spot_img
spot_img
lunes, 29 de noviembre del 2021

Periodismo salvadoreño y el poder

A lo largo de la historia de nuestro país han existido incluso periódicos políticos y mercantiles que ven la noticia como mercancía a vender “No es sorprendente que los periódicos fuesen utilizados como instrumentos para beneficio de los partidos políticos y de su propaganda

spot_img

La existencia de los periódicos como los primeros medios de comunicación formales que sirvieron para comunicar, los acontecimientos de interés estuvo siempre ligado a las estructuras de poder existentes y se convirtieron el en reflejo que los ostentan el poder en ese momento, durante la colonia Española la Gaceta de México, la Gaceta de la Habana por ejemplo eran el reflejo de los intereses de la corona Española.

En El Salvador la existencia del primero periódico escrito el Semanario El mercantil, fundado el 31 de Julio de 1824, se convirtió en el reflejo del pensamiento y de los intereses políticos de ese momento; el reflejo del pensamiento criollo y de sus intereses mercantilistas de la época.

Coincidentemente los primeros acontecimientos legislativos comenzaron esos años 1824, tres años después de formalmente lograrse la independencia de la corona española.

Pasaron casi doscientos años entre la aparición de la imprenta y la de los que ahora reconocemos como periódico prototipo, distinto de las octavillas, panfletos y boletines de a finales del siglo XVI y principio del XVII. “La variedad oficial (publicada por la Corona o un gobierno) presentaba varias de estas mismas características a demás de ser voz de la autoridad y el instrumento del Estado”.

Este tipo de prensa escrita que representaba los intereses de un sector social fue conocida como la etapa “burguesa de de la historia de la prensa” y se consolida de 25 años después de los acontecimientos legislativos en el Salvador “Desde el años 1850, aproximadamente, hasta principios de siglo XX”  cuando iniciaron periódicos con La Prensa Gráfica, El Diario de Hoy y Colatino, este último el decano de la prensa salvadoreña.

Esta etapa según Denis Macqualin, se caracteriza fundamentalmente por una prensa de élite y  con dependencia formal respecto al Estado y a intereses particulares; reconocimiento como Institución política y social.

La teoría se fortalece cuando se revisa la historia de El Salvador y se encuentran periódicos como El Católico 1871, El Comercio 1877, La Gaceta del gobierno supremo de Estado del Salvador, 1849, La Fortuna 1882,el Fígaro 1894.

El modelo de separación de poderes brindó a la Asamblea Legislativa sus facultades representativas por ello El artículo 131 de la Constitución de El Salvador, establece que le corresponde a la Asamblea Legislativa realizar dentro de las labores del Estado. Esa separación  incluyó a la prensa y su rol sistema- entorno, parte del sistema y del entorno político, que es un papel divulgador de las actividad del Estado, tuvieron que redefinir de manera formal, su rol empresa mercantil del traslado de noticias a la sociedad, su rol de empresas informativas y su implícita relación con el Estado pero con el pensamiento conservador de acercamiento a él.

Por ello, no es extraño que las publicaciones de esa época siguieran un patrón conservador y multiplicador de los intereses de quienes ejercieron el poder y con ello la línea de pensamiento de la prensa salvadoreña.

Álvaro Artiga establece en su libro “El Sistema Político Salvadoreño”, en su afán de abonar a una reflexión que tome en consideración las lecciones del pasado y que se establezca las implicaciones para el presente y futuro. Basado en una teoría científico comparativo que derivó en el rol que hoy  juegan los partidos políticos en el desarrollo histórico de los regímenes políticos en cada uno de los países  de Centroamérica.

Su método de análisis comparativo, sin duda pasó por la revisión de miles de documentos,  ya que en el país existe escasez de literatura especialidad bajo la lupa de las ciencias políticas, pero que fue superado con el registro de los periódicos y los documentos de la prensa que generaron en estos ya 200 años de registros documentales y que son el reflejo de los que otros autores llaman el espejo de la historia.

No es extraño, que a lo largo de la historia de nuestro país han existido incluso periódicos políticos y mercantiles que ven la noticia como mercancía a vender “No es sorprendente que los periódicos fuesen utilizados como instrumentos para beneficio de los partidos políticos y de su propaganda, aunque hoy día han perdido terreno frente a la prensa comercial y al avance de las redes sociales”.

El enfoque del rol de la prensa y del poder, es iluminada por la Escuela de Birmingham, cuando desde la sociología muestra su preocupación por la ideología incorporada a los textos mediáticos, Stuart Hall, (1972)  el teórico más estrechamente ligado a este estudio establece. “El significado dominante asociados al poder; el código negociado que es básicamente el código de los medias en su papel de transmisores neutrales y profesionales de la información. Y el código oposicionista, que está al alcance de quienes, por elección o empujado por las circunsatancias, ven de otra manera los mensajes referidos a la realidad y pueden ver entre líneas en las versiones oficiales de los acontecimientos”.

No es extraño entonces que después de protagonizar enfrentamientos judiciales, señalamientos y amenazas reciprocas que parecían insuperables antes de las elecciones 2019, hoy día ese ambiente se diferente con la nueva correlación política, sobre todo la prensa escrita  como  protagonistas de manera directa o indirecta alcanzan acuerdos y deponen sus actitudes por conveniencias mutuas; los puños en alto se han bajado y pasan a una etapa de “luna de miel” donde el rol de la prensa evidencia su histórico papel, pues el informe de la SIP solo es una nota que pasará inadvertida y  que dará paso a que el enfrentamiento prensa y poder vuelva a su redil.      

spot_img

También te puede interesar

Rigoberto Chinchilla
Periodista salvadoreño. Graduado en la Universidad de El Salvador (UES); colaborador y columnista de ContraPunto
spot_img

Últimas noticias