spot_img
spot_img
jueves, 06 de mayo del 2021

Mejores perdedores

Nayib Bukele y su grupo de apoyo han logrado una nueva victoria polí­tica nacional: lograron interpretar el malestar que sentí­a la población por el comportamiento de los partidos polí­ticos tradicionales; aglutinaron a esa población en el movimiento polí­tico Nuevas Ideas; superaron los obstáculos para participar en las elecciones presidenciales; esquivaron la propaganda sucia de los partidos tradicionales; superaron los conflictos que surgieron entre Nuevas Ideas y el Partido Gana; no obstante que disminuyó el porcentaje de personas que participan en elecciones presidenciales, Nuevas Ideas ganó las elecciones en primera vuelta.

Los partidos derrotados, especialmente el FMLN, deben realizar una autocrí­tica profunda sobre su actuación polí­tica en la oposición y en el gobierno, así­ como en la campaña electoral que ha finalizado; señalar y apartar a las personas corruptas que tanto daño han causado a la imagen partidaria; analizar los planteamientos y actitudes de Nuevas Ideas, que hicieron que la mayorí­a de los ciudadanos, depositaran su confianza en ese partido; anunciar a la población cuales son los aspectos en los que están dispuestos a dar su apoyo al nuevo gobierno; superar los prejuicios que tienen contra Nayib Bukele y los miembros de su grupo de apoyo, valorar lo que esas personas pueden hacer para el bien del paí­s.

Se debe hacer una oposición constructiva; no deben continuar con ese comportamiento de dar apoyo a iniciativas gubernamentales a cambio de prebendas y privilegios, sino que en función de la posible efectividad de esas iniciativas para superar los problemas de la nación y las necesidades de los distintos grupos de la población; combinar su apoyo a todo lo bueno que impulse el nuevo gobierno y la critica constructiva de lo que no les parezca. Algunos de los aspectos de la problemática nacional que debe analizar los partidos de la oposición, son los siguientes: gobernabilidad; lucha contra la corrupción; modelo económico que se pretende aplicar; inversión privada y empleo; polí­tica fiscal, gasto social, inversión y endeudamiento público; respeto de los derechos humanos y  delincuencia; administración del uso del agua; explotación de la minerí­a metálica; orientación de la educación; naturaleza del sistema integral de salud; desarrollo económico local; auditorí­a ciudadana; así­ como planificación compartida a largo plazo.

Los partidos de oposición deben de tratar de ganar nuevamente la confianza de la población, con su manera de ser y de actuar; para ello deben fortalecer la formación polí­tica e ideológica de los miembros; revisar la forma de conectarse permanentemente con la población y la transmisión de la opinión pública hacia los niveles de dirección; realizar una comunicación transparente de la actuación partidaria, así­ como dar oportunidad y  escuchar la crí­tica de las bases.

La razón fundamental del rechazo de la población a los partidos tradicionales es que estos hicieron de la corrupción una forma normal de negociación entre ellos; pero también otras formas de corrupción como el nepotismo, el no cumplir con las funciones de los puestos de trabajo, el aprovecharse de los puestos de trabajo o de dirección del partido para viajar y cobrar viáticos, el no realizar las tareas partidarias o no exigir su cumplimiento.

Santiago Ruiz
Santiago Ruiz
Columnista Contrapunto

Últimas columnas