spot_img
spot_img
sábado, 16 de octubre del 2021

Sector cañero blanco de delincuencia

Este sector que se perfila como clave para la economí­a se embate ante los efectos de la delincuencia, en lo que va del año se contabiliza alrededor de $1 millón en pago de extorsiones

spot_img

La Federación de Productores Cañeros de El Salvador (FEDECAí‘AS), denunció recientemente los problemas a los que se están enfrentando a causa de la delincuencia. Las extorsiones y las quemas son las que más están impactando el bolsillo de los productores.

De acuerdo con la Federación, en la zafra pasada se quemaron más de 17 mil manzanas y las perdidas, las pérdidas rondaron los $45 millones.  De este dinero, unos $20 millones son por efecto de la delincuencia, y el resto por los problemas de El Niño y la sequí­a, y la baja en la productividad. 

En lo que va del año, la entidad contabiliza entre $900 mil y $1 millones en pago de extorsiones y estiman la zafra se reducirá en un 52 %, y que entre 20 % y 30 % de esta disminución se debe a la delincuencia. 

En medio de las cifras, el impacto de la delincuencia trasciende la esfera económica, Joel Bonilla, presidente de FEDECAí‘A, también denunció el asesinato de siete trabajadores de sector y explicó que la intervención de la Policí­a Rural habí­a sido efectiva en zonas tradicionalmente problemáticas, sin embargo, el cambio de autoridades al frente del a PNC ha afectado la organización. 

Según explicaron, las órdenes de extorsiones provienen desde un centro penal. “Nosotros estamos luchando por sobrevivir, y cómo puede uno hacerlo cuando viene alguien con un celular, le pasa a un pandillero que llama desde un penal y le dice: “˜Pagame tanto o te sigo quemando los cañales”™”, expresó Luis Bettaglio, miembro de FEDECAí‘A.

Autoridades han señalado que la producción de azúcar en El Salvador se ha convertido en una pieza clave en el engranaje de la economí­a salvadoreña, el cultivo está presente en al menos 13 de los 14 departamentos del paí­s. Los departamentos que más problemas de criminalidad han reportado son La Paz, Usulután y San Vicente. 

Son aproximadamente 80 hectáreas de tierra en las que se cultiva la caña y actualmente esta industria constituye el 4.2% de las exportaciones, el 4% de la generación de energí­a eléctrica a nivel nacional, y el sector provee de empleo directo a más de 50 mil personas. Su aporte a la economí­a, explica por qué los productores denuncian con preocupación y alarma que el sector ser blanco de la delincuencia.   

Al tema de la quema y extorsiones se suma a la baja en los precios internacionales del azúcar y a la falta de financiamiento para los productores. Los precios se han reducido durante los últimos tres años, y esto ha complicado la situación económica del rubro, explicaron representantes de FEDECAí‘A.

“Solo un 10 % está trabajando con la banca comercial, al resto lo financian los ingenios… los bancos dan los créditos para un año y al atrasarse el productor ya no le vuelven a prestar”, explicó.

Hasta la fecha se contabilizan siete mil productores y seis ingenios en los que se termina el proceso de la caña de azúcar y el sector representa el 2.5% del Producto Interno Bruto (PIB) – conjunto de los bienes y servicios producidos en un paí­s durante un año- y paga el 2.6% de los impuestos que recibe el Gobierno salvadoreño.

spot_img

También te puede interesar

Redacción ContraPunto
Nota de la Redacción de Diario Digital ContraPunto
spot_img

Últimas noticias