spot_img
spot_img
jueves, 13 de mayo del 2021

Periodismo: Un nuevo relator para la libertad de expresión

Este 6 de octubre asumió sus funciones Pedro Vaca Villareal, un abogado Colombiano, egresado de la Universidad Nacional de Colombia, magister en derecho constitucional y quien en los últimos diez años ha participado en numerosas investigaciones, con seguimiento verdadero de las denuncias hasta verificarlas o desmentirlas sobre el ejercicio del periodismo.

Pedro Vaca, sustituye al uruguayo Edison Lanza, quien luego de su reelección concluyó su mandato este 5 de octubre, después de seis años ante la relatoría de libertad de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos CIDH.

Conocí a Pedro Vaca, durante un evento organizado por la OEA, en Washington del Diálogo Interamericano titulado “Medios y democracia en las Américas II: #NoSoyTuEnemigo”. 

El Diálogo se asoció con Fundamedios USA, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, Reporteros sin Fronteras y la Asociación Nacional de Periodistas Hispanos, el Comité para la Protección de Periodistas, la Fundación Panamericana para el Desarrollo y la Sociedad Interamericana de Prensa ( SIP) para discutir nuevas y viejas amenazas a la libertad de prensa en el continente. 

El evento contó con tres paneles, el primero que cubrió el impacto del ascenso de los políticos que denuncian y demonizan a una prensa libre sobre la violencia contra los periodistas y un clima de miedo y autocensura.

El segundo panel se centró en la influencia de la desinformación deliberada y maliciosa, las llamadas "noticias falsas", difundidas en las redes sociales sobre las elecciones nacionales polarizando y radicalizando los puntos de vista sociales y políticos y erosionando la verdad de los hechos, con noticias a medias, con fuentes y documentos no verificables.

El tercer panel discutió el estado actual de los mecanismos de protección para periodistas, destacando los desafíos y recomendaciones.

Pedro Vaca, expuso su punto de vista de las amenazas a la labor periodística en el continente reconoció que a veces a los periodistas nos cuesta responder con madurez a las criticas que nos formulan e incluso sin llegar a ese delicado tema de la victimización, en vez de entregar y responder a la agresiones con un mejor e irrefutable y elevado nivel de periodismo, sin renunciar a la solidaridad.

Le comenté como en El Salvador, hay una ausencia de critica de medios de comunicación y a la labor periodística y que cuando se hace ha sido más para agredir que exhortar a corregir errores, pues nuestra sociedad cree que criticar es sinónimo de hablar únicamente mal, de un medio de comunicación o una cobertura periodística,  por ello, coincidimos en que la critica debe generase siempre reconociendo el mal periodismo y subrayando al periodismo que hace bien su labor, al igual del error del periodismo que termina creyéndose que son las vacas sagradas de la India o las últimas botellas de agua en medio del desierto.

Él, me compartió como las expectativas de los proyectos periodísticos  tienen sus ciclos. Los contenidos periodísticos son importante en los medios de comunicación, pero los públicos siguen siendo prioridad, no hay que defraudarles sobre todo cuando se ha construido un reconocimiento.

El periodismo puede ser una golosina de poder mal entendida, quienes creen que así es, mejor que se alisten en un partido político, ya algunos lo han hecho y tienen todo el derecho a hacerlo, pero no pueden hacer ambas funciones, mucho menos terminar como fachada mediática de otro tipo de interés del poder fáctico o empresarial o de rédito personal; tema que merece análisis a futuro.

Desde ya hace años la labor periodística en El Salvador no va muy bien, hay múltiples factores que hemos discutido y expuesto en esta columna, pero su proceso de búsqueda lejos de encontrar luz y solución se agudiza, no veo puentes hasta hoy.

No hay nada nuevo, excepto que hoy al menos se lleva un registro que aumenta y disminuye dependiendo de las eventualidades.

Nuestros mejores augurios a Pedro Vaca, en su gestión como relator especial de libertad de expresión y la invitación a que así como nos escuchamos el 7 marzo del 2019 en Washington tengamos otro encuentro, productivo, que su administración  sea destacable para frenar lo que algunos llaman la “uberización” del periodismo en el continente. Nos mantendremos comunicados y desde ya está invitado para que “in loco” conozca sobre la labor de los periodistas en El Salvador.

Rigoberto Chinchilla
Rigoberto Chinchilla
Periodista de APES

Últimas entradas