spot_img
spot_img
domingo, 09 de mayo del 2021

NYT advierte “desquite electoral” de pandillas por medidas extraordinarias

El medio de comunicación neoyorkino recoge el relato de un pandillero salvadoreño del Barrio 18R que asegura que el gobierno del FMLN "pagara por lo que ha hecho"

spot_imgspot_img

El periódico estadounidense The New York Times (NYT) publicó recientemente el relato de “Santiago”, un pandillero salvadoreño del Barrio 18-Revolucionarios que buscó aliados en iglesias, ONG y el gobierno para construir el camino de la pacificación con el aval de sus lí­deres; no obstante, se frustró cuando la Fiscalí­a impulsó el juicio del caso “Tregua”, y por la represión estatal por lo que no le quedó de otra que huir, no sin antes advertir que GOES y FMLN pagarán caro las medidas extraordinarias de seguridad.

“El gobierno tendrá que pagar la factura por lo que ha hecho. Deberán responder ante nosotros, de una manera u otra”, expresa Santiago en el reportaje.

Lea también:  Vicepresidente: no vamos a retroceder en medidas de seguridad

Santiago subraya el castigo electoral como una de las formas de mayor contundencia a la hora de “hacer pagar” al gobierno el impulso de las medidas extraordinarias que desplegó desde abril de 2016, endureciendo controles carcelarios y envalentonando a la Policí­a Nacional Civil (PNC) y a la Fuerza Armada (FAES) a usar la letalidad en su contra con pocas o nulas consecuencias.

Azam Ahmed es el jefe de corresponsales de The New York Times en México, Centroamérica y el Caribe, y relata que Santiago le advirtió que el FMLN perderí­a las próximas elecciones de marzo de 2018 pues él y los suyos se asegurarí­an de dificultarles las elecciones legislativas y municipales.

De acuerdo con la publicación del Times, esos grupos podrí­an utilizar su poder para exigirle a ARENA que aligere la mano dura en caso de que el partido resulte electo en un acto de represalia contra el FMLN por adoptar una estrategia tan estricta contra ellos.

Lea también:  Landaverde: alza de homicidios busca eliminar medidas de seguridad

La investigación también incluye la postura del obispo de la Iglesia Luterana Salvadoreña, Medardo Gómez, quien respalda las aspiraciones de pacificación de Santiago, y critica las medidas extraordinarias de seguridad por promulgar abusos de autoridad.

“Debemos insistir en el diálogo y hacerlo avanzar a todos los niveles. No hay que verlo solamente como un diálogo con las pandillas, hay que integrar y fomentar esto con todos”, expresa Gómez según la publicación.

“No podemos negar que la cantidad de muertos ha disminuido. Pero la forma en la que la policí­a se comporta ha hecho que dejen de ser agentes de seguridad. Ahora son agentes de la muerte”, añade el religioso.

Su postura concuerda con lo expresado por el Alto Comisionado para los Derechos Humanos de las Naciones Unidas (ONU), Zeid Ra’ad Al Hussein, quien visitó el paí­s en noviembre pasado e hizo duras crí­ticas al sistema de seguridad salvadoreño, al punto de sugerir al Gobierno no continuar con las medidas extraordinarias de seguridad por considerarlas atentatorio contra los derechos humanos.

No obstante, el ministro de Seguridad, Mauricio Ramí­rez Landaverde negó que el funcionario de la ONU haya hecho tal petición.

En tanto Santiago, el pandillero que relató su historia al diario estadounidense, concluye, entre otras cosas, que al paí­s le hace falta alcanzar un nivel más alto de violencia para siquiera pensar en para la guerra.

“La violencia tiene que alcanzar un nivel mucho mayor que el actual para que llegue la hora de la verdad. Solo entonces se comenzará a pensar en una solución integrada. La verdad es que este paí­s aún tiene que derramar más sangre”, concluye.

Lea el reportaje de The New York Times original aquí­. 

spot_imgspot_img

También te puede interesar

spot_img

Últimas noticias