spot_img
spot_img
lunes, 25 de octubre del 2021

Piden investigar asesinato de sacerdotes ocurridos en 1979 y 1980

Los religiosos habrí­an sido privados de libertad y posteriormente asesinados por la extinta Guardia Nacional

spot_img

Las familias de dos sacerdotes asesinados en los años 1979 y 1980 solicitarán formalmente a la Fiscalí­a General de la República (FGR) sus casos. Según los demandantes, la desaparición forzada cometida contra los dos religiosos constituyen delitos contra la humanidad perpetrados por la extinta Guardia Nacional.

Francisco Serrano Peña, hermano del sacerdote Sabino Marcial Serrano, solicitará este viernes que se investigue su desaparición.

“Los hechos ocurrieron el 28 de noviembre de 1980, presuntamente en el cantón Shaltipa “’municipio de Santiago Texacuangos, departamento de San Salvador”’ donde fue secuestrado y en el municipio de San Miguel Tepezontes, departamento de La Paz, donde se sospecha fue ejecutado dentro del puesto de dicho cuerpo represivo. Sin embargo, sus restos humanos nunca aparecieron y la familia continúa reclamando verdad, justicia y reparación integral”, reza el comunicado emitido por los demandantes.

Lea además: Sala de lo Constitucional admite demanda para reabrir caso Roque Dalton.

De igual forma, Carlos Francisco Palacios Campos, hermano del sacerdote Rafael Palacios, asesinado en 1979, acompañará la petición de la familia Serrano. El caso del padre Palacios también está tramitándose en la FGR.

“Ambas denuncias son a la vez un llamado a las familias de sacerdotes, religiosas, catequistas, celebradores de la palabra y miembros de comunidades eclesiales de base que constituyen “’junto con Rutilio Grande y otras ví­ctimas”’ la Iglesia martirial salvadoreña”, comunicaron.

Desde la derogación de la Ley de Amnistí­a decretada el 13 de julio de 2016, diversas organizaciones y familias han pedido a la FGR reabrir los casos que constituyen delitos contra la humanidad.

Lea también: FGR gira órdenes de captura contra exguerrilleros.

Casos como el del santo Oscar Arnulfo Romero y el poeta Roque Dalton, asesinado en 1975 por órdenes de Joaquí­n Villalobos Huezo, alias “Atilio”, y Jorge Antonio Meléndez López, alí­as “Jonás”, según testigos e investigaciones oficiales, siguen impunes.

Los demandantes, apoyados por el Laboratorio de Investigación y Acción Social contra la Impunidad (LIASCI), el Grupo de Monitoreo Independiente de El Salvador (GMIES), el Museo de la Palabra y la Imagen (MUPI) y la Fundación “Roque Dalton” (FRD), piden justicia por sus familiares asesinados.

Le puede interesar: Sala tiene por incumplida anulación de Amnistí­a.

“Las denuncias de estas dos personas ofendidas, además de lo anterior, se impulsan animadas desde los altares por san Óscar Arnulfo Romero; también su sucesor, monseñor José Luis Escobar Alas, ha exigido verdad y justicia a las autoridades en su II Carta Pastoral del 12 de marzo del 2017”, dijeron.

La petición será presentada este viernes 26 de octubre en la sede de la FGR de La Sultana a las 09:00 a.m.

spot_img

También te puede interesar

Redacción ContraPunto
Nota de la Redacción de Diario Digital ContraPunto
spot_img

Últimas noticias