spot_img
spot_img
jueves, 28 de octubre del 2021

¿Otro año infectado de crimen para El Salvador?

La Organización Mundial de la Salud (OMS) asegura que se enfrenta una epidemia de violencia cuando la tasa de asesinatos asciende de 10 por cada 100 mil habitantes

spot_img

La epidemia de violencia de 2015 fue la herencia para el 2016; pese a medidas extraordinarias, batallones antipandillas y contribuciones especiales para financiar la seguridad, en el 2016 fueron asesinadas  5.278 personas; 1.378 homicidios menos que en el 2015, según registros de la Fiscalí­a General de la República (FGR).

En el primer trimestre de 2016 se cometí­an entre 24 y 22 asesinatos diarios, la tasa de homicidios se mantuvo en 104 por cada 100 ml habitantes, en consecuencia, el Gobierno implementó medidas de emergencia (el pasado 29 de marzo) en seis centros penales y en zonas asediadas por pandillas.

Lea: MS-13 extremadamente violenta y peligrosa.

En penales, los reos fueron restringidos a visitas familiares e í­ntimas, a su libertad ambulatoria y a todo acceso y tenencia de aparatos y señales de comunicación y señal de internet. En las “zonas calientes”, se desplegaron batallones de policí­as y soldados, quienes, hasta el 8 de diciembre habí­an capturado a 31.392 delincuentes, de la cifra 2.534 por homicidios.

https://lh3.googleusercontent.com/-UL-ARtBQ5aI/WGatydJFnfI/AAAAAAAABy0/6ouR8gJmktA4pIoweqba7yh4va1BmrKXwCL0B/h414/Cadaver-Crimen-Violencia-Masacre.jpg

No obstante, por segundo año consecutivo la Policí­a Nacional Civil (PNC) y la Fuerza Armada (FAES) fueron blanco de pandillas, en lo que va del año 46 policí­as y 22 militares fueron asesinados, la mayorí­a cuando estaban de licencia, en operativos y emboscadas. En 2015, 64 agentes y 24 soldados fueron las victimas mortales.

Lea: Asesinatos de policí­as ¿una cadena de venganzas?

Ante esto, la represión contra las pandillas aumentó, la PNC y la FAES patrullaron en busca de los responsables de atentar contra las instituciones y en el penal de máxima seguridad de Zacatecoluca las medidas d emergencia se intensificaron para los asesinos.

No solo agentes del orden murieron de forma violenta, la Procuradurí­a General de la República (PDDH) afirmó que policí­as y soldados realizaron ejecuciones extrajudiciales contra miembros de pandillas, hasta abril pasado, la institución estudiaba al menos 200 casos de esta í­ndole, la PNC aseguraba que las muertes se producí­an por enfrentamientos armados contra estos grupos.

Lea: ¿Son legí­timos los enfrentamientos armados?

De acuerdo a estadí­sticas policiales, se registraron 650 intercambios de disparos en los que resultaron 603 pandilleros fallecidos: 358 detenidos y un total de 666 armas de fuego incautadas.

https://lh3.googleusercontent.com/-IbhtLHkZJuQ/WGat5rb0rCI/AAAAAAAAByw/aSTK2gXorAALGF1R9ltGTPVRTMtSsRPLgCL0B/h466/Armas-Control-Seguridad-Fuerza-Armada-Violencia.jpg

¿Fueron efectivas las medidas?

Ante el año violento, el experto en temas de seguridad de la Fundación de Estudios para la Aplicación del Derecho (FESPAD), Nelson Flores expresó que las medidas extraordinarias sí­ han lograron reducir los homicidios por medio de la represión del delito, sin embargo, el Gobierno debe apostarle a la prevención de violencia.

“Si el Gobierno sigue reprimiendo y asesinando, esto se va a convertir en una violencia mucho más grave para el próximo año, más porque se acerca una contienda electoral porque sabemos que no solo los pandilleros matan, sino también actores polí­ticos”, dijo Flores.

Lea: Anuncian prioridades en seguridad para 2017.

Desde el segundo trimestre de 2016, el Gobierno lanzó programas de prevención de violencia, entre ellos, proyectos de empleos para jóvenes, borrado de grafitis pandilleriles, promoción de valores en familias y ejecutando el programa “Yo Cambio” en 12 cárceles, que ha adiestrado a 16.465 reos en diferentes oficios.

Sin embargo, el experto sostuvo que, a pesar de dichos programas, la violencia no se ha podido controlar porque la tasa de asesinatos sigue siendo alta (72.85 por cada 100 mil habitantes) y existe aún la epidemia de violencia.

Por su parte, el investigador del Instituto de Investigación Interdisciplinaria sobre el Conflicto y la Violencia, Marlon Hernández aseguró que ante las medidas extraordinarias, El Salvador ha logrado estabilizarse en la crisis permanente de violencia, pero no controlarla.

https://lh3.googleusercontent.com/-MdJBUJLuVHo/WGat1hUXYHI/AAAAAAAAByk/nGfwRmQ_X0A7R1U5BNXFcYRvJDM5QDtAgCL0B/h467/Carcel-Pandillas-Hacinamiento-Carcelario.jpg

“Hemos entrado a una etapa menos crí­tica, pero sigue siendo grave, y muy probablemente se debe a la represión lo que acompleja más la situación de violencia, no la ha controlado, y las estructuras criminales siguen fortaleciéndose”, dijo Hernández.

Lea: A "Zacatraz" los asesinos de policí­as y militares.

Autoridades de Seguridad afirman que los delitos en general se han reducido en un 11.5% en comparación al 2015, y que el 2017, estará enfatizado a la rehabilitación y reinserción de reos, en atención integral a ví­ctimas de la violencia y la continuación de medidas de emergencia.

spot_img

También te puede interesar

Redacción ContraPunto
Nota de la Redacción de Diario Digital ContraPunto
spot_img

Últimas noticias