spot_imgspot_img
spot_imgspot_img
sábado, 31 de julio del 2021

¿Qué le sucedió a Alemania? Las claves de un hundimiento histórico

A continuación, algunas claves para explicar el peor Mundial de la historia del fútbol alemán y cómo será el futuro del equipo

spot_img

El fútbol se sigue frotando los ojos: Alemania fuera de un Mundial en primera ronda. Un dí­a después del hundimiento en Rusia 2018, ex jugadores, entrenadores y medios de todo el mundo intentan encontrar explicaciones.

Como suele suceder en estos casos, varios analistas señalan, con el resultado puesto, que la caí­da era previsible y apuntan a la falta de hambre de algunos jugadores, la incapacidad de Joachim Lí¶w para realizar una renovación más profunda, la ausencia de una megaestrella en el equipo, cierto estancamiento del fútbol germano a nivel de clubes o incluso el ruido que generó en el plantel la polémica por la foto de Mesut í–zil e Ilkay Gí¼ndogan con el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan.

A continuación, algunas claves para explicar el peor Mundial de la historia del fútbol alemán y cómo será el futuro del equipo.

¿SE QUEDÓ A MITAD DE CAMINO LA RENOVACIÓN DE Lí–W?

Una de las cosas más difí­ciles del fútbol es renovarse en el éxito. Y, a juzgar por los resultados, Lí¶w se quedó a mitad de camino en el intento. Alemania mostró muchos rostros nuevos en la Copa Confederaciones del 2017 en Rusia, que la "Mannschaft" ganó agarrada a nombres como Leon Goretzka, Timo Werner, Julian Draxler, Joshua Kimmich o Marc-André ter Stegen. Varios de estos jugadores tuvieron su lugar en Rusia, pero la columna vertebral estuvo conformada por los históricos: Manuel Neuer, Mats Hummels, Toni Kroos, Sami Khedira, Mesut í–zil y Thomas Mí¼ller. "Siguen siendo jugadores de primera categorí­a mundial. ¿Por qué poner en duda a esos jugadores? Serí­a fatal", dijo el entrenador tras el primer aviso con la derrota ante México. Tal como le sucedió a Vicente del Bosque en la selección española, Lí¶w no supo cambiar a tiempo.

¿LE FALTÓ HAMBRE AL EQUIPO?

Los jugadores alemanes parecieron fatigados durante todo el Mundial. No está claro si por un tema fí­sico, aní­mico o futbolí­stico, pero el equipo mostró un ritmo cansino y poca rebeldí­a para superar las adversidades, más allá del gol salvador de Kroos ante Suecia. El milagro alemán y el famoso espí­ritu de  lucha teutón nunca llegaron. "No he visto ningún equipo que haya salido  a jugar con nosotros con miedo, con respeto. Creo que a todos les gustarí­a jugar contra Alemania", dijo autocrí­tico Neuer. Igual de duros fueron ex estrellas como Lothar Matthí¤us. "No tení­amos el equipo correcto. No tení­amos el espí­ritu de equipo. No tení­amos la pasión. Y no  tení­amos los lí­deres".

¿LE FALTAN ESTRELLAS A LA "MANNSCHAFT"?¿Y UN NUEVE?

La  "Mannschaft" se jactó en los últimos años de ser un auténtico equipo, más allá de los nombres. A pesar de no tener una superestrella, Alemania  ganó con un gran fútbol el Mundial de Brasil. A Rusia llegó con Kroos como estandarte, un jugador de primerí­simo nivel en el mediocampo. Pero el jugador del Real Madrid, más allá de su magní­fico tanto ante Suecia, no exhibió su mejor versión. Y tampoco contó con acompañantes de mitad de cancha hacia adelante. Alemania, de hecho, se despidió de Rusia habiendo marcado dos goles. Mí¼ller, que habí­a anotado diez goles en sus dos Mundiales anteriores, estuvo desaparecido en Rusia. Werner no logró consolidarse como "9" y tampoco el veterano Mario Gomez aportó la cuota de gol necesaria. En la generación de fútbol, í–zil quedó muy señalado.

¿CÓMO INFLUYÓ EL "CASO ERDOGAN"?

Alemania  llegó al Mundial en el medio de algunos ruidos extradeportivos que no permitieron al equipo trabajar con tranquilidad. La foto que í–zil y Gí¼ndogan, dos jugadores de origen turco, se tomaron en un acto en Londres con Erdogan causó gran revuelo en Alemania. El presidente turco,  acusado de autoritario, no es bien visto en Alemania, y el caso hasta motivó hasta una reacción de la canciller Angela Merkel. "Las reacciones  me han afectado, sobre todo los agravios personales", dijo Gí¼ndogan antes del Mundial a dpa. Mí¼ller, tras la eliminación, también reconoció la influencia del ruido externo. "Cuando eres campeón mundial, estás bajo una observación especial y debes afrontar muchas situaciones que no  tienen nada que ver con el fútbol", señaló el jugador del Bayern Múnich. "Ha habido muchos fuegos artificiales de afuera y ahora hemos pagado la cuenta".

¿QUÉ RELACIÓN GUARDA CON EL MAL MOMENTO DE LOS CLUBES ALEMANES?

Los  clubes alemanes no están atravesando su mejor momento a nivel internacional. Desde hace años, la Liga de Campeones es un territorio dominado por los españoles. Y el Bayern, dueño absoluto de la Bundesliga, parece estar hoy un escalón por debajo de equipos como el Real Madrid. El propio Lí¶w habí­a mostrado en marzo su preocupación por el fútbol que se juega en la Liga alemana. "Un problema central es que en la Bundesliga siempre se quiere trabajar contra el balón. Pero la pregunta es, ¿qué pasa cuando tengo el balón? Eso es lo más importante",  comentó entonces el técnico alemán.

¿QUÉ SERÁ DEL FUTURO DE Lí–W?

Es  la pregunta del millón. Lí¶w dirige a Alemania desde 2006 y un mes antes  del Mundial renovó su contrato hasta 2022. Desde la Federación Alemana de Fútbol (DFB) le ratificaron su apoyo, pero el propio seleccionador dejó su futuro en el aire. "Es demasiado pronto para responder a esa pregunta", dijo Lí¶w el miércoles en Kazán tras la derrota con Corea del Sur. "Necesitamos un par de horas para verlo claro". El presidente de la  DFB, Reinhard Grindel, dijo a dpa que esperarán unos dí­as. "Hablé ayer por la noche con Lí¶w en el vuelo de vuelta. Hemos quedado en que en los próximos dí­as hablaremos sobre qué ocurrirá ahora", indicó Grindel. No hay demasiado tiempo para definir, ya que el próximo desafí­o de Alemania  será el 6 de septiembre ante Francia por la nueva Liga de Naciones de la UEFA.

spot_img

También te puede interesar

Agencia Alemana de Prensa (dpa)
Agencia Alemana de Prensa (dpa)
spot_img

Últimas noticias