spot_img
spot_img
viernes, 07 de mayo del 2021

Nicolás Martínez renuncia a la presidencia del BCR

El funcionario aseguró que dejaba el cargo por motivos personales.

spot_imgspot_img

Nicolás Martínez presentó, en la noche de este jueves, la renuncia a la presidencia del Banco Central de Reserva (BCR).

Martínez sustituyó por un corto tiempo a Federico Paredes, quien renunció al cargo por un proceso judicial en su contra. Mientras el recién salido presidente, dijo que se retiraba por motivos de fuerza mayor. 

La renuncia se registra un día después, que Martínez con cifras en mano, refutara el discurso oficial sobre una presunta falta de fondos para atender la covid-19: hasta el 31 de agosto, el Gobierno gastó $2,643.58 millones provenientes de deuda y donaciones. 

El ahora expresidente del BCR, compareció ante la comisión especial de la Asamblea Legislativa que investiga el uso de la deuda adquirida por el Gobierno durante la emergencia sanitaria del coronavirus.

Ramírez entregó a los diputados un informe sobre los recursos que ingresaron al Banco Central en concepto de deuda. Según sus datos, el Gobierno obtuvo $1,643 millones provenientes de deuda externa, esto incluye bonos emitidos en el mercado internacional y préstamos. 

A estos se sumó $1,595 millones provenientes de deuda interna, es decir, Letras del Tesoro Público (Letes) y Certificados del Tesoro (Cetes). Los Letes y Cetes, a diferencia de la deuda externa, no requieren aprobación de los diputados para emitirse. 

El único requisito que debe cumplir el Gobierno, en el caso de las Letes, es que la deuda no supere cierto porcentaje del presupuesto anual de la nación, que para 2020 es 30 %. 

Datos del Ministerio de Hacienda demuestran que la administración Bukele ha llevado el saldo de Letes al nivel más alto desde 1995. 

 El 31 de mayo, en medio del desastre dejado por la tormenta tropical Amanda y en plena pandemia de covid-19, el presidente Nayib Bukele hizo uno de sus tantos reclamos por la falta de financiamiento para enfrentar ambas emergencias.

“Cómo es posible que ellos (los diputados) no entiendan que cada vez que bloquean dinero para el pueblo, el pueblo los aborrece más”, dijo desde la Comunidad Nuevo Israel, en San Salvador, una de las más afectadas por las lluvias. 

“Se han llenado la boca diciendo que han autorizado $1,000 millones acá, $1,000 millones allá. Hasta el día de hoy no han autorizado ni un solo centavo”, afirmó. Para ese entonces, el Gobierno ya había logrado que los diputados le autorizaran $3,000 millones de deuda de bonos y préstamos. 

La negociación de créditos y preparar una emisión en los mercados extranjeros de deuda son tareas exclusivas del Ejecutivo. 

 Solo en ingresos de deuda el BCR registró $3,238 millones. De ese monto el Gobierno ha gastado $2,631 millones, más $12.58 millones, lo que totaliza $2,643.58 millones. El presidente del BCR dijo desconocer en qué se gastó este dinero.

 “No sabemos cómo se gastaron, lo que sí sabemos es que unos ingresaron y otros egresaron, pero cómo lo usó el Ministerio de Hacienda, no sabemos”, dijo a los diputados. 

 El Banco Central registró recursos que hasta el cierre de agosto no se habían ejecutado. De la deuda externa quedó pendiente un saldo de $606 millones y de la deuda interna registró un remanente de $418,000. 

Dentro de la deuda externa se incluye la emisión de $1,000 millones en bonos, colocada en julio pasado, pero Ramírez aseguró que $354 millones no pueden usarse porque la Asamblea debe aprobar su incorporación al presupuesto de 2020.

spot_imgspot_img

También te puede interesar

spot_img

Últimas noticias