spot_img
spot_img
sábado, 25 de septiembre del 2021

Psicópata de Chalchuapa se mantendrá detenido provisionalmente en “Zacatraz”

spot_img

El expolicía Hugo Ernesto Chávez Osorio, conocido como el Psicópata de Chalchuapa, fue enviado por las autoridades de seguridad pública, al centro penal de máxima seguridad ubicado en Zacatecoluca, departamento de La Paz.

El Juzgado de Paz en Chalchuapa, había ordenado que Chávez Osorio fuese enviado al centro penal de Apanteos, en las afueras de la ciudad de Santa Ana, pero el ministro de Seguridad.

No obstante, el ministro de Seguridad, Gustavo Villatoro, indicó que como institución, tienen la facultad de enviarlo a otra penitenciaría.

“Debemos pensar en la seguridad de las personas en el recinto, porque no es nada cómodo estar junto a un psicópata”, señaló el funcionario, a la salida de una entrevista televisiva, enfatizando que la razón de un reclusorio como Zacatecoluca o “Zacatraz”, es privar de libertad a personas de la peligrosidad de Chávez Osorio.

Chávez Osorio, es acusado de los delitos de homicidio y feminicidio agravado.

Por sostuvo que la vinculación del psicópata con los otros diez capturados, las autoridades aseguran que sería una red que ayudaba al sujeto a realizar los crímenes, debido a la frecuencia a la que asistían a la casa del hombre, donde estaría presuntamente 50 cuerpos en diversas fosas, la gran mayoría de mujeres y menores de edad.

Hasta la fecha, cifras oficiales señalan que se han encontrado 9 mujeres y 5 hombre asesinados.

Se espera que la extracción de todos los cadáveres enterrados en la vivienda de Chalchuapa, se haga en un lapso de más de un mes.

Las víctimas habrían sido asesinadas por desprecio a su condición de mujer (misoginia), afirmó la Fiscalía, ya que además de matarlas, el psicópata habría abusado sexualmente de ellas. Incluso se habla de mujeres provenientes de San Salvador, las que se encontraban sepultadas en el lugar de habitación del presunto asesino serial.

Las últimas víctimas del psicópata fueron Mirna Cruz Lima, de 57 años; y su hija Jacqueline Cristina Palomo Lima, de 26. Los cadáveres de ambas víctimas fueron encontrados con golpes en el cráneo, provocados aparentemente con objetos contundentes.

La Policía arrestó a Chávez Osorio dentro de la vivienda, luego que aparentemente habría intentado quitarse la vida, al cortarse ambas muñecas. Junto a otras once personas, es procesado por cargos como homicidio agravado y femicidio agravado.

Desviaciones mentales e incluso sexuales, que habrían sido evidenciadas en conductas antiprofesionales dentro de la Policía Nacional Civil (PNC), llevaron a las autoridades de la entidad a darle de baja hace más de 10 años. Queda pendiente realizar peritajes psicológicos y psiquiátricos.

spot_img

También te puede interesar

Carlos Francisco Hernández
Periodista y redactor de ContraPunto. Especialista en temas políticos, sociales y judiciales
spot_img

Últimas noticias