spot_img
spot_img
martes, 19 de octubre del 2021

Reelección podría influir en el índice de desarrollo de las naciones

Analistas consideran, y hasta necesaria, la extensión del mandato del presidente Bukele, pues ha marcado una ruta estratégica, con planes avanzados a largo plazo que deben tener continuidad para que funcionen adecuadamente.

spot_img

Las naciones que permiten la reelección presidencial o de un primer ministro cuentan con un mecanismo factible para lograr un alto índice de desarrollo humano, considera el medio oficialista, Diario El Salvador en una de sus publicaciones.

El medio consultó expertos en el tema, para analizar desde su perspectiva como se evalúa la política económica y como los proyectos implementados bajo una estrategia que conduce hacia una ruta de progreso a largo plazo deben tener una continuidad.

Nelson Flores, economista y especialista en administración pública, plantea que para que exista un desarrollo integral en una nación es indispensable “generar riqueza, se debe incrementar el consumo de la población y aumentar el bienestar social”, factores que considera que se están fortaleciendo con el Gobierno del presidente Nayib Bukele.

La figura de reelección presidencial ha sido adoptada por países como Estados Unidos, Canadá, Chile y Argentina. En el caso de la reelección del primer ministro se posicionan Alemania, Australia, Rusia y Japón. Todos son países con un alto nivel de desarrollo y estabilidad política en el mundo, según el índice de desarrollo humano (IDH) del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

“Tenemos muchos ejemplos de reelección en el mundo: tenemos el caso de Alemania, donde la reelección es indefinida; Japón, con sus primeros ministros; los mismos Canadá y Estados Unidos participan en una reelección de sus gobernantes. Esto es propio de las democracias legítimas y maduras”, manifestó Flores.

La posibilidad de una reelección presidencial en El Salvador está latente entre la población salvadoreña, que ha respaldado el trabajo del actual mandatario.

“El presidente Nayib Bukele está impulsando grandes proyectos que requieren de una continuidad, tanto a corto, mediano y largo plazo, porque representan el desarrollo de nuestra economía e impulsan al país a ser más atractivo para la inversión nacional y extranjera, y ponerlo en ruta hacia el desarrollo”, explicó el economista.

En tanto, el analista político Giovani Galeas consideró que después de dos años del Gobierno de Bukele, el pueblo no solo mantuvo su decisión, sino que incrementó y consolidó su respaldo mediante el voto a Nuevas Ideas en los pasados comicios del 28 de febrero, cuando le otorgó mayoría calificada.

De acuerdo con Galeas, la población ha aprobado la estrategia gubernamental partiendo de una “reingeniería institucional” con la que está saldando deudas históricas con el pueblo salvadoreño en temas de seguridad, salud, cierre de la brecha digital, rediseño de la educación, entre otras.

Ambos analistas consideran que es viable considerar en El Salvador una reelección no solamente por el buen trabajo reflejado por el presidente, sino porque la única cláusula pétrea que debe existir es la voluntad del pueblo.

“Considero que, en toda la democracia legítima, la decisión de reelegir a un presidente o a un primer ministro es un derecho que solo le corresponde al pueblo decidirlo, a través de mecanismos electorales de participación directa, como las elecciones”, detalló Flores.

Ante las voces disonantes de la oposición sobre un posible riesgo de perpetuidad en el poder y la posibilidad de adoptar una gobernanza como en Venezuela, Cuba o Nicaragua, el analista político afirma que es “muy difícil plantearse un relevo”. Puntualizó que no es el caso de El Salvador, donde se ha evidenciado que “tiene credenciales muy sólidas en todo su ejercicio de democracia gubernamental”.

En ese contexto, el especialista en administración pública recalcó que en el país se fomenta el pluralismo, se permite la competencia electoral y se celebran elecciones respetando el principio de mayoría.

Acerca de los países con democracias cuestionadas, Flores señaló que no se debe comparar, porque en El Salvador no existe el autoritarismo, y sobre las críticas de la oposición indicó que esta solamente defiende sus intereses particulares, como siempre lo ha hecho.

Para ser más claro, Flores ejemplificó el caso del respaldo masivo que nuevamente dio la población cuando eligió la nueva Asamblea Legislativa: «Esta la eligió el pueblo, quiere decir que lo que se impone acá es la voluntad popular, y eso es legítimo en toda democracia».

Galeas explicó que, si se frena el mecanismo de trabajo establecido por el presidente Bukele, existe el riesgo de que el país entre en un «estrés social» causado por el rompimiento de una estrategia integrada desde la perspectiva del desarrollo, misma que incluye a todos los sectores de la sociedad y marca la ruta hacia el primer mundo.

El diputado Rodrigo Ayala sostuvo que los proyectos más importantes para la sostenibilidad a largo plazo son el bitcóin, del cual considera muy importante que la administración vele para que el programa se desarrolle de la mejor manera; importantes programas como los de la primera infancia, de los cuales señala que no tienen un impacto inmediato, y proyectos de infraestructura, que ayudarán a generar más inversión en el país.

spot_img

También te puede interesar

Redacción ContraPunto
Nota de la Redacción de Diario Digital ContraPunto
spot_img

Últimas noticias