spot_img
spot_img
sábado, 23 de octubre del 2021

“Ser joven es escapar de las pandillas y de la policí­a”

Según Celia Medrano, experta en derechos humanos, la policí­a y el ejército también generan desplazamientos forzados amenazando a testigos de crí­menes perpetrados por ellos

spot_img

La activista en derechos humanos y experta en asuntos de migración, Celia Medrano, aseguró que en El Salvador cientos de jóvenes abandonan sus lugares de origen por temor a la violencia y a morir en manos de las pandillas o de los mismos agentes de seguridad.

En la entrevista exclusiva brindada a Contra Punto, Medrano, que también forma parte de la Mesa de Desplazamiento Forzado y Crimen Organizado, habló sobre la dificultad y riesgo que corren los jóvenes en el paí­s solo por vivir en ciertas zonas.

Morir o huir son las opciones que quedan para los jóvenes si viven en zonas consideradas rojas por su alto grado de violencia, advirtió. El 27% de los desplazamiento se debe a amenazas directas, y un 76.7% por las pandillas y crimen organizado. Pero existe un porcentaje de personas que cambian de residencia debido a amenazas por parte de la Policí­a Nacional Civil y los cuerpos de seguridad; este equivale al 2.5% de los casos.

Le puede interesar: Desplazamientos internos, una realidad innegable.

“Informes de diferentes asociaciones de la sociedad civil muestran que de 699 personas desplazadas, el 13% de desplazamientos internos eran provocados por agentes estatales, Fuerza Armada salvadoreña y Policí­a Nacional Civil, y otro porcentaje por grupos de exterminio y amenazas pandilleriles”, detalló Medrano.

Según los informes presentados por la organización de derechos humanos CRISTOSAL, además del desplazamiento interno, existen casos de confinamiento de jóvenes por sus familias, ya que estos fueron testigos de crimines perpetrados por algún actor estatal o por algún miembro de pandillas. Las familias prefieren encerrar a los jóvenes durante un tiempo para luego poder salir de la zona y eventualmente lograr apoyo internacional para salir del paí­s.

Al preguntar a Medrano qué se debe hacer para cambiar esta situación de incertidumbre, ella dijo que la mitad de personas desplazadas prefieren no denunciar sus casos, ya que tienen temor tanto a las pandillas como del mismo sistema de seguridad.

Lea además: Migrar por violencia y sin ví­a de escape segura.

Asimismo, dentro de los testimonios existen casos de mujeres y niñas que fueron ví­ctimas de trata de personas que son violentadas sexualmente al interior de las instancias estatales que se encargan de protegerlas. Según la experta, hay mucho trabajo que hacer con este tema que es el pan diario de jóvenes en El Salvador

Las denuncias han provocado que la Organización de las Naciones Unidas (ONU) enví­e a una comitiva que visitará al paí­s el próximo 14 al 18 de agosto. El objetivo que una relatora de derechos humanos conozca sobre los casos de migración interna y externa a causa de la violencia.

Medrano explica que dicha problemática no es exclusiva de El Salvador, pero que los informes de instancias internacionales sitúan al paí­s como la nación que encabeza la lista con el mayor número de migraciones internas como externas a nivel regional.

spot_img

También te puede interesar

Eduardo Barahona
Escritor independiente, periodista de investigación, activista y ecologista.
spot_img

Últimas noticias