- Publicidad -spot_img
spot_img
spot_img

Nayib Bukele a debate

¡Sigue nuestras redes sociales!

spot_img

Para muchos sectores del paí­s, lo más relevante del apoyo de la forma que sea a Nayib Bukele radica en la coincidencia de que los partidos polí­ticos ARENA y FMLN no deben gobernar más El Salvador.

Así­ pues, el rechazo a que triunfe por quinta vez en elecciones presidenciales el partido tricolor de derechas implica reconocer la voluntad de votar por ya sea por GANA, el FMLN e inclusive VAMOS. La alternativa de abstenerse o anular la papeleta de votación resulta fútil a toda costa en virtud que engrosa únicamente porcentajes irrelevantes durante el conteo de votos válidos.

Por otra parte, la dirección del FMLN sufrió un duro revés electoral, luego de expulsar a Bukele, en las elecciones del año 2018 cuando se eligió concejos municipales y diputados propietarios y suplentes. Para entonces Bukele, como revelarí­a Arysbell Arismendi, ya se encontraba en conversaciones para definir el rumbo de una candidatura presidencial con el partido GANA, sabiendo, sin lugar a dudas, que la conformación como partido polí­tico de Nuevas Ideas no se concretarí­a para lograr que corriera como candidato y que Cambio Democrático pendí­a entonces de un hilo para desaparecer.

Es indiscutible pues referir la sagacidad de Bukele para construir narrativas que catapultarí­an con mayor fuerza su popularidad barajando cada escenario extraordinariamente. Por ello no resulta sorprendente que Ricardo Ribera Sala relacione dos eventos puntuales entre Nayib Bukele y Vladimir Ilyich Ulyanov para plantear ulteriormente que la inscripción en GANA de Bukele (hecho secundario) no debe ser absorbida por la finalidad que se persigue (triunfar electoralmente este próximo 3 de febrero).

La audacia de las acciones de Bukele no sugiere rechazo popular, si se tiene en cuenta la gran variedad de encuestas publicadas a lo largo de esta campaña presidencial que le favorecen. Bukele más bien ha logrado capitalizar el repudio que despierta a muchos ciudadanos los partidos polí­ticos de mayor captación de votos, además ‘de que se sostiene como candidato independientemente de la popularidad del partido al que se afilie´ como afirma Sofí­a Rivera. Por tanto, es refutable creer (o insinuarlo) que tanto la narrativa como la inscripción de Bukele en GANA, perjudicarí­an la candidatura de este candidato.

Vladimir Ilyich Ulyanov logró el propósito de retornar a su paí­s para hacer triunfar la revolución luego de haber acertado en tomar el riesgo de subir a un tren ‘sellado´ que lo devolverí­a a Rusia. Nayib Bukele es el candidato inscrito en GANA, un partido con miembros que sugieren serios cuestionamientos como para exigir al candidato presidencial muchí­simo rigor en el quehacer de campaña y gubernamental. No obstante, Bukele representa una única alternativa electoral con verdaderas posibilidades para impedir que el grupo de Los Torogoces de ARENA ‘corrijan el rumbo´ del paí­s.

close

¡Hola! Nos gustaría seguirle informando

Regístrese para recibir lo último en noticias, a través de su correo electrónico.

Puedes cancelar tu suscripción en cualquier momento.

Comparte este contenido en:
Ricardo Paniagua
Ricardo Paniagua
Asesor político, catedrático y consultor en gestión de gobiernos municipales. Columnista ContraPunto

El contenido de este artículo no refleja necesariamente la postura de ContraPunto. Es la opinión exclusiva de su autor.

spot_img

También te puede interesar

spot_img

Últimas noticias