spot_imgspot_img
spot_imgspot_img
martes, 27 de julio del 2021

Niñez, más propensa a vivir en pobreza

En El Salvador, en 2014, los hogares más afectados por la pobreza eran aquellos donde habitaban niños de los cero meses a los siete años

spot_img

Vive en una casa hecha de lámina y bahareque ubicada en Jiquilisco, Usulután. Dejó la escuela cuando estaba en cuarto grado y, por las condiciones de pobreza en la que vive, ahora trabaja junto a su padre en una milpa cercana. Tiene tres hermanos menores que tampoco están estudiando. Enrique tiene 13 años.

La madre de Enrique trabaja lavando ropa ajena en Usulután y, si bien le va, gana siete dólares por lavada. Su padre gana a la semana cerca de 15 dólares. Ellos son parte de las familias salvadoreñas que viven en pobreza.

En El Salvador, la Encuesta de Hogares con Propósitos Múltiples 2014 (EHPM) de la Dirección General de Estadí­sticas y Censos (DIGESTYC) mostró que para ese año en existí­an 1, 722, 075 hogares, en el 64 por ciento habí­a al menos un niño, niña o adolescente.

UNICEF señaló para ese año que del total de hogares con menores de 18 años el 41.1 por ciento se encontraba en situación de pobreza multidimensional; mientras que el 24.1 por ciento de hogares habitados solo por adultos estaban en esa condición.  Los hogares más afectados por la pobreza eran donde habitaban niños de los cero meses a los siete años.

El informe mostró que eran cuatro las privaciones que más afectaban a la mayorí­a de hogares. El 80.6 por ciento presentaba bajo nivel de educación en adultos; el 70.1 por ciento poseí­a bajo acceso a seguridad social; mientras que el 56.6 por ciento tení­a sub empleo e inestabilidad en el trabajo y el 54. 4 por ciento tení­a restricciones a causa de la inseguridad que atraviesa el paí­s.

Banco Mundial presenta informe: “Erradicar la pobreza extrema: la situación de los niños”

La niñez tiene el doble de probabilidades que los adultos de vivir en pobreza extrema, así­ lo reflejó el nuevo análisis realizado por el Banco Mundial  y UNICEF. El estudio “Erradicar la pobreza extrema: la situación de los niños” señala que uno de cada cinco niños de los paí­ses en desarrollo viven en esa condición.

Son los niños más pequeños los que corren más peligro, puesto que más de una quinta parte de los menores de cinco años de los paí­ses en desarrollo vive en hogares extremadamente pobres.

El informe muestra que en 2013, en todo el mundo, casi 385 millones de niños viví­an en situación de pobreza extrema.  Deja ver que un 19,5 por ciento (%) de los niños de los paí­ses en desarrollo viví­an en hogares que salí­an adelante con 1,90 dólares al dí­a o incluso menos por persona, en comparación a solo un 9,2% de los adultos.

La razón por la que los niños y niñas se ven más afectados, según el Banco Mundial y UNICEF, es porque representan, aproximadamente, una tercera parte de la población (que fue objeto de estudio) pero, al mismo tiempo, son la mitad de quienes están en situación de pobreza extrema.

El director ejecutivo de UNICEF, Anthony Lake, aseguró “los niños no solo tienen más probabilidades de vivir en situación de pobreza extrema, sino que además son los más perjudicados por sus efectos. Son los peor parados de los peor parados; y la situación de los más pequeños es aún peor, porque las privaciones de las que son ví­ctimas afectan al desarrollo de sus cuerpos y sus mentes”.

De acuerdo con el estudio la situación de pobreza en la que viven los infantes no solo limita sus futuros, sino que afecta a las sociedades a las que pertenecen.

Ana Revenga, directora superior del Departamento de Prácticas Mundiales de Reducción de la Pobreza y Promoción de la Equidad del Grupo Banco Mundial, expresó que la cantidad de niños y niñas en pobreza deja ver la necesidad  de que los Estados inviertan en los primeros años de vida.

Revenga hizo referencia a la inversión en  servicios de atención prenatal para mujeres embarazadas, en programas para el desarrollo de la primera infancia. Además de  la urgente necesidad de invertir en escolarización de calidad, agua limpia, saneamiento adecuado y atención médica universal.

“La única forma de romper el ciclo de pobreza intergeneracional que está tan extendido en la actualidad es mejorar esos servicios y garantizar que los niños de hoy puedan tener acceso a oportunidades laborales de calidad cuando les llegue el momento”, dijo Revenga.

spot_img

También te puede interesar

Redacción ContraPunto
Nota de la Redacción de Diario Digital ContraPunto
spot_img

Últimas noticias