spot_img
spot_img
viernes, 22 de octubre del 2021

Periodismo: Es mejor tarde que nunca.

En El Salvador, la práctica periodista diaria debe ser profesional, corregir los errores, ya sea por omisión o porque de manera deliberada se cometen

spot_img

La frase al castellano es la traducción literal del latín potius ser quam  numquan, que es una genialidad de Tito Livio, que se convirtió en frase hecha ya en latín clásico y como tal ha pasado a las lenguas modernas.

La expresión se enmarca en la lucha entre patricios Genucios y Curiacio que se opusieron a las propuestas de ley de tribuno de la plebe Canuleyo, quien afirmaba que la República patricia debía reaccionar es decir y acuñó la oración completa de  “más vale corregir tarde que nunca”.

Con el paso del tiempo se deformó y algunos se la atribuyeron al filósofo Diógenes quien siempre deseando aprender a su edad avanzada e increpando a los que le reprochaban por su edad avanzada les decía: “praestatium ser doctum ese quan numquan” es preferible cultivarse tarde que no hacerlo nunca.

En El Salvador, la práctica periodista diaria debe ser profesional, corregir los errores, ya sea por omisión o porque de manera deliberada se cometen. Lo que no se puede es utilizar el argumento del desconocimiento de la ley como una herramienta para evadir las responsabilidad de lo publicado, expresado o divulgado, esto trae como consecuencia la aplicación del código procesal penal, que castiga también la mentira como en los delitos de injuria y difamación el desprestigio y pérdida de confianza hacia los periodistas.

Por ello, celebró que se haya hecho una nueva convocatoria para las organizaciones proponentes de periodistas a elegir al comisionado propietario y suplente para el instituto de acceso a la información pública  (IAIP) luego de haber actuado contrario a los que establece el reglamento en el artículo 63 y 65  del capítulo  XII.

Las entidades convocantes deben verificar que cada uno de los candidatos propuestos cumplan con los requisitos que establece la ley y que se cumpla la realización de una asamblea y sobre todo que se garantice una terna de propuestas que finalmente, mediante una asamblea general de la entidad convocante garantice la transparencia en todo el procesos de  la elección Art. 74 del reglamento de Ley de acceso a la información.

Sin embargo, también es importante que las Asociaciones de Periodistas tengamos claro que en el pasado proceso al incumplirse el proceso, nos debe de exhortar a analizar los ocurrido;  por un aparte una apatía de los periodistas por organizarse y trabajar por que el representantes sea el más idóneo por ostentar ese cargo dentro del Instituto de Acceso a la Información Pública (IAIP).

Lamentamos que las propuestas hayan tratado de burlarse de lo establecido en la ley y también dejar al descubierto de una realidad, los periodistas no muestran interés, ganó el periodismo que no está organizado, las asociaciones existentes son insuficientes para cumplir con la terna, hay desinterés profesional del sector de los periodistas y es donde aflora el oportunismo, el clientelismo y la usurpación de funciones de una institución que debería servir para el fortalecimiento de la democracia, la transparencia de la función pública y de las sociedades de economía mixta y privadas.  

La transparencia debe prevalecer en todo proceso se debe conocer la verdad, el acceso a la información pública contribuye a la participación, al fortalecimiento de la democracia y a cerrarle a la impunidad su avance, de ese pasado venimos y no se vale retroceder en los métodos que en el pasado hicieron de este país un enfrentamiento entre nosotros.  El periodismo debe cumplir su función legitimente fiscalizadora e informativa. 

Ya no lleguemos tarde, ni pidamos a los compañeros más requisitos que la  ley exige, los cuales son claros incumplir un de ellos invalida la candidatura, lo tiempos corren vertiginosos y no hay prorroga para más. Mis mejores augurios a todos.     

  

spot_img

También te puede interesar

Rigoberto Chinchilla
Periodista salvadoreño. Graduado en la Universidad de El Salvador (UES); colaborador y columnista de ContraPunto
spot_img

Últimas noticias