spot_img
spot_img
martes, 28 de septiembre del 2021

STISSS sale a las calles para exigir cuarentena de 15 días por crisis sanitaria

Los empleados de salud alzaron banderas y empujaron féretros con las banderas del FMLN y ARENA. Además, reventaron cohetes para hacerse sentir en las afueras del parlamento salvadoreño.

spot_img

Miembros del Sindicato del Instituto Salvadoreño del Seguro Social (STISSS) realizaron una marcha sobre la alameda Juan Pablo II en dirección a la Asamblea Legislativa, para exigir a los diputados una cuarentena estricta de 15 días, debido al aumento de casos de COVID-19.

Los empleados de salud alzaron banderas y empujaron féretros con las banderas del FMLN y ARENA. Además, reventaron cohetes para hacerse sentir en las afueras del parlamento salvadoreño.

Las acciones por parte del personal sanitario público se han incrementado en los últimos días, en busca de una disminución de casos infectados de coronavirus.

"Hemos venido hasta la Asamblea a exigirles a los diputados que aprueben una cuarentena estricta porque ya no aguantamos el brote del covid-19. Los compañeros están cayendo como dominó. A los diputados no les importa la vida de los trabajadores, ni mucho menos del pueblo en general”, expresó un miembro del sindicato.

La marcha se desplazó desde el Hospital Médico Quirúrgico, sobre la alameda Juan Pablo II, hasta llegar a la Asamblea Legislativa.

Por otra parte, un trabajador del Instituto Salvadoreño del Seguro Social (ISSS), denunció que han tenido que comprar de su propio bono, los equipos necesarios para evitar contagiarse del virus chino durante la atención de los pacientes.

“Pasan diciendo que vienen donaciones y equipo, aquí no hemos visto que venga algunos de esos camiones. Acá todos estos empleados pagamos con el bono las mascarillas, los gorros, los gabachones y las zapateras; entonces no es un bono, es algo que hacemos para protegernos nosotros”, expresó el molesto empleado.

Además, informó que contabilizan 37 muertos en un solo hospital del ISSS a causa del COVID, entre ellos, un miembro del personal médico. Agregó, que hay varios de sus compañeros enfermos.

“Nuestra preocupación es enfermarnos nosotros y llevarlo a nuestras familias. Ya vimos que para cualquier gobierno somos reemplazables, esto no es contra el presidente Bukele, ni contra los gobiernos de ARENA, para cualquier gobierno somos un empleado más, sustituible y queremos decirle al gobierno que somos nosotros los que estamos sacando adelante la pandemia”, manifestó.

Por lo tanto, indicó que: “les pedimos a las autoridades, a la directora Delmy Cañas que venga a ensuciarse los tacones, con camiones de equipo para que podamos trabajar… Que se jueguen el físico con nosotros, ninguna autoridad he visto meterse al hospital porque tienen miedo”.

De igual forma, el Sindicato de Médicos Trabajadores del Instituto Salvadoreño del Seguro Social, señaló las malas condiciones que están atravesando en plena emergencia nacional.

Los manifestantes indicaron que hay una mala estrategia en el manejo de la crisis, lo que ha derivado en la saturación de los hospitales y en la escases de los equipos de bioseguridad, por lo que se están lamentando la muerte de 25 doctores.

En este punto, los sindicalistas indicaron que hay errores de planificación de espacios adecuados y de atención de los casos sospechosos, que ha llevado al contagio de otras personas y al descuido en atender a pacientes que sufren otros problemas de salud.

Asimismo, que todo este conjunto de problemas desencadena que no se lleve un buen control de las pruebas y no se tenga un verdadero valor de los casos de contagiados.

Algunos médicos han asegurado que el gobierno no les ha pagado su salario correspondiente a tres meses, pese a eso se han mantenido firme en su misión de combatir la enfermedad.

Otro punto que expresaron su descontento es para obtener el equipo de seguridad personal, ya que es un proceso engorroso y lo que ha llevado que los empleados compren su propio equipo.

Mientras tanto, el Ministerio de Salud ha entregado mascarillas de hule, con filtros de tela, a médicos de diferentes hospitales del país, entre ellos, del Hospital San Pedro, de Usulután, donde atienden a pacientes confirmados y sospechosos de covid-19.

El equipo no solo dista de ser el reglamentario para dar protección al personal de salud, sino que por el tipo de material del que está hecho, provoca irritaciones entre quienes lo han utilizado.

Ante esto, el ministro Alabí ha indicado que están haciendo todo lo posible para dotar de buen equipo a los trabajadores de salud para poder enfrentar la pandemia.

Además, dijo que se debe estar pensando en avanzar sino que en "retroceder un poco", esto sobre el inicio de la fase 2 de la reactivación económica programado para el próximo 21 de julio.

"Sería ilógico aperturar más si sabemos que en la fase 1 el 58% de la población se expone, no podemos incrementar esa exposición si la tendencia día con día va al incremento, eso va a ser más casos confirmados y son más complicaciones y más muertos, no podemos proceder a una siguiente fase o a una parte en la cual hay más apertura (por la tendencia de casos", afirmó.

Sin embargo, sostuvo que será decisión del presidente de la República, Nayib Bukele, si se continúa con el desarrollo de las fases tal cual se ha programado.

"Hoy por hoy no debemos de pensar en avanzar sino que debemos de pensar en desinstalar o retroceder un poco porque el incremento de casos está para arriba, no podemos ir en el contexto de incrementar la cantidad de contagios, esa no es la estrategia (…) cómo es posible que ante el incremento de casos estemos hablando de apertura más la economía, debemos de retroceder, debemos limitar, controlar la cantidad de contagios", aseveró.

spot_img

También te puede interesar

Redacción ContraPunto
Nota de la Redacción de Diario Digital ContraPunto
spot_img

Últimas noticias