spot_img
spot_img
lunes, 25 de octubre del 2021

Periodismo: Los 5 mejores libros del 2019

En El Salvador, es más fácil emborracharse que leer libros, pues siguen siendo caros económicamente, e inaccesibles en muchos casos

spot_img

Un libro siempre reúne, es un encuentro seguro, una cita a ciegas de verdad, con consentimiento y riesgo oportuno de conocer, es una  la relación epistolar entre un ser humano y uno de sus mejores inventos, que no cambian, como la tijera, la polea, la palanca o la rueda, su concepto se mantiene incluso aunque existan modalidades diferentes el libro no desaparecerá, aún con el avance de la tecnología y pese al avance de la lectura de datos digitales y la existencia de libros digitales, los libros existirán siempre.

En El Salvador, es más fácil emborracharse que leer libros, pues siguen siendo caros económicamente, e inaccesibles en muchos casos. Paga menos impuestos los fabricantes de licores y cervezas que los importadores de libros, aunque de fondo no debería ser una excusa a no leer, hay un par de bibliotecas públicas que yacen vacías y que lamentablemente a veces no tienen las últimas publicaciones de las editoriales si consideramos que hay manera de procurar siempre la lectura de la manera que sea incluyendo el intercambio.

Esta ponderación de los mejores libros tiene la limitante de “lo que me fue lo posible este año”, en términos de acceso, conocimiento, tiempo, economía personal, pero está hecha con aprecio, incluso para aquellos no coincidan con mis criterios de género literarios y de temas epistolares.

El primer libro que considero bueno son los relacionados al periodismo y a la realidad de nuestros emigrantes –Desierto Sonoro- escrito por  Valeria Luiselli, ella,  aborda de manera perfecta el viaje de una familia Estadounidense que viaja a Arizona y conoce de cerca lo que muchos medios en la era Donald Trump, callan o desfiguran el fondo noticioso de los niños migrantes separados de sus padres y privados de libertad, con lo cual ilumina el debacle moral de un país que establece hoy incluso soberanías.

-38 estrellas- de la editorial Seix Barral, escrita por  Josefina Licitra, es una excelente novela que recoge un episodio histórico de Uruguay ocurrido el 30 de julio de 1971, en la que 38 presas políticas menores de 25 años que se escaparon por las cloacas de un penal de Montevideo, y de cómo de un grupo de feminista lucharon por tratar de cambiar su entorno, en mi opinión el mejor libro escrito hasta hoy ella, un talento latinoamericano, de la cual personalmente espero mucho para este 2020 y los próximos años.

Pasó por estos ojos miopes también –Las homicidas-  escrita por la chilena Alia Trabucco, libro que nos sumerge en un buen relato literario de un acontecimiento ocurrido en las tierras chilenas, trata sobre cuatro mujeres asesinas que escandalizaron a la sociedad chilena del siglo XX. Y que la prensa actuó de manera poco ética ya que transgredió sus vidas privadas al hablar sobre sus infidelidades, sus matrimonios fallidos, sus rasgos “masculinos”, su condición de “destructoras de familias” y todo un rollo para atacar a las mujeres feministas. Un libro inteligente, necesario, escabroso, del cual aprendimos este año, como hacer uso de información histórica y desempolvar archivos 

Los periodistas Daniela Rea y Pablo Ferri, publicaron un libro que presenta dos puntos de vista: la de ellos como periodistas y la de diversos soldados que dan testimonio a un soldado – La tropa- (Random House, 2019), es un libro clave para iniciar una conversación sobre lo que sucede en algunos países de América Latina: el poder del ejército como aparato represor de la ciudadanía y la maldad de cómo actúan incluyendo los guardaespaldas de “personalidades” privadas y públicas que atontados por el poder abusan de él, sin importar su ideología izquierda, derecha, su estupidez les aleja a los que ellos dicen representar, un buen libro para los comunicadores y periodistas encargados de la imagen de funcionarios, que debe ser leído con humildad.

El quinto libro, aunque no ha sido santo de mi devoción debo aceptar que esta vez atrapó mi interés por la temática histórica   -Tiempos recios- del autor peruano Mario Vargas Llosa, que en esta oportunidad escribió desde diferentes ángulos sobre la intentona democrática del presidente Jacobo Árbenz en la Guatemala en los años cincuenta, recordé como Matilde Elena López me contó del grupo de intelectuales salvadoreños, formó parte de ese gobierno derrotado. Vargas Llosa esta vez a medida avanza su relato lo lleva a un objetivo mayor escribe explícitamente sobre la injerencia de EE UU en la región, la demolición de la soberanía aun antes de nacer y la perversión del poder de la mano de quienes convierten el abuso del mismo en mérito. Por todo ello no es solo un libro, que en mi modesta opinión es una huella. Agradezco a Eugenia Bonilla, una compañera de trabajo que me permitió como regalo de fin de año hacerme de este libro. Con aprecio gracias.

En este ranking intenté incluir dos libros nacionales, pero debo reconocer que no tuve el tiempo para terminar de devorarlos y los abandoné, sin embargo, retomaré su lectura para posteriormente hacer una crítica de ellos, que no implica necesariamente el nivel destructivo, a veces los lectores tenemos visiones diferentes, en la vida, siempre sumo a mi canasta las cosas que me parecen productivas y buenas, lejos de los convencionalismos y falsas apariencias, la lectura en una comunión particular y no una obligación humana. A todos prosperidad para el 2020 a todos. 

spot_img

También te puede interesar

Rigoberto Chinchilla
Periodista salvadoreño. Graduado en la Universidad de El Salvador (UES); colaborador y columnista de ContraPunto
spot_img

Últimas noticias