spot_img
spot_img
viernes, 14 de mayo del 2021

Personal de ayuda para reciclar

La guerra al plástico ha sido declarada, el mundo ya no quiere plásticos de un solo uso, están surgiendo en los océanos del planeta islas artificiales de plástico que ponen en riesgo el equilibrio marino. Toda la debacle de la crisis ambiental oceánica es aducida al plástico. En nuestro paí­s la industria ya se preocupó y ha tomado medidas en sus procesos, en adquirir nuevas tecnologí­as más eco-amigables, más campañas de reciclaje, más limpiezas de playas, etc. Esto no se puede llevar a cabo si los lí­deres de estas empresas no han tenido una conversión al tema de la sostenibilidad y el reciclaje, que posteriormente lo asumirá toda su organización desde los procesos administrativos y productivos y que al final los clientes y la sociedad van a reconocer.

El sector productivo ha asumido parte de la culpabilidad en la problemática (basura), pero no toda, ya que el consumidor es responsable de depositar la basura donde se debe, además las autoridades que manejan los desechos también tienen gran responsabilidad en educar y en instalar la infraestructura y logí­stica (recolección)  para que la acción de limpieza y gestión de desechos sea optima y no genere crisis.

Pero los promotores del reciclaje, los consultores ambientales, han olvidado un eslabón importante sobre este tema, y es que tanto en hogares, empresas, iglesias, hospitales, existen personas que se encargan de limpiar, recolectar, embalar  los desperdicios.

El personal de ayuda, es importante, en algunos hogares, el tema de la separación y reciclaje está en manos de estas personas. ¿Por qué no capacitar a estas personas referente al tema del reciclaje?  El impacto serí­a grande, en aras de cambiar el patrón cultural sobre el consumo y el desperdicio.  Sustancialmente si se ejecutara dicha acción, el nivel de reciclaje  se incrementarí­a, entre más personal de ayuda se capacite el nivel de desconocimiento sobre separación y reciclaje va a disminuir. Y eso se va a cuantificar en menos contaminación en quebradas, rí­os, lagos y el océano.

Si en tu casa, oficina o institución tienes personal de ayuda, capací­tala en el tema del reciclaje: separación, reducción y reutilización. Reconocimiento de la basura orgánica e inorgánica y de los desperdicios que se pueden reciclar. Aún no existe un programa de reciclaje  que trabaje con este personal tan importante tanto en un hogar como en una empresa, pero nunca es tarde.  Grandes ventajas se pueden obtener: Optimizar los recursos, evitar los desperdicios, promover la economí­a circular, y la contabilidad verde, fomentar la nueva cultura del reciclaje, evitar emisiones de gases de efecto invernadero a la atmósfera, las empresas podrán ser más competitivas (conscientes)  y mejorar su imagen respecto al tema medio ambiental. Queda en el pensamiento de los lí­deres empresariales esta idea, como promotor de este tema, estoy en la obligación de compartirles esta iniciativa que sin temor a equivocarme en el futuro será una gran ganancia ambiental para El Salvador y Centroamérica.

Avatar
Carlos F. Imendia
Columnista Contrapunto

Últimas entradas