spot_img
spot_img
domingo, 24 de octubre del 2021

Óscar Ortiz: El FMLN está en cuidados intensivos”¦

Ortiz desea convertirse en el nuevo lí­der del FMLN para transformarlo y recuperar el terreno perdido en el actual proceso polí­tico local, según sus palabras

spot_img

Estamos entre la vida y la muerte” o “en cuidados intensivos“, dijo en exclusivo a ContraPunto Óscar Ortiz en uno de los lí­deres más importantes del partido FMLN y actual vicepresidente de El Salvador, al analizar la crisis interna que vive su instituto polí­tico después de los “dramáticos” resultados en las dos últimas elecciones en este paí­s centroamericano, que llevaron al partido gobernante en los últimos 9 años a convertirse en una tercera fuerza a la que analistas locales no le auguran relevancia importante en el futuro.

Ví­a telefónica Ortiz respondió a las interrogantes de este diario digital, en las que pormenorizó la situación que está viviendo su partido y al mismo tiempo denuncia presuntos intentos de exclusión y violación de derechos contra militantes por parte de la dirección, acciones que tendrí­an el objetivo de consolidar el poder de los actuales lí­deres, aunque ellos no queden en puestos de dirección tras las elecciones internas de junio próximo.

¿Qué es lo que está ocurriendo en el FMLN en el actual momento?

“Históricamente desde las elecciones del 2003, que fueron la expresión más amplia y democrática que tuvimos en un esfuerzo de abrir y competir dentro del partido, se ha venido generando una condición en la cual el actual grupo que controla las estructuras del FMLN ha tratado siempre de mantener alejado, mantener distantes, a aquellos pensamientos crí­ticos, a aquellas posturas que siempre han visto la necesidad de abrir el partido, de ampliar sus alianzas, de garantizar la removación sistemática y permanente del partido y de adecuar su agenda estratégica a las nuevas realidades que demanda las comunidades y la sociedad salvadoreña”.

¿Qué representa Óscar Ortiz en este proceso?

“Este servidor representa una opción, un pensamiento que no siempre ha sido bien recibido por este grupo que por años ha mantenido el control del aparato del partido y que no lo quiere soltar. Después del mensaje que nos envió el electorado, en los últimos comicios, tampoco se quiso captar ni hacer una valoración profunda; tampoco se quiso tomar medidas adecuadas”¦ Por eso el resultado dramático que hemos tenido en la elección presidencial. Desde los acuerdos de paz no habí­amos tenido una situación como en la que está actualmente el FMLN, producto de un conjunto de posiciones y decisiones equivocadas”.


¿Qué es lo que has hecho para tratar de solventar esta situación?

“Bueno,  nosotros llamamos a adelantar una elección interna, al más corto plazo.  Se ha establecido una fecha en junio. Segundo, establecimos la necesidad y era la oportunidad de abrir el partido a través del padrón electoral, que nos permitiera hacer llegar a miles y miles de personas que por años han esperado niveles de apertura, de espacios dentro de la izquierda, del FMLN. Ello no se ha producido, pero este era el momento”¦”

¿Por qué no se ha dado esa apertura?

“Se  tomó la decisión ““desde mi punto de vista- errada, y además intencionada, no sólo de no abrir el padrón, que me parece que es una medida desatinada y equivocada, sino que se le añade un elemento más grave e inaceptable, que es querer reducir el padrón electoral que ya está. Es decir, en vez de abrirse, la decisión que están tomando es de cerrarlo mucho más. Se trata de buscar y equilibrar esa reducción del padrón para tratar de darles ventaja a aquellos candidatos a los que ellos llaman renovación, pero que en realidad son una extención del aparato interno. Es una sustitución de los que están, por los que ellos quieren dejar. Para eso quieren un padrón más pequeño y controlable para  sus intenciones de junio para municipios, departamentales y nacionales”.

¿Cómo es que se está haciendo esa reducción del padrón?

“Así­ te lo explico”¦ Primero no quisieron abrir el padrón.  Eso  es grave, grave. Mucha gente que ha venido colaborando, jóvenes especialmente. Actualmente el menor porcentaje de gente en el padrón son  jóvenes, que no pasan del 12 por ciento. El último padrón anda por el orden de los 39.000; de este padrón se está dando potestad en los municipios y departamentales, a las estructuras actuales, de actualizarlo. Ello realmente no se puede, porque para sacar a una persona hay que llevar a cabo un proceso, igual que para que entre alguien. No se puede sacar a alguien en un dí­a. Los estatutos son claros  al respecto. Esto lo están haciendo de manera discrecional, porque dicen que votó por otro partido, que no llegó al aparato electoral y una  serie de argumentos que están fuera de la norma legal”.

¿Qué pueden hacer a los que excluirí­an?

“Ah!  Antes una cosa: Por estatuto, los veteranos son miembros automáticos permanentes del partido. Pero a éstos no los dejan ejercer su derecho; tienen todos los espacios cerrados. Por eso expresé  que no  se le puede violentar ningún derecho a ningún afiliado. Cualquier salida de un afiliado representa una ilegalidad. En caso dado, hay que estar vigilantes para presentar la denuncia al Tribunal Supremo Electoral (TSE) y a la Procuradurí­a para la Defensa de los Derechos Humanos (PDDH)".

¿Cómo será tu participación personal?

“Yo  estoy haciendo unas consultas a escala nacional, con bases y simpatizantes del partido. Mi único interés es competir por la Secretarí­a General del partido”.

¿Qué harí­as si lo logras?

“Deseo  facilitar y posibilitar una transición que nos permita al FMLN una renovación y transformación profunda; para una reforma completa. Lograr un nuevo marco de comunicación estratégica, una nueva forma de organización porque la que tenemos ya no se corresponde con la nueva realidad del paí­s. Se debe arrancar nuevamente y con fuerza en las comunidades y los municipios; recuperar el liderazgo natural que por años construimos y que no hemos sido capaces de refrescar. Hay que volver al territorio; hay que volver a la comunidad. La organización tiene que ser más flexible y dinámica, más integrada, especialmente con jóvenes”.

¿Y en lo polí­tico?

“Si, hay que actualizar y refrescar la agenda polí­tica; no podemos seguir con una agenda de hace 20 o 25 años. No podemos seguir con planteamientos que ya  no se corresponden al nuevo momento polí­tico del paí­s y es una de las tareas de la izquierda y este partido”.

¿Qué pasarí­a si eso no se da?

“Te  voy a decir que estamos entre la vida y la muerte”¦ No hemos perdido sólo una elección. Hemos tenido unos resultados que en términos polí­ticos la viabilidad de ganarnos el corazón y la confianza de la población nos podemos situar en cuidados intensivos. Cuando uno está en cuidados intensivos o te hacen una buena intervención para recuperarte o  te quedás allí­”¦ Si este grupo sigue insistiendo en seguir en lo mismo, de instalar lo mismo, no vamos a salir de esa sala de operaciones”.

spot_img

También te puede interesar

Jorge Dalton
Cineasta cubano-salvadoreño. Director de cine y documentalista. Reside en El Salvador y es colaborador de ContraPunto
spot_img

Últimas noticias