spot_img
spot_img
miércoles, 12 de mayo del 2021

Sánchez Cerén frena reformas que buscaban beneficiar a excombatientes

Gobierno dice que no hay fondos para beneficios; FMLN cree que reformas eran estrategia electoral

spot_imgspot_img

El presidente salvadoreño Salvador Sánchez Cerén vetó este jueves un pliego de reformas a la Ley de Veteranos de Guerra, que buscaba otorgar una pensión de $300 dólares mensuales tanto a los veteranos del FMLN como de la Fuerza Armada (FAES), y compensar con $3 mil dólares a quienes no habí­an recibido pensión en años anteriores.

La reforma fue aprobada hace unas semanas en la Asamblea Legislativa por todas las fracciones polí­ticas, a excepción del FMLN.

De acuerdo con la decisión de Sánchez Cerén, la reforma es “inconveniente” por algunos aspectos de forma en su redacción, y porque no identifica de dónde se obtendrán los fondos para pagar tales beneficios a los excombatientes.

“La ampliación del registro, sin identificar la fuente de financiamiento, generarí­a expectativas que exceden las capacidades reales del Estado”, expresa parte del documento de veto que el mandatario envió a la Asamblea Legislativa.

El mandatario también expone que la aprobación de la reforma contraria lo establecido por la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) porque se hizo con dispensa de trámite, es decir, sin el respectivo análisis de la Comisión de Hacienda del Órgano Legislativo y sin lectura ante el pleno de diputados.

Al respecto, el diputado del PCN y militar de carrera, Antonio Almendáriz, lamentó la decisión presidencial, y expresó que el sector de veteranos aún no es tomado en cuenta como se debiera hacer.

 “Sentimos que los veteranos no han sido escuchados, no se les ha dado el mérito y la atención debida durante estos años. Los que votamos por esto, sabí­amos que vendrí­a a mejorar un poco las condiciones”, dijo Almendáriz.

Sin embargo, durante la aprobación, él advirtió que no servirí­a de nada un documento o una ley, sin el respaldo financiero que dignifique al sector.

En cuanto al partido FMLN, este considera que la reforma ““por la que no votaron- contrariaba la Ley de Responsabilidad Fiscal que establece que toda erogación estatal debe ser acompañada de su fuente de financiamiento.

“Fundamentalmente porque no se identifica la fuente con la que van a pagar cerca $730 millones en 2018. Son cerca de $288 millones que deberí­an de pagarse en relación al monto de $300 dólares mensuales de pensión, y el resto para pagar los $3 mil de compensación, y no hay de dónde sacarlos”, dijo el diputado de izquierda, Rolando Mata.

El parlamentario añadió que la reforma buscaba obtener réditos electorales para los partidos que la aprobaron.

“Esta medida solo responde para quienes lo aprobaron, a un mensaje más electoral. Algunos han engañado a los patrulleros (veteranos FAES) fundamentalmente, diciendo que con eso van a resolverles la vida, pero que les apoyen con el proceso electoral”

Mata explicó además que ya hay un proceso de mejora para el sector de excombatientes, con  $16 millones de dólares de los cuales, $6 millones vení­an del presupuesto 2017, y $10 millones incorporados en el de este año para ayudar a los veteranos que tuvieran arriba de 60 años de edad, mientras se busca los recursos para suplir el resto.

La Asamblea necesita 56 votos para superar el veto presidencial, lo que significarí­a que ARENA, GANA y PCN deberán cabildear con el FMLN si quieren superarlo.

Vea también:  "¿Cuál paz?", dicen los excombatientes


spot_imgspot_img

También te puede interesar

spot_img

Últimas noticias