spot_imgspot_img
spot_imgspot_img
sábado, 31 de julio del 2021

Ortega deja sin efecto reformas a seguridad social, pide a cardenal Brenes acompañar diálogo

Más de 20 personas murieron desde el inicio de las protestas que han dejado una veintena de fallecidos y decenas de lesionados, comercios saqueados y edificios incendiados

spot_img

MANAGUA. El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, anunció el domingo que quedó sin efecto una reforma al sistema de seguridad social que detonó violentas protestas la última semana en el paí­s centroamericano y pidió el acompañamiento del arzobispo de Managua, cardenal Leopoldo Brenes, en pláticas para restablecer la paz.    
Sin embargo, Ortega rechazó el condicionamiento al diálogo que el sábado planteó la cúpula del gremio de empresarios, que se habí­a mostrado en desacuerdo a la reforma y que pidió el cese de la represión a las protestas y la inclusión de jóvenes, académicos y la cúpula católica para participar.
Ortega aceptó el sábado el llamado al diálogo hecho por el gremio de empresarios, que ha sido su principal aliado desde que volvió al poder el 2007 pero que se declaró en contra de la reforma al sistema de seguridad social, y dijo que las pláticas no podí­an condicionarse.
El Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep)  condicionó el mismo sábado su asistencia al diálogo al cese de la represión contra las protestas y a la inclusión en las pláticas de otros sectores sociales.     
"Un diálogo no se puede condicionar, un diálogo tiene que ser abierto, y ponernos de acuerdo ahí­ que temas vamos a tratar, en primer lugar para restablecer la seguridad, la estabilidad y la paz de las familias nicaraguenses, eso es lo primero", sostuvo Ortega.     
"Nosotros estamos abiertos a escuchar cualquier planteamiento, es un principio elemental en el diálogo, no se nos ocurre precondionar el diálogo", indicó el mandatario nicaraguense.
El domingo, cinco dí­as de iniciadas las protestas, varios comercios y supermercados del paí­s fueron saqueados, mientras algunas calles mostraban barricadas para interrumpir el tráfico vehicular, mientras centenares de personas buscaban aprovisionarse en comercios y gasolineras.
Más de 20 personas murieron desde el inicio de las protestas que han dejado una veintena de fallecidos y decenas de lesionados, comercios saqueados y edificios incendiados.
Ortega dijo que las fuerzas gubernamentales iban a restablecer el orden ante los saqueos a comercios y destrucción de bienes que, aseguró, protagonizaban pandilleros.
"No queda más camino que utilizar los recursos que establece la ley en cualquier lugar del mundo cuando se dan hechos como estos", añadió.

"El diálogo, ya hemos dicho, es fundamental para poder resolver cualquier problema", sostuvo Ortega en una comparecencia con inversionistas de zonas francas por la televisión sandinista. Los inversionistas pidieron restablecer la paz porque los disturbios les causaron "pérdidas significativas" a sus empresas.

 

Ortega, que envió sus muestras de solidaridad a los familiares de las personas fallecidos en los disturbios, llamó a todos los nicaraguenses a unir "esfuerzos para que cesen estos actos de violencia".

(*) Iván Castro es corresponsal de ContraPunto en Nicaragua
spot_img

También te puede interesar

Ivan Castro
Columnista
spot_img

Últimas noticias