spot_imgspot_img
spot_imgspot_img
domingo, 13 de junio del 2021

Piden condena de 150 años para exmilitar salvadoreño por asesinato de jesuitas

Inocente Montano será el único militar acusado en los tribunales ibéricos por la matanza de los sacerdotes jesuitas en noviembre de 1989 en El Salvador.

spot_img

El Ministerio Público español pidió una condena de 150 años de cárcel para el excoronel salvadoreño, Inocente Orlando Montano, en la primera vista oral del juicio por el asesinato de los sacerdotes jesuitas.

Montano será el único militar acusado en los tribunales ibéricos por la matanza de los sacerdotes jesuitas en noviembre de 1989 en El Salvador, luego que la Audiencia Nacional de ese país declarara prescritos los cargos contra el teniente René Yusshy Mendoza en la  vista oral de la causa.

Montano, con un suéter gris y beige, portaba como todos los participantes en la vista una mascarilla, y siguió la primera jornada casi sin pestañear desde el banquillo de los acusados.

En la primera sesión de la vista oral, el tribunal accedió a la petición de la defensa de Yusshy Mendoza de declarar extinguida la responsabilidad penal del exteniente salvadoreño y miembro del batallón Atlácatl, ejecutor de los asesinatos, cuya condición pasa ahora a ser la de testigo.

Montano en prisión provisional desde noviembre de 2017, queda entonces como el único acusado y la Fiscalía pidió hasta 150 años de prisión por el asesinato de esos cinco jesuitas, y dos empleadas de estos, hechos ocurridos el 16 de noviembre de 1989 en la Universidad Centroamericana (UCA) .

Los jesuitas asesinados fueron los españoles Ignacio Ellacuría, Segundo Montes, Ignacio Martín-Baró, Amando López y Juan Ramón Moreno. También asesinaron junto a ellos a los salvadoreños Joaquín López (sacerdote), la empleada doméstica de la Universidad Julia Elba y su hija menor Celina Mariceth Ramos.

El  juicio se celebrará en dos bloques en la sede de la Audiencia Nacional de San Fernando de Henares (Madrid) del 8 al 10 de junio y del 8 al 16 de julio de 2020. En este proceso, que aplica el principio de justicia universal llevando fuera del país el juicio, la Compañía de Jesús no está implicada, sino que ha surgido de la iniciativa de algunos familiares de los jesuitas asesinados, la Asociación Pro Derechos Humanos de España y al Center for Justice & Accountability de Estados Unidos.

Debido a la pandemia y para que desde El Salvador pueda seguirse el juicio se ha establecido que este sea transmitido por internet y algunos de los abogados se han visto obligados a intervenir por videoconferencia.

La madrugada del 16 de noviembre de 1989, en medio de la mayor ofensiva insurgente registrada durante la guerra civil salvadoreña (1980-1992), un comando de soldados de elite ejecutó a los religiosos en el campus de la Universidad Centroamericana.

Los jesuitas asesinados fueron los españoles Ignacio Ellacuría, Segundo Montes, Ignacio Martín-Baró, Amando López y Juan Ramón Moreno. También lo fueron junto a ellos los salvadoreños Joaquín López (sacerdote), la empleada doméstica de la universidad Julia Elba y su hija menor Celina Mariceth Ramos.

spot_img

También te puede interesar

Redacción ContraPunto
Nota de la Redacción de Diario Digital ContraPunto
spot_img

Últimas noticias