spot_imgspot_img
spot_imgspot_img
domingo, 25 de julio del 2021

Marn mantiene alerta roja por lluvia en territorio nacional

Las lluvias generadas por la depresión tropical Eta en El Salvador siguen representando un riesgo sobre todo en la zona sur-occidental del país.

spot_img

La Dirección General de Protección Civil ha decidido mantener la alerta roja en territorio nacional, debido a que el Ministerio de Medio Ambiente (MARN) informó que continuarán las lluvias lo que es un riesgo para la ciudadanía, porque suelos que representan probabilidad de deslizamientos y material rocoso.

Las lluvias generadas por la depresión tropical Eta en El Salvador siguen representando un riesgo sobre todo en la zona sur-occidental, específicamente en el departamento de Santa Ana, en el Limo y Montecristo. 

El MARN aclaró que el riesgo no ha disminuido y que hay zonas que aún se encuentran acumulando 238 y 167 milímetros de lluvia, de un promedio general de 2,000 milímetros anuales. “La lluvia continúa, se detiene en algunos momentos, pero no significa que haya disminuido”, dijo el ministro de Medio Ambiente, Fernando López.

Según el reporte de emergencia climática, se han evacuado preventivamente 2,168 personas que han sido llevadas a 56 albergues en diferentes zonas de El Salvador. Los trabajos de contingencia se han realizado, mayormente desde anoche, en la zona de Morazán y La Unión, donde se han hecho traslados de familias hacia albergues por el aumento del caudal en los ríos.

Las lluvias se prevén de moderadas a fuertes, siempre en la zona sur-occidental, con énfasis en Santa Ana y Chalatenango y en los alrededores de la cadena volcánica.

La comisionada presidencial de operaciones y gabinete de gobierno, Carolina Recinos, informó que en algunos albergues que ya estaban constituidos por las comisiones de Protección Civil y las alcaldías se tuvo que trasladar ayer a las familias porque se encontraban en condiciones no adecuadas.

“Tuvimos que hacer algunos cambios en San Salvador y Soyapango para grupos que estaban albergados en muy malas condiciones”, enfatizó.

Los registros del MARN reportan altos niveles de concentración de lluvias en el oriente y norte del territorio. Se destaca más de 200 milímetros de lluvia en la zona de Las Pilas, mientras que en el resto del territorio sigue el monitoreo por el riesgo de desbordamientos de ríos.

López explicó que hay riesgos moderados de desbordamientos en los ríos Goascorán, Grande y Jiboa, la cuenca media y baja del Lempa, además de zonas como Cara Sucia, Mandinga, Comalapa, estero de Jaltepeque, la bahía de Jiquilisco y Siramá.

Mario Durán, ministro de Gobernación y Desarrollo Territorial, dijo que en función de dichas amenazas se mantiene la alerta roja a escala nacional y que todo el sistema de protección civil está trabajando para disminuir los riesgos e hizo un llamado a la población para atender las indicaciones de las autoridades.

“No hay que bajar la guardia es importante entender que la acumulación de lluvia ha sido grande”, indicó Durán.

La comisionada presidencial Carolina Recinos dijo que se han atendido 95 contingencias, debido a las lluvias, de ellas se destacan 31 árboles caídos, dos cárcavas, 19 deslizamientos de tierra, dos inundaciones, 12 fallas en los sistemas de suministro de agua potable y 27 en los de electricidad.

Eta deja atrás Cuba y llegará a Estados Unidos como huracán

La tormenta tropical Eta, que dejó un saldo de cientos de muertos y desaparecidos en Centroamérica, enfila rumbo a Estados Unidos después de pasar por Cuba en las últimas horas, informó este domingo el Centro Nacional de Huracanes (NHC) de Estados Unidos.

Según el último boletín de la agencia estadounidense, emitido a las 13:00 hora local (17:00 GMT), Eta podría provocar peligrosas marejadas, inundaciones repentinas y fuertes vientos en Florida, aunque seguirá afectando a la costa norte de Cuba.

El fenómeno meteorológico se encontraba en ese momento a unos 235 kilómetros de la isla de Marathon, en los Cayos de Florida, unos 275 kilómetros de Miami, y continúa su rumbo nornoroeste.

Una vez que salió de nuevo al mar, Eta se fortaleció de nuevo y tiene unos vientos máximos sostenidos de 100 kilómetros por hora, cerca de alcanzar los 119 kilómetros por hora que lo convertirían en huracán, según la escala Saffir Simpson.

Precisamente se espera que supere esa cota poco antes de que su ojo alcance los Cayos de Florida.

Pero lo que más preocupa son las fuertes lluvias que dejará en las próximas horas en Cuba, Jamaica, Bahamas y el sur y centro de Florida. 

spot_img

También te puede interesar

Redacción ContraPunto
Nota de la Redacción de Diario Digital ContraPunto
spot_img

Últimas noticias