spot_imgspot_img
spot_imgspot_img
martes, 27 de julio del 2021

Montano apunta a Cristiani en caso Jesuitas

Consecuencias mediáticas y judiciales entre los escenarios que dibujan analistas polí­ticos en el caso

spot_img

El coronel retirado salvadoreño, Inocente Montano,  rindió este lunes su declaración ante el juez Manuel Garcí­a Castellón de la Audiencia Nacional de España (ANE) por su vinculación a la masacre de los jesuitas y dos de sus colaboradoras de noviembre de 1989, y en su declaración reconoció la presencia del expresidente Alfredo Cristiani en reuniones previas a la masacre.

De acuerdo con la revista Factum que tiene presencia en el juicio en Madrid, Montano dijo no haber tenido “nada que ver” en la decisión de asesinar a los seis sacerdotes jesuitas, y apeló a la cadena de mando, afirmando que Alfredo Cristiani, el primer presidente abanderado por el partido ARENA, era el jefe supremo de la Fuerza Armada Salvadoreña en 1989.

Lea también:  Se abre caso Jesuitas en España: Almudena Bernabeu

Aseguró además que el mismo Cristiani se reunió el alto mando de la Fuerza Armada a las 11:00 de la noche del 15 de noviembre de 1989, pocas horas antes de ejecutar la masacre en las instalaciones de la Universidad Centroamericana “José Simeón Cañas” (UCA) de San Salvador; no obstante, aseguró que nunca se habló de asesinar a los jesuitas.

Los escenarios

Para el analista polí­tico, Juan José Martel, la primera consecuencia de este señalamiento en contra del exmandatario es mediática.

“Se habí­a tratado de mantener a Cristiani fuera de ese problema, pero ya hay un militar (que fue su viceministo de Seguridad) que señalando cuál es la cadena de mando, define que comienza con la Presidencia de la República; es importante porque en este caso, Cristiani serí­a el principal autor intelectual y dejarí­a a Montano un poco fuera sino se demuestra que no está en la cadena de mano, lo cual dudo”, expresa Martel.

Dice que si se demuestra lo de la cadena de mando, los acusadores del caso podrí­a pedir una extradición; además, sostiene que la mención del primer presidente abanderado por ARENA sí­ podrí­a tener un efecto electoral debido a la coincidencia del juicio con los tiempos electorales en el paí­s.

 “Ojalá que fuera un efecto positivo de sentar las bases para una polí­tica de justicia restaurativa, pero tengo la impresión que será más visto en el sentido negativo de recordar las atrocidades que hubo en el pasado, pero sin proponer soluciones de cómo enfrentar el futuro”

Lea también:  Juzgado español decreta prisión provisional contra Montano por Caso Jesuitas

Por su parte el analista y exdiputado, Jorge Villacorta, dice que se debe profundizar más en el señalamiento, y que la Asamblea Legislativa debe impulsar una Ley de Justicia Restaurativa para poder saber qué procede judicialmente con acusaciones del pasado, para llegar a la verdad y no solo por castigar.

“No se puede aplicar el Código Penal actual frente a una situación como esta que debe de legislarse. Cuando la Sala de lo Constitucional derogó la Ley de Amnistí­a, abrió un espacio para que Legislativo construyera un marco legal acorde a estas situaciones”, opina Villacorta.

Manifiesta que si se profundiza en el señalamiento, ve difí­cil una extradición de Cristiani a España, cuando el sistema judicial salvadoreño lo podrí­a procesar acá.

Asimismo, dice que el caso no tendrí­a por qué tener repercusiones polí­ticas, si se trata de individualizar las responsabilidades.

 “No veo incidencia polí­tica. Son cosas del pasado que si se llega a establecer la verdad, serí­a responsabilidad individual de la persona y no polí­tico-partidaria”, expresa.

En tanto, el firmante de los Acuerdos de Paz, Roberto Cañas, es enfático al basarse en las conclusiones del informe de la “Comisión de la Verdad” sobre las irrefutables pruebas contra los implicados. Pero también opina que en el marco judicial en el caso de Cristiani, serán las pruebas las que definan su futuro.

“Desde el punto de la verdad jurí­dica, que debe estar documentada con pruebas, si no se logra comprobar la responsabilidad de Cristiani, es muy difí­cil llegar a algo. Si no hay pruebas o testigos, no hay caso”, opina Cañas.

Sobre una silla de ruedas, el militar y exviceministro de Defensa se dirigí­a a la esperada sesión con el juez  Garcí­a Castellón. Es el único miembro de todo el grupo de gobernantes salvadoreños que será juzgado en España por ordenar en 1989 la conocida como “Masacre de la UCA”.

Montano está acusado de cinco delitos de asesinatos terroristas y crí­menes de Lesa Humanidad.

spot_img

También te puede interesar

Mario Beltrán
Periodista sección PolÃítica en ContraPunto. Graduado de Comunicaciones en Universidad Cristiana de las Asambleas de Dios.
spot_img

Últimas noticias