spot_img
spot_img
lunes, 25 de octubre del 2021

PDDH: ví­ctimas y testigos de violencia deben ser protegidos

Consejo de Seguridad dice que violencia genera daños psí­quicos, fí­sicos y materiales en ví­ctimas. Durante 2016, 623 personas huyeron internamente de la violencia

spot_img

La Procuradurí­a para la Defensa de los Derechos Humanos (PDDH) recomendó al Consejo Nacional de Seguridad y Convivencia Ciudadana (CNSCC) implementar el Catálogo de Derechos de las Ví­ctimas y Testigos de la violencia en el plan El Salvador Seguro (ESS), y que permitirá al Gobierno y oenegés contar con un instrumento que garantice la protección a las ví­ctimas y testigos de la violencia.

“El propósito de este esfuerzo es dotar a las instituciones estatales, organizaciones sociales que atienen y protegen a ví­ctimas de la violencia y a la población en general, de un instrumento que recoja de manera especí­fica el catálogo de derechos para garantizar que las ví­ctimas y testigos de la violencia reciban atención oportuna, integral, digna y sin discriminación”, dijo David Morales, procurador de Derechos Humanos.

En la carta de derecho a la que Diario ContraPunto tuvo acceso se contemplan aspectos como confidencialidad de la información personal, derecho a medidas de protección personal y familia, recibir asistencia humanitaria, entre otros aspectos que garantizarán la protección de las ví­ctimas.

Según datos de la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur), al menos 12, 959 salvadoreños solicitaron refugio en Estados Unidos. Mientras que en el mismo año, 623 personas tuvieron que desplazarse internamente de su lugar de vivienda a otro, mayormente forzadas por las pandillas.

Una de las estrategias del plan ESS es habilitar centros de acogida, albergues y casas de protección para ví­ctimas y testigos, cuya meta es albergar a 4000 personas. Esta estrategia ronda los $12 millones de dólares para desarrollarse en un plazo de cinco años.

El resguardo de las ví­ctimas es parte de los ejes que componen el plan ESS. De acuerdo a esta estrategia impulsada por Gobierno y sociedad civil, los  elevados  niveles  de  violencia  y criminalidad  generan  daños  psí­quicos,  fí­sicos  y materiales de manera directa a numerosas personas,  familias  y  comunidades  quienes no reciben una adecuada y suficiente atención y protección del Estado.

El catálogo de derechos básicos que las personas afectadas por hechos de violencia se pueden hacer valer en el marco de los servicios de atención, protección y acceso a la justicia que reciben de las instituciones competentes en la materia.

¿Por qué huyen las ví­ctimas de violencia?

La Mesa de la Sociedad Civil contra el Desplazamiento Forzado por Violencia Generalizada y Crimen Organizado en El Salvador emitió un informe en enero de este año en el que señalan que de las 623 personas que huyen internamente, 533 huyeron por pandillas, 24 por crimen organizado, 19 por la Fuerza Armada, ocho por Policí­a Nacional Civil, 20 por causas particulares, 12 por causas desconocidas y siete por el narcotráfico.

spot_img

También te puede interesar

Mario Beltrán
Periodista sección PolÃítica en ContraPunto. Graduado de Comunicaciones en Universidad Cristiana de las Asambleas de Dios.
spot_img

Últimas noticias