spot_img
spot_img
miércoles, 12 de mayo del 2021

Mensaje navideño electoral

Deseando a los ciudadanos del mundo una feliz navidad y un próspero año nuevo escribo estas lí­neas.

Vivimos cambios tan importantes en todo el mundo que es imposible negar que vivimos una nueva era.

A los salvadoreños nos corresponde en febrero del 2019 la oportunidad de elegir un nuevo presidente y lo más importante esta vez es que tenemos la oportunidad de cambiar de régimen y no solo gobierno.

Cambiar de gobierno serí­a continuar con las polí­ticas neoliberales que los partidos de izquierda y derecha han desarrollado los últimos cuarenta años que fuerzan a trabajar en la informalidad, a dividir la familia al necesitar emigrar, crea delincuencia, corrompe personas e instituciones y finalmente enriquece a quiénes han apoyado está corruptas polí­ticas.

Cambio de régimen es diferente pues además de cambiar de gobierno debemos cambiar la estructura de gobierno, debemos instrumentar la honradez en el manejo del gobierno y sus instituciones, castigar ejemplarmente la corrupción, enseñar a los polí­ticos que desempeñar un cargo es un honor, pues se sirve al pueblo y que su salario y prestaciones deben ser las que el pueblo esté dispuesto a pagar. Servir como funcionario público y gozar de seguros médicos, privilegios y bonos que el pueblo no recibe, no está obligado a pagarlos por lo que esta práctica debe terminar.

Con el recorte de despilfarro y prebendas podremos llevar mejor preparación a los maestros, mejorar sus salarios y llevar educación de calidad a todo el paí­s.

¡Cambio de régimen es lo que necesitamos!

Es importante salvadoreño con derecho a votar que tengan claro que la decisión está en su conciencia a la hora emitir el voto.

Sabes que se dan fraudes electorales, el más reciente lo vivimos en marzo de este año, cuando fueron impuestos los diputados que habí­an sido electos, pero son los quienes les hacen el mandado a los patrones.

La única forma de que el fraude no se dé es que el candidato ganador obtenga más de 52 % de los votos en la primera vuelta, cómo recién sucedió en México.

Esto implica sacrificio, madrugar y llevar a la familia a votar.

Así­ de fácil es lograr un cambio de régimen.

Ya sabes que las escobas, las láminas y las mentiras de los empleados que repiten consignas de sus amos te han llevado a vivir en la miseria y esto tú lo puedes cambiar con tu voto.

Tú tienes el arma más poderosa y lo sabes, demanda tu derecho a vivir mejor, no vendas tu libertad. Acepta los regalos y vota por una vida sin engaños, con honestidad.

El Salvador tendrá el gobierno que tú decidas.

Ernesto Panamá
Ernesto Panamá
Columnista de ContraPunto, Escritor salvadoreño; Máster en Edición, con 13 obras publicadas

Últimas entradas