spot_img
spot_img
viernes, 17 de septiembre del 2021

Presidente Bukele reconoce complejo problema en planta de Las Pavas

El gobernante propuso un plan integral para abastecer de agua a todo el país, por lo que se requiere de una planta en el Lago de Ilopango.

spot_img

El presidente Nayib Bukele, pido disculpas a la población, porque dejaron pasar el tiempo con el problema de la mala calidad del agua potable que suministra la Administración Nacional de Acueductos y Alcantarillados (ANDA), luego de que la planta potabilizadora de Las Pavas se viera afectada con la proliferación de algas. Agregó que pusieron todo el recurso humano y técnico para que a partir de este martes se solucionara dicha situación.

Desde la semana pasada, habitantes del Área Metropolitana de San Salvador, comenzaron a denunciar que el agua salía sucia, con mal olor y sabor. Las autoridades reaccionaron hasta el fin de semana.

"Desde hoy el problema de algas en Las Pavas desaparece  pero, dado que el tema de desabastecimiento de agua sigue, continuaremos con el Plan de Contingencia de ANDA hasta el domingo por la noche", anunció el gobernante.

Para solucionar el problema derivado por las algas, solicitaron la ayuda de países amigos, dijo Bukele.

La planta potabilizadora Las Pavas está ubicada en el municipio de San Pablo Tacachico, en el departamento de La Libertad y abastece de agua potable a 13 municipios del Gran San Salvador y 2.2 millones de personas.

El cambio en color y olor del agua fue denunciado por la población y se procedió a verificar en la planta para aplicar las medidas correctivas, precisó el mandatario.

Sin embargo, al solucionar el tema de las algas en la planta, el Gobierno seguirá con la distribución de agua potable en zonas que históricamente han tenido un servicio irregular.

La crisis de las algas en la planta de Las Pavas ya pasó y la cantidad de sulfato de cobre que se le colocó no afecta la salud humana, “antes, por ejemplo, le ponían herbicidas al agua, eso ya no pasará en este Gobierno”, aseguró.

Pidió aumentar los esfuerzos para que la referida planta rinda a su máxima capacidad. “La gente ha agradecido que se le esté dando agua con el Plan de contingencia y para seguir así los funcionarios deben presentar hoy mismo un cronograma y un presupuesto para seguir con este paliativo, porque sabemos que la situación es compleja”.

Solicitó al presidente de la autónoma, Frederick Benítez, que explique el alcance de la perforación y rehabilitación de pozos para que más zonas del Gran San Salvador se independicen de la planta de Las Pavas.

También ordenó: Reforestar cuencas hídricas y enfocarse en el saneamiento, estudiar mecanismos para captación de aguas lluvias y reciclar más de un millón de las botellas de plástico que se entregaron con agua.

“Yo quiero que esta mesa para solucionar el problema de agua, abastecimiento y saneamiento se reúna de forma constante, se trabaje de forma articulada y nunca descartemos las quejas que la gente hace en redes sociales, son insumos para nuestro Gobierno”, comentó.

Instruyó a su a su Gabinete de Gobierno a que no se vuelva a negar un problema que es denunciado por la población.

“Lo que esta noche proponemos es un plan integral para abastecer de agua a todo el país, no debemos oír más quejas de la gente, lo que el tema de las algas ha revelado es que Las Pavas colapsa y por eso se necesita la planta del Lago de Ilopango”.

Para Bukele ha llegado el momento de trabajar en proyectos que sean una alternativa a la planta potabilizadora de Las Pavas.

“La mentalidad de este Gobierno es diferente y sabemos que, aunque no hemos logrado mejorar la calidad y el abastecimiento de agua en el país por el abandono histórico del tema, las decisiones que se ejecutarán cambiarán esta realidad”, señaló.

Consideró que la crisis histórica de desabastecimiento implica muchos factores, con el sulfato de cobre se dio un buen paso para eliminar las algas “pero voy a insistir en algo: muchas cosas se dijeron porque aún se mantienen ideas de la vieja administración”, al referirse al gobierno del efemelenista Salvador Sánchez Cerén (2014-2019).

En su opinión, ANDA no puede seguir con este abandono histórico pero el problema es mucho más complejo, reconoció, porque lo ideal sería abrir el debate para que la Ley de Agua garantice que el agua es pública y, en paralelo, se modernice el servicio, la calidad y el abastecimiento.

Es más, sostiene que el agua del Lago de Ilopango puede potabilizarse. “Debemos transitar de lo que nos heredaron a lo que vamos a heredar, el sistema de agua se está desmoronando y debemos apostarle a que sea sostenible, eficiente y que exista un buen manejo, es algo que se debe de impulsar desde esta mesa”.

El desafío explicó, es pasar de un metro cúbico a casi cuatro metros cúbicos de agua potable con los proyectos de Las Pavas y la futura Planta de Ilopango, además de una apuesta por el saneamiento y que no se den problemas como el de las algas.

El costo del Plan de contingencia supera los $300 mil, indicó el presidente Bukele, quien aprovechó para reiterar que se le dará continuidad hasta el domingo. Además se cuenta con el apoyo de diferentes empresas privadas con camiones cisterna, puntualizó.

spot_img

También te puede interesar

Carlos Ramos
Periodista salvadoreño
spot_img

Últimas noticias