spot_imgspot_img
spot_imgspot_img
sábado, 24 de julio del 2021

¿Será demasiado tarde?

Sin duda la sapiencia contribuye a no ser impulsivo, a analizar los acontecimientos, repensar momentos en los que la esperanza parece perdida, y así han transcurrido los días desde que las grandes corporaciones de noticias y de redes sociales declararon ganador de las elecciones presidenciales de los Estados Unidos al candidato demócrata.

El triunfo de este candidato se sucede luego de que la compañía SMARMATIC suspendieran el conteo de votos en los Estados Unidos cuando el candidato republicano se consideraba el ganador. Al resumirse el conteo resulta que el candidato demócrata lideraba la elección.

¡Curioso! es que SMARMATIC hiciera lo mismo en El Salvador durante las elecciones de diputados del 2018. ¿Lo recuerdas? Los diputados viejos y corruptos perdían, los jóvenes ganaban. Se suspende el conteo y al reiniciarlo ganan los que el pueblo no eligió.

En Estados Unidos, el gobierno profundo y en la sombra acompañados por la prensa corrupta obligan a dar la cara a quiénes permanecían agazapados, y hoy conocemos a los enemigos. Personas con gran poder económico, dueños de redes sociales, grandes corporaciones industriales y comerciales, políticos republicanos, miembros del poder judicial y la Corte Suprema juntos, se muestran enemigos de quiénes desde el gobierno han pretendido dar al pueblo el derecho a gobernarse y poner a la burocracia a su servicio.

Los poderosos y el gobierno que ellos decidan te van a gobernar. Tú ciudadano y tu voto, no tienen valor alguno.

Destapada la olla, las criaturas del pantano creen que mostrando su poder amedrentarán al pueblo y evitarán la rebelión en su contra.

Su muestra hegemónica inicia con la supresión de la libertad de expresión al presidente norteamericano. Demuestran que el dueño de una corporación tiene el poder de decidir si lo que el presidente electo por el pueblo y tú expresas debe ser o no censurado.

La libertad de expresión deja de ser un derecho.

Estas personas tienen el poder sobre el presidente de la nación más poderosa del mundo, le prohíben expresarse por sus medios pues “ellos” dicen que él ha incitado a la violencia.

Los Estados Unidos están por ser el hazme reír del mundo.

Este día 13 de enero 2020 a las 13:38 hora local, pareciera que el totalitarismo triunfa y nace una nueva Banana República.

No existe en Estados Unidos constitución o estructura legal de estado qué defienda la libertad expresión, que se digne a verificar las pruebas presentadas del fraude electoral, de que oficiales de gobierno violaron normas constitucionales y que decenas de miles se levantaron de la tumba para votar, todos callan y retoma el liderazgo el globalismo quién apoyará al PCCh en la toma del liderazgo mundial para someter a los ciudadanos del mundo, al sistema de dirección estatal.

El sistema en donde los señores dueños del 90 % de la riqueza, creen estarán seguros amasando fortunas con su gobierno mundial mientras la masa debe permanecer sumisa o sufrir represión.

Las repercusiones de lo que sucede en EE. UU. en El Salvador resultarán obvias en la próxima elección, en donde los corruptos continuarán con el poder de la Asamblea Legislativa y elegirán un nuevo y corrupto sistema Judicial, pues SMARMATIC se encargará de dar los votos a ARENA y FMLN, la voluntad del pueblo será burlada.

 En Estados Unidos para la toma de posesión y para que los cambios a favor de los corruptos sean o no evidentes faltan días.

Escribía semanas atrás que los norteamericanos sufrían el Karma de la corrupción que sus gobiernos implantaron por el mundo.

Lastimosamente parece que los enemigos de la democracia tienen el poder necesario para que de hoy en adelante sea su potestad elegir gobiernos y no la de la masa que acude a las urnas.

A pesar de todo, las pruebas sobre el fraude continúan acumulándose y líderes demócratas en México y Europa condenan la supresión a la libertad de expresión.

El pueblo norteamericano parece tener miedo y preferir someterse a la tiranía, que luchar por el “sueño americano”.

Un último recurso queda, ¿estará esté libre de corrupción?

¿Ha llegado el fin del sueño americano?

¿Ha triunfado el totalitarismo?

Lo lamentaré si sucede por los jóvenes que no conocerán la libertad de expresión y que serán borregos de las élites.

(*) Ernesto Panamá es Escritor

spot_img

Últimas entradas