spot_img
spot_img
domingo, 16 de mayo del 2021

Motín en una cárcel de Venezuela deja cerca de 50 muertos y varios heridos

La versión oficial señala que se produjo tras un intento de fuga, pero las familias de las víctimas acusan a las autoridades de haberlos matado.

spot_imgspot_img

Al menos 46 muertos y un número indeterminado de heridos se registraron este viernes durante un motín en una cárcel de Venezuela. La versión oficial del Gobierno señala que el incidente se produjo tras un intento de fuga, como confirmó a Efe un funcionario del penal, quien también aseguró que la cifra de fallecidos podría subir porque el estado de algunos lesionados es de "extrema gravedad". Sin embargo, familiares de los fallecidos acusan a las autoridades de haberlos matado.

El motín comenzó en el Centro Penitenciario de Los Llanos (Cepello), en Guanare, unos 500 kilómetros al suroeste de la capital venezolana, donde la investigación continua 8 horas después, según explicó a Efe una fuente fiscal, quien no precisó las circunstancias en las que se produjeron los hechos.

Durante la refriega, en la que los reos usaron armas blancas y de fuego, así como objetos punzantes y una granada, resultó gravemente herido el director de la cárcel, Carlos Toro, apuñalado en la espalda y en la región occipital. Además, la teniente de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) Escarlet González, quien se encontraba en el lugar, fue alcanzada por esquirlas de una granada lanzada por uno de los reclusos implicado en el reyerta.

Los heridos de mayor gravedad fueron trasladados al hospital Dr. Miguel Oraá y los muertos llevados a una morgue improvisada en las proximidades de la cárcel en la localidad de Guanare, estado de Portuguesa, donde serán identificados para, posteriormente, informar a sus familiares.

El suceso se produce en un momento en el que Venezuela vive bajo orden de confinamiento y distanciamiento social a consecuencia de la pandemia por COVID-19, que mantiene en alerta a todos los centros sanitarios del país por mandato del presidente Nicolás Maduro.

Pese a la versión oficial que señala un intento de fuga el origen del incidente, varios familiares de los reos fallecidos el viernes acusaron este sábado a las autoridades de haberlos matado. Los al menos 50 muertos registrados durante el suceso eran presos y no se reportó ninguna víctima mortal de la parte de las autoridades carcelarias, informó a EFE un funcionario del centro penal de la localidad de Guanare que se encontraba trabajando en el momento en el que ocurrieron los hechos.

La actuación de las autoridades fue cuestionada también por diversas instancias internacionales, alguna de las cuales apunta a una masacre y coincide con la versión de los familiares de los presidiarios. "Es imposible, es inaudito. Estas personas (autoridades) como actuaron con estos muchachos, los mataron a mansalva, fue una masacre lo que hicieron", dijo ante los periodistas Víctor Calderón, padre de uno de los 50 fallecidos. El hombre explicó que este sábado recibió una llamada de los responsables de la cárcel, el Centro Penitenciario de Los Llanos (Cepella), por lo que pudo ingresar al penal en la mañana y reconocer el cadáver de su hijo a través de fotografías que le mostraron en una computadora.

"Los reos del Cepella fueron objeto de una masacre. Queremos desmentir ante los medios sociales que en ningún momento hubo intento de fuga", dijo, también ante los periodistas, Adriana Leandro, familiar de otro de los presos, mientras reclamaba información en las afueras del penal, en la ciudad de Guanare, en el estado Portuguesa. La mujer desmentía así la versión de algunas fuentes militares, según las cuales se produjo un intento de fuga que fue frustrado por los custodios y que dio lugar a la violenta escena.

Marline Hernández, también familiar de una de las víctimas, coincidió en el desmentido al explicar que algunos reos protestaban el viernes por el retardo en el pase de alimentos -que regularmente llevan los familiares a los internos- cuando empezaron a disparar contra los prisioneros. "Ayer vivimos un día de zozobra, angustia, preocupación, dolor, ver de la manera tan cruel y fría, despiadada, como asesinaron a muchos de los privados de libertad. Fue algo espantoso", relató la joven ante periodistas.

Varias organizaciones no gubernamentales, diputados opositores e instancias internacionales se pronunciaron por este hecho que hasta ahora ha sido confirmado a EFE por la Fiscalía de Venezuela sin que ningún otro organismo oficial ofrezca cifras de heridos o fallecidos.

"Estamos profundamente preocupados por los hechos violentos en la prisión de Guanare, en los que 46 detenidos (actualizados a 50) habrían resultado muertos y 75 heridos, incluidos autoridades del centro", expresó en Twitter la oficina de Naciones Unidas para los derechos humanos. La ONU llamó al Gobierno a investigar, "resolver el hacinamiento y garantizar derechos básicos".

Amnistía Internacional (AI), por su parte, señaló directamente al Ejecutivo de Nicolás Maduro al culparlo por intentar "justificar la violencia empleada, declarando que se habría tratado de un intento de fuga por parte de las personas privadas de libertad".

"Las grotescas imágenes de lo ocurrido, que ahora recorren el mundo, deben servir de recordatorio de que todas las personas responsables de esta atrocidad deben rendir cuentas frente a la justicia. La respuesta letal de las autoridades debe ser investigada y analizada a profundidad", dice AI en un comunicado.

spot_imgspot_img

También te puede interesar

spot_img

Últimas noticias