spot_img
spot_img
viernes, 07 de mayo del 2021

Resultados en el FMLN

Finalmente, y luego de una semana conflictiva de espera, la comisión especial electoral brindo los resultados finales de las recientes elecciones internas celebradas por el FMLN y para elegir su nuevo coordinador general, tensa en verdad por los enfrentamientos que hacia el interior afloraron durante y luego de concluido el proceso. 

Los resultados ofrecen un panorama bastante peculiar de ello, de lo que podemos resumir, por ejemplo, que los principales candidatos concluyeron la contienda con conteos bastante ajustados, así­ como que ambos representan dos corrientes hacia el interior del partido si bien antagónicas, de ningún modo opuestas y que, de hecho, el vencedor no es precisamente el más moderado, por el contrario, muestra una premura por concretar el resultante, que raya en la amenaza jurí­dica haciendo uso de los recursos externos como la FGR, sin consideración del mayor desgaste que eso le significa al partido.  

Tampoco la asistencia al ejercicio electivo interno ha sido masiva, sino más bien moderada, denotando ello el grado de hastí­o y cansancio que la militancia tiene ya y por la situación que arrastra el partido. 

Y es que el candidato vencedor no le significa a éste un giro de timón, pues representa y es miembro de la vieja guardia, agravado ello por las tendencias neo pequeño burguesas que muestra por sus crudos apoyos a la libre empresa dura, facilitando desde su posición beneficios para ésta, que se traducen en la práctica en menos y hasta ningún impuesto recolectado para el estado, mientras ella se beneficia con más ganancias gratuitas, además de que sus maniobras trasladaron las obligaciones fiscales de esta a los trabajadores, quienes sí­ cumplen con el fisco y que tampoco pueden evadirlo como si lo hace la gran empresa. 

Y es que la situación que afronta el proyecto progresista se nubla por las acusaciones de corrupción que en contra de algunos dirigentes se hace desde los medios de comunicación, pobremente sustentados jurí­dicamente pero que le significan al proyecto izquierdista, menos credibilidad hacia quienes le tienen afinidad polí­tica, pero son afectados por la duda valida y legí­tima, gestando la suspicacia que las tales provocan, por lo que es fundamental y urgente que sean estas dirimidas procesalmente, demostrando por el bien del proyecto, inocencia, o por lo contrario, sometiéndose a la justicia dando cuentas de aquellas acciones que sean punibles, y haciendo reintegro de lo sustraí­do cuando esto así­ se compruebe. 

¿Por qué? 

Porque la legitimidad de cualquier proyecto deriva de la consonancia entre su actuar y su prédica, traducidos en concretas acciones que le distingan y así­ lo demuestra, y por los resultados insatisfactorios en relación de las expectativas que el soberano depósito en su momento en el proyecto de izquierda, por la tibieza con la que ésta abordo los temas medulares y estructurales que históricamente agobian al paí­s. 

De ahí­ que el recambio en la dirigencia carece de significado ninguno si el elegido por las bases adolece de un proyecto que revitalice al partido y su agenda solo promueva mayor disminución a éste. 

Últimas columnas