sábado, 29 de enero del 2022

¿Son las instituciones culpables?

ARENA, en las urnas ganó cuatro presidencias y en venganza el FMLN creo la leyenda de que ARENA y los “escuadrones de la muerte” eran lo mismo. Falacia que favoreció el olvidar la criminalidad

spot_img

Recapacitando sobre noticias de corrupción en diferentes medios tradicionales y de internet, cuando se refieren a que los culpables, son ARENA y el FMLN me pregunto: ¿Llevaremos a juicio a los veinte mil firmantes de ARENA, a los extranjeros que ordenaron que por decreto el FMLN fuera inscrito como partido político, a los guerrilleros y votantes de ambos partidos? 

Por supuesto que no.

Llegar a probar la culpa de personas, no es fácil en casos de corrupción internacional, nacional o institucional, por esto se usa culpar a partidos políticos, al gobierno en la sombra o al gobierno profundo; los nombres de sus financistas y empleados no se mencionan cuando esta instaurado un sistema judicial cómplices. Las violaciones que estas “personas” han cometido se extiende desde violaciones a la constitución, mal uso de recursos públicos, evasión fiscal, contrabando, crímenes de lesa humanidad, violación de derechos humanos, etc.

En este artículo me referiré a dos partidos políticos en El Salvador a los que se acusan de haber cometido delitos y poseyendo estás entidades personería jurídica, un nombre registrado en un papel, su responsabilidad es limitada, pero existen las personas que las financian, dictan, dirigen y ejecutan acciones, por lo que ellas, las personas, son las responsables de los ilícitos cometidos.

Generalizar en estos casos, como en todo, no ayuda a la verdad, confunde y distrae.

Culpar a la estructura, contribuye a ocultar a culpables intelectuales y materiales de los delitos cometidos.

El caso de ARENA de todos conocido, el mayor d´Aubuisson no sobrevive a la presidencia de Cristiani, por 18 años y medio ARENA es financiada y dirigida por la oligarquía, la misma que en los 60s gobernó con los militares, conocida entonces como las “14 familias” y con esa experiencia el manejo “dictatorial oligárquico” toman el total control finalizada la guerra, desde 1992 al 2021.

Ahora pregunto: ¿En una institución quién dirige? El dueño que paga los empleados o quién sigue órdenes. Nótese, pregunto quién “dirige”. ¿Qué respondes?

El que dirige es quién paga los salarios. ¿Verdad?

Ahora bien, lo dictado por quién dirige es ejecutado por los empleados, y si esto resulta dañino para la población ¿Quién es culpables? La respuesta correcta es: quién dirige y los empleados que ejecutaron sus órdenes, ambos comparten la culpa. ¿Cierto?

Individualizar la culpabilidad no es fácil, en un sistema jurídico que comienza a depurarse como el nuestro, pues este sistema sirvió como parte de la dictadura de los oligarcas.

ARENA, en las urnas ganó cuatro presidencias y en venganza el FMLN creo la leyenda de que ARENA y los “escuadrones de la muerte” eran lo mismo. Falacia que favoreció el olvidar la criminalidad de algunos militares en los cuerpos de seguridad, quiénes acataron órdenes de asesores militares y privaron de libertad, persiguieron y ejecutaron guerrilleros y políticos que disentían con los gobiernos militares impuestos por los EE. UU., “para detener el avance de la revolución comunista” y además contribuyó a legitimar su terrorismo.

El mayor D´Aubuisson fallece el 20 de febrero de 1992 y el fin de ARENA daba inicio, por 22 años hasta el 2021 los “dueños del partido” lo convirtieron en el moderno PCN, siguiendo la tradicional privación de oportunidades de educación, seguridad y salud al pueblo.

Dada esta situación, resulta conveniente culpar a ARENA y al FMLN pues nombrar a los financistas y sus corruptos empleados sin pruebas, te lleva a delinquir. Pero vuelvo con otra pregunta.

Las asambleas legislativas desde los 60s hasta 2021, por sesenta y un años fueron manejadas por el PCN y ARENA ahora te das cuenta de que “la dictadura oligárquica” se extiende pasada la guerra y el poder del dinero no permitió que ARENA abandonara la alianza con la corrupción instaurada por el PCN, lo que finalmente condujo al desastre que nunca creyeron posible. La mayoría calificada en la asamblea legislativa. El fin de la “dictadura oligárquica”.

Es hora de empezar a llamar a al pan, pan y al vino, vino.

¿Quiénes han financiado y dirigido a ARENA y al FMLN, quiénes son los ejecutores y asalariados? La fiscalía tiene una tarea enorme y el sistema judicial no puede defraudarnos. 

Salvadoreño para decidir tu futuro, debes conocer tu historia y no creer en leyendas.

El contenido de este artículo no refleja necesariamente la postura de ContraPunto. Es la opinión exclusiva de su autor.

spot_img

También te puede interesar

Ernesto Panamá
Columnista de ContraPunto, Escritor salvadoreño; Máster en Edición, con 13 obras publicadas
spot_img

Últimas noticias