spot_img
spot_img
sábado, 18 de septiembre del 2021

¿Smarmatic, o los dueños de partidos polí­ticos?

spot_img

¡El cuidar y evitar ser engañados por “banderas falsas”! es una advertencia que conocemos desde hace mucho tiempo.

Esto implica que se lleva adelante una acción, acompañada de propaganda y fuerte inversión que deben identificar a un culpable; y no a quien ha lleva acabo la acción. De esta manera el causante del hecho, que libre de culpa y triunfador.

Este es el caso de la burla electoral, de la que está siendo objeto el pueblo salvadoreño estos dí­as.

Hasta las 16:00 horas del dí­a 5 de marzo, el recuento de votos de las elecciones del 4 de marzo, se desarrollaba en forma expedita y sin demoras.

El resultado era sorprendente. ARENA recuperaba curules, municipalidades y el FMLN los perdí­a.

Pero las estadí­sticas también indicaban que ARENA a pesar del triunfo, mantení­a una votación bastante por debajo de elecciones anteriores. Pero, además, el FMLN era castigado brutalmente en los municipios del departamento de San Salvador, quienes con anterioridad le retiraron el apoyo a ARENA y les dieron el triunfo a Mauricio Funes y a Salvador Sánchez.

Las personas residentes en estos municipios creo son de gran peso en la balanza electoral. En esta ocasión ARENA contabilizaba para las cuatro de la tarde 10 municipios de los que si no me equivoco solo tení­a 4.

Tras estos números en los que la mayorí­a se fija, la debacle se sucedí­a para los financieros de los partidos y quienes se creen sus dueños. Los (dinosaurios) los diputados “lí­deres de fracción” los que reciben extra sueldos y promueven los intereses de los patrones, no alcanzaban los votos necesarios para ser diputados.

Las caras nuevas que ganaban los curules, no son ligadas con la corrupción polí­tica; el arma más poderosa del pueblo, el voto, hace que la clase que financia los partidos pierda el poder ejercido sobre los ciudadanos y que nazca la esperanza de cambio.

¡Pero! “Esto no se debe permitir”.

Es entonces que las cúpulas corruptas ARENA y FMLN, se ponen de acuerdo y deciden que el TSE debe cambiar los resultados. ¡Ellos!, no pueden quedar sin control de las estructuras partidarias, ellos pagan sueldo, propaganda, mordidas y saben que les conviene a los seis millones de salvadoreños.

El TSE ante esta presión de ambas dirigencias y un aporte económico sustancial, seguramente y con la seguridad de ser reelectos en sus cargos se doblegan y se vuelve cómplices, dando inicio a la más reciente burla electoral infringida a aquellos que salvadoreños que el 4 de marzo fueron a votar. (Al 60 % no nos burlaron, intuimos que no han cambiado)

A la cúpula financiera de ARENA no le importa perder cabeceras departamentales, municipios, ni diputados, les importa conservar a sus asalariados en puestos que les permitan favorecer sus intereses. En caso de impase en la asamblea, se arreglan como en esta ocasión entre cúpulas.

Smarmatic, “LA CULPABLE”, es un empresa extranjera que viene siendo desprestigiada desde antes de que fuese contratada. Que no tiene forma de defenderse por lo que se le convierta en la BANDERA FALSA ideal, pues no tiene forma de defenderse y tras ella se cubren a los verdaderos asesinos de la democracia.

La pérdida verdadera es para el 40 % que aun confiaba en la honestidad este último evento democrático. Razón por la cual es posible que parte de este 40 % en la próxima elección se sume al 60%.

Lo relatado hasta el momento, no puede estar más claro cuando los precandidatos presidenciales de ARENA, después del raquí­tico triunfo creen tener probabilidades de ser electos presidentes de El Salvador. Son tan serviles y cobardes que no han defendido el derecho de elección ejercido por el 40 % la población y ¿aún creen que votaremos por ellos? No han demostrado su servilismo a quienes pagan la planilla y nada más.

No me refiero al candidato del FMLN, quien tampoco se ha pronunciado en contra de lo actuado, pues en estas circunstancias, se ha dado cuenta que sus obras, no le ayudan a superar la mala gestión de su partido.

(Historia: ARENA logró mantener el voto 20 años, el FMLN lo pierden solo con 8 malos años de gobierno) ¿Creen aún que se juega con el voto?

Ahora el panorama vuelve como mencioné antes a ser triste para el 99 % los salvadoreños. El 1 % seguirá hueviando.

Veamos un poco de números.

Hay quienes como quien escribe esta nota no voto, pues votar significaba votar por ladrones y corruptos. Los profesionales residentes en los diferentes municipios de San Salvador en mayorí­a tras nueve años de gobierno FMLN se dan cuenta que el FMLN no tiene nada revolucionario, que su dirigencia se enriquece y que en nada les han ayudado y por esta razón: NO VOTAN. Hay otro número de personas que acepto la sugerencia de votar nulo o no votar de señor Nayib Bukele, y esto no votantes suman el 60 % de abstención en la recién pasada elección.

Me conduce esto a pensar que el 60 % que no votó, no votará por presidentes y que se sumarán ellos, personas cuyo voto fue burlado. ¿A cuánto podrí­a llegar la abstención?

Los partidos tradicionales han cavado su propia tumba.

Pero como siempre en la vida hay alternativas y las han vivido en otros paí­ses como Costa Rica, en donde un catedrático universitario derrota en la elección presidencial a los partidos tradicionales conservadores y liberales, el pueblo decidió que estaba harto de la corrupción.

Cómo esto como hipótesis tomemos el caso de Nayib Bukele. Aclaro que no le conozco y de quien nunca he escuchado un discurso.

Pero si he visto cumplidas sus promesas con obras en: Nuevo Cuscatlán y en San Salvador.

Este personaje aparece bien ubicado en las encuestas, en las que no creo mucho y hace algunos meses decido buscar la aprobación de su movimiento u organización, para posteriormente intentar postularse a candidato presidencial.

Asumamos que logra superar todos los requisitos legales y los intereses y obstáculos en contra y logra postularse como candidato presidencial.

¿Por quién creen que votará el 60 % de la población más los que fueron burlados en la pasada elección? Esto puede llevarlo a la presidencia en la primera vuelta.

Esto es un peligro que hay que eliminar desde ya, esta es la consiga de las cúpulas de ARENA y el FMLN. ¿No creen?

Ojos, es importante reconocer que las otras corruptas dirigencias partidarias en contienda también están involucradas en el fraude que vivimos. Nadie ha protestado. En rio revuelto, ganancia de corruptos.

Bien supongamos que es electo presidente Bukele, pues además contará con el capital árabe el que al no lograr llevar como candidato de ARENA a uno de los cómplices del fraude; buscarán rápidamente aportar dinero y comprar derechos de este nuevo candidato.

El panorama para Bukele como presidente, desde mi punto de vista no luce halagador, debido a las maniobras recién ejecutadas por las cúpulas.

Cómo presidente gobernará 5 años y tendrá poder legislativo en su contra por dos años en los que su actuación será sin duda boicoteada. Lo mismo sucederá con una Corte Suprema elegida por las cúpulas.

El tercer año debe enfrentar un año de desgaste electoral y entonces intentar lo imposible, lograr más diputados que los partidos tradicionales o de lo contrario sufrirá tres años más de oposición feroz, pues a las cúpulas no les importa que el pueblo sufra, mientras ellos vayan a conservar el poder y estarán listos para ir a elecciones con sus millones pagando agitadores y pautas comerciales, en contra un movimiento que no pudo hacer obra.

Y el pueblo continuará sin educación, padeciendo alta criminalidad, bajo empleo y salarios, sufriendo pobreza y miseria y si la esperanza de alcanzar el desarrollo.

Todo esto causado por nuestra comodidad, sí­ pues hemos permitido que nos manejen desde el exterior por más 60 años. No creo que a estas alturas quien lee, ignore que los que se creen dueños de partidos, son solo tí­teres de los corruptos pasados gobiernos de EE. UU., que están ahora cerca de ir a la cárcel.

De esta forma lo planteado no veo mucho futuro de prosperidad para las nuevas generaciones.

Pero siempre hay esperanza. Habemos más de un 60 % con la capacidad de cambiar nuestro destino, y serí­a ridí­culo no ponernos de acuerdo y mandar a la cochinchina a quien se lo merece. Y elegir a nuestros gobiernos.

spot_img

También te puede interesar

Ernesto Panamá
Columnista de ContraPunto, Escritor salvadoreño; Máster en Edición, con 13 obras publicadas
spot_img

Últimas noticias