spot_img
spot_img
lunes, 25 de octubre del 2021

No hay fuerza mayor para una nación que la unidad

España es uno de los países más golpeados por el Coronavirus son más de 11.700 muertos y junto con Italia encabezan el ranking de víctimas por el COVID-19 en el mundo. Ambos países suman el 44% de los muertos globales.

Ante la gravedad de la crisis española ya empezaron los llamados a construir unos nuevos pactos de la Moncloa como los de 1977, El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, llamó a la unidad de la clase política, y los sectores sociales y  económicos del país ibérico.

¿Pacto de la Moncloa? Se trata de un acuerdo nacional de hace 40 años del cual  a lo mejor solo las personas mayores se deben de acordar, pero el Pacto de la Moncloa, en  1977 fue el hecho político que posibilito la reconstrucción de España.

En nuestro país hace 30 años firmamos el Acuerdo de Ginebra, este pacto dio inicio al proceso de negociación que culminó con la firma de los Acuerdos de Paz el 16 de enero de 1992.

Es momento de dar vuelta la página y comenzar a escribir una nueva historia nacional. Ya no podemos seguir atacándonos uno o a otros, vivir buscando al culpable y haciendo reproches todo esto tiene que cambiar, no aporta.

Es cierto, un Acuerdo de Nación, en este momento parece extremadamente difícil, no hay confianza entre las distintas fuerzas políticas y sociales en presencia, pero cuando se tenga que afrontar el momento económico más difícil, el de la reconstrucción, sin duda se va a llegar a la conclusión que No hay camino a la Unidad Nacional. La Unidad es el camino. Todos estamos en el mismo barco se llama El Salvador o nos salvamos juntos o Nos hundimos separados

Al borde del precipicio, debemos cambiar de actitud los costos económicos del COVID-19 van a ser grandes. Mas desempleo, menos salarios e ingresos. Aumento de la pobreza y la pobreza extrema En el sistema de salud: el país tendrá mayores costos, fragmentación y desigualdades de acceso.

Sin duda las remesas que enviaran los salvadoreños van a disminuir. No hay un dato definitivo, pero en la primera quincena de abril se comenzará a sentir una disminución de las remesas de EE.UU.

Hay que transformar la emergencia en una oportunidad y el camino es la construcción de la unidad del país. Existe suficiente experiencia en la construcción de una solución política de los conflictos. Hoy es el momento de poner esa experticia en función de sacar adelante al país.

En lo concreto. Lo que es cierto, es que van a cambiar la forma de trabajar y estudiar para siempre. Si creemos que cuando termine la cuarentena todo va a ser como antes nos equivocamos.

Muchos están diciendo “con el coronavirus el mundo cambió para siempre”, tengo la esperanza de que a partir del enorme costo social, humano y económico que tiene esta emergencia, este cambio sea el punto de partida que nos ponga a trabajar juntos para un El Salvador mejor.

Tenemos frente a nuestras narices la oportunidad de actuar para cambiar la realidad. No la perdamos.

spot_img

Últimas entradas