spot_img
spot_img

Militares intentaron capturar a un fraile sin ningún motivo legal

¡Sigue nuestras redes sociales!

A los militares le pareció "sospechosa" la apariencia del religioso, pero una veintena de monjas y sacerdotes evitaron, que los soldados lo apresaran injustamente.

Cerca de una veintena de sacerdotes y religiosas evitaron que un fraile fuera detenido por soldados de la Fuerza Armada de El Salvador durante una acción irregular del régimen de excepción, según informó el director del Instituto de Derechos Humanos de la UCA, José María Tojeira.

Tojeira abordó esta temática, durante una entrevista realizada en la radio de ese centro de estudios superiores, en la cual abordaron el tema de las detenciones en el marco del régimen y violaciones al debido procedimiento que se está denunciando, especialmente al detener a inocentes sin ninguna base o investigación de que hayan cometido algún delito.

“Yo fui testigo de la detención de un fraile que iba por la calle y lo detuvieron. Afortunadamente pudo avisar por teléfono a gente que estábamos cerca y había una buena proporción de monjas, de religiosas, y ya nos fuimos un buen grupo de sacerdotes y monjas a decir: miren, este es religioso”, indicó.

El religioso -no identificado- había sido retenido por militares, al parecer solo porque sospechaban “de ojo” de él.

“No nos lo querían dar, lo tuvieron 40 minutos, todavía las monjas, sobre todo había una que tenía bastante soltura para explicar las cosas, estuvo más de media hora hablando con uno de los militares y decían que no lo podían entregar hasta que llegara la Policía”, continuó.

Agregó que “al final nos lo dieron, imagino yo que porque estábamos unas 20 personas y nos les gustaba que el público que pasaba viera a tanta monja y curas reunidos allí discutiendo con ellos”.

Para el ex-Rector de la UCA, este tipo de procedimientos dejan varias lecturas, una de ellas es que los militares no están preparados para hacer esto, pues como sucedió con el sacerdote retenido, lo hicieron guiándose por la impresión que le causó el aspecto del fraile.

Tojeira insistió en que las autoridades no pueden estar haciendo detenciones de personas inocentes ni estar haciendo detenciones “de un modo aleatorio” y que detener a una persona “sin indicios de culpabilidad o de haber cometido algún delito es una falta de profesionalidad absoluta”.

“No se puede andar agarrando a gente porque si es o no es, o porque parece que es, por que suponemos que es. porque alguien dijo que es pero no tengo ningún delito contra él, concreto, más que la supuesta pertenencia a grupos terroristas, pero sin testigos, en base a deducciones, porque vive en tal zona, porque tiene un tatuaje, porque es joven. Ese tipo de razonamientos que no tiene mayor sentido y además realizados por personas que no están capacitadas. A veces el Ejército que está arrestando gente y son gente que no está preparada para perseguir el delito y ni siquiera tienen sistema de investigación”, añadió.

Hasta el momento las autoridades han liberado a 168 ciudadanos porque no se les comprobó la acusación.

Tojeira también se enfocó a otros aspectos que se derivan del régimen de excepción, uno de estos es cómo se está manejando el tema de las muertes dentro de los penales, de las que dijo no parece que se esté investigando y que si no la hay el Estado se vuelve “cómplice necesario” de esas muertes.

Hasta el momento se reportan nueve personas muertas dentro de las cárceles durante el régimen de excepción. La Dirección General de Centros Penales no se ha pronunciado sobre este asunto.

Solo el ministro de Seguridad, Gustavo Villatoro, defendió el profesionalismo de la Policía Nacional Civil (PNC) y del Ejército durante la ejecución del régimen de excepción.

Las denuncias de las familias de algunos fallecidos han señalado que sus muertes han sido provocadas.

Comparte este contenido en:
spot_img

También te puede interesar

Redacción ContraPunto
Redacción ContraPunto
Nota de la Redacción de Diario Digital ContraPunto
spot_img

Últimas noticias