spot_img
spot_img
lunes, 29 de noviembre del 2021

Sala de lo Constitucional rechaza amparo de Banco Cuscatlán por caso Quimagro

La entidad financiera debe pagar US$49 millones a la agroquímica salvadoreña, en concepto de daños y perjuicios.

spot_img

La Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia ha rechazado la solicitud de amparo interpuesta por Banco Cuscatlán, por el embargo de US$49 millones que las autoridades de justicia decretaran en contra la institución financiera por daños y perjuicios a la empresa salvadoreña, QUIMAGRO.

Los apoderados legales de la institución bancaria presuntamente intentaron, a través de un amparo, evadir la responsabilidad impuesta por la Corte Suprema de Justicia (CSJ), en su momento.

“Declárase improcedente la demanda de amparo firmada por el citado profesional contra las actuaciones atribuidas a la Sala de lo Civil de la Corte Suprema de Justicia, en virtud de haber planteado un asunto de mera legalidad y simple inconformidad con el contenido de los actos emitidos por dicha autoridad judicial en el recurso de casación con referencia 1482-CAS.-S.S., cuyo conocimiento no corresponde a esta Sala”, expresa la respuesta notificada por la Sala.

Por su parte, los representantes de la empresa salvadoreña QUIMAGRO, interpusieron un amparo ante la Cámara de lo Contencioso Administrativo, en contra de la fusión entre el Banco Cuscatlan y Scotiabank; con el objetivo de que se investigue la presunta falta de transparencia en el proceso de unión de ambas bancos.

La denuncia presentada explica que durante la fusión que sufrieron las instituciones ya mencionadas se ocultó información y, además de eso, se realizó aun teniendo en su contra el proceso de embargo por 49 millones de dólares, a favor de QUIMAGRO. La Cámara aún tiene pendiente resolver el petitorio de la empresa afectada.

Años de lucha legal y maniobras dilatorias para el cumplimiento de la justicia

QUIMAGRO inició un juicio mercantil ante el Juez Tercero de Mercantil de San Salvador por terminación de contrato de intervención financiera y administrativa; asimismo, de la solicitud de indemnización por daños y perjuicios por incumplimiento de obligación contractual.

En su respuesta, la Sala expuso: “Declárase improcedente la demanda de amparo firmada por el citado profesional contra las actuaciones atribuidas a la Sala de lo Civil de la Corte Suprema de Justicia, en virtud de haber planteado un asunto de mera legalidad y simple inconformidad con el contenido de los actos emitidos por dicha autoridad judicial en el recurso de casación con referencia 1482-CAS.-S.S., cuyo conocimiento no corresponde a esta Sala”.

Los abogados Pérez y García, piden al Ministerio Público decomisar los libros de actas y otras diligencias relacionadas a este caso, para determinar la legalidad o ilegalidad en la aludida fusión bancaria.

Sobre el caso, diferentes actores políticos de El Salvador se han pronunciado, entre estos, Walter Araujo quien llamó a las instituciones correspondientes a hacer las averiguaciones necesarias a fin de hacer relucir la verdad y la justicia para tranquilidad de todos los salvadoreños.

Durante 1984, QUIMAGRO, una empresa dedicada al rubro de los pesticidas, fue embargada por el banco Scotiabank, antes Banco de Comercio, al no solventar una deuda de 40 mil dólares, por lo que la entidad bancaria embargó e intervino la empresa, así la administración de QUIMAGRO quedó a cargo de la institución financiera por un periodo de 10 años, tiempo en el cual contrajo más deudas y las instalaciones se deterioraron considerablemente.

En 1995 inició el litigio entre Scotiabank y QUIMAGRO, y durante 2001, el Juzgado Tercero de lo Civil condenó al banco a indemnizar a la empresa, pero la institución financiera apeló ante la Cámara de Segunda Instancia de lo Civil y esta revirtió la condena.

En 2010, la Sala de lo Constitucional emitió un amparo a favor de QUIMAGRO, lo cual permitió que la Sala de lo Civil retomara el caso.
En la sentencia de la Sala de lo Civil de la CSJ resuelve que se indemnice por daños y perjuicios a la empresa QUIMAGRO.

“Condénase al banco a la indemnización por daños y perjuicios a favor de QUIMAGRO a ejercer su liquidación en juicio diverso de conocimiento ordinario; y el pago de las costas procesales”, dice la sentencia de la Sala de lo Civil.

El 15 de abril de 2013, QUIMAGRO S.A. de C.V., en virtud del fallo pronunciado por la Sala de lo Civil, inició el “proceso ordinario de indemnización por daños y perjuicios”, ante un juzgado de lo Civil y Mercantil de San Salvador, reclamando al Banco de Comercio o Scotiabank 49 millones de dólares. El Juzgado condenó a la transnacional al pago solicitado por QUIMAGRO.

spot_img

También te puede interesar

Redacción ContraPunto
Nota de la Redacción de Diario Digital ContraPunto
spot_img

Últimas noticias