como «el peor año de la historia para el petróleo» y se refirió al presente mes como «abril negro», alertando, además, de que el exceso de oferta pondría a prueba la capacidad mundial de almacenar crudo, con el riesgo de que la saturación en algunos yacimientos obligue a parar la producción. A su vez, la OPEP pronosticó que la demanda de crudo descendería en torno a 20 millones de barriles por día en abril. En el conjunto del año, la demanda se reducirá en 6,91 millones de barriles por jornada.

Reportan reducción de los combustibles en El Salvador

El Ministerio de Economía informó que la gasolina regular tendrá una disminución de $0.14 para la zona central, con un precio de referencia de $1.85. Para el occidente, la reducción será de $0.13 y se cotizará a un precio de $1.86; en el caso del oriente salvadoreño, se registra una baja de $0.14 y se tendrán valores de $1.89.

En el caso de la gasolina especial, es la que mayor descenso de precios refleja, ya que para la zona occidental es de $0.20 por cada galón, y para esa parte de El Salvador, el valor será de $2.01.

En el centro salvadoreño la baja es de $0,19 y al igual que en el occidente, su precio será de $2.01 por cada galón. Oriente disminuye $0.19 y costará $2.05

El diésel es que el que menos disminución muestra, ya que para el centro y occidente de El Salvador disminuye $0.09 y se tendrán precios de $1.98 y $1.99. La zona oriental reduce en $0.08 su valor y el precio de referencia por galón será de $2.04.

spot_img

También te puede interesar

Agencias Internacionales
Agencias internacionales de prensa
spot_img

Últimas noticias