spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
viernes, 03 de diciembre del 2021

Tensión entre Rolando Castro y Jean Manes por Lista Engel

El ministro de Trabajo ha pedido a la diplomática que presenta pruebas para su inclusión en la lista de actores corruptos y antidemocráticos de Centroamérica.

spot_img

Las relaciones entre Estados Unidos y El Salvador se volvieron a tensionar, esto luego que el ministro de Trabajo, Rolando Castro, y la encargada de Negocios de los Estados Unidos en El Salvador, Jean Manes, tuvieran roces en redes sociales producto a las consecuencias que ha generado la Lista Engel.

El problema surgió debido a unos reclamos realizados por Castro, esto al decir que la funcionaria presente prueba que lo incriminen en actos de corrupción.

El funcionario se ha manifestado en contra de su inclusión en la lista de actores corruptos y antidemocráticos publicada por el Departamento de Estado estadounidense en julio pasado, conocida como Lista Engel.

Castro exhortó a la diplomática a presentar las pruebas que lo llevaron a su inclusión en la lista, en la que se incluyó además a otros funcionarios, exfuncionarios, empresarios y operadores políticos.

“La Sra Manes tiene años de estar acá y nunca denunció los que saquearon este país, al contrario se hizo amiga de ellos”, publicó en un tuit.

El ministro también sostuvo que Jean Manes “tomó el control de instituciones, usurpando funciones de los salvadoreños” y etiquetó en Twitter la cuenta del presidente estadounidense Joe Biden pidiendo que la retire como diplomática en El Salvador con el fin de que “mejoren las relaciones en ambos países”.

“No soy corrupto y creo tener más solvencia moral que usted”, finalizó el funcionario dirigiéndose a la diplomática estadounidense.

Castro, junto a otros 13 funcionarios y actores políticos salvadoreños, aparece en la lista de actores corruptos y antidemocráticos, envueltos en “acciones que dañan los procesos e instituciones democráticas, corrupción significativa u obstrucción de investigaciones sobre corrupción”, según el Departamento de Estado.

“Envié un documento al Departamento de Estado, lo hice por la vía oficial de Cancillería, como debe ser. Solo agoto esa fase administrativa y si no tengo respuesta, ya tengo un equipo de abogados preparando una demanda”, sostuvo el funcionario.

Esto, a pesar que Castro aseguró que él mismo acudió a la embajada de Estados Unidos en El Salvador para cuestionarlos por qué estaba en la lista, y que le informaron que “no es por corrupción”.

“Me dijeron que no es por corrupción, si no por afectación a derechos humanos. Entonces yo les dije: si me están condenando porque me peleé con Fito Salume (empresario) y Ernesto Muyshondt, pues está bien; pero no deja de ser injusto, porque entonces se protege al delincuente y se castiga al policía”, agregó.

Ante esto, la diplomática estadounidense salió al paso al decir que si un nombre está en la lista, es porque merece estar ahí, en referencia a los corruptos denunciados por el gobierno de Estados Unidos.

Durante una rueda de prensa esta mañana, la embajadora interina defendió la decisión del gobierno de Estados Unidos al incluir a Castro, y detalló, además, que el titular del Ministerio de Trabajo sí fue enlistado por actos de corrupción y antidemodráticos.

“Lo que puedo decir sobre la lista, es que cada persona que está en la lista merece estar en la lista. Cuando estábamos analizando analizamos los nombres que podrían estar en la lista, pasamos meses revisando, averiguando, haciendo una investigación profunda; y si su nombre está, merece estar ahí”, dijo la encargada de Negocios de EE.UU.

Ante estas declaraciones, la embajadora interina respondió que sí es por corrupción y por actos antidemocráticos, y que toda la información al respecto se encuentra publicada en la página web del Departamento de Estado.

“Eso no está correcto. Cuando hablamos sobre su caso, ya está publicada en nuestra página web la información que podemos dar, y podemos decir que es por corrupción y actos antidemocráticos”, indicó Manes.

La acusación que pesa sobre Castro, según la información publicada en el sitio web, es la “obstrucción de investigaciones sobre corrupción y socavó los procesos o las instituciones democráticas con el fin de perjudicar a sus oponentes políticos.

spot_img

También te puede interesar

Redacción ContraPunto
Nota de la Redacción de Diario Digital ContraPunto
spot_img

Últimas noticias